Compartir

cabecera PLL

Este artículo contiene spoilers de la sexta temporada de PLL

Después de seis larguísimos años, en los que las protagonistas de Pretty Little Liars han sufrido numerosas desgracias y desarrollado decenas de teorías sobre la identidad de -A, al fin le hemos puesto cara al malo de la serie: ¡Era CeCe Drake!

CeCe Drake

Tras una floja quinta temporada, la peor de toda la serie, los fans reclamaban que se desvelase la identidad del psicópata que llevaba cinco años y medio torturando a las chicas de Rosewood para que la trama dejase de girar en un círculo vicioso en el que ellas sospechaban de alguien, perseguían todas las pruebas para incriminarle y, finalmente, se descubría que no era culpable. Habiendo ya desconfiado de todos los personajes principales y secundarios, no quedaba más remedio que ofrecerle al espectador lo que llevaba ansiando desde 2010.

Si de algo pecó Pretty Little Liars en la quinta temporada fue de excesiva falta de ritmo en muchos de sus episodios, y lo han sabido solucionar por todo lo alto en la primera mitad de la sexta (recordamos que Freeform emite las dos mitades separadas: una en verano, que acaba de finalizar, y otra a partir de enero, con especiales de Halloween o Navidad de por medio). Para conseguirlo hemos asistido a un polisecuestro adolescente con bien de tortura; una nueva relación lésbica; la aparición de nuevos personajes de la nada (un must en todas las temporadas); el descubrimiento de Charles, el hermano abandonado de Alison DiLaurentis; nuevas visitas a Radley, el psiquiátrico por el que han pasado la mayoría de las chicas y, sobre todo, saber que -A era CeCe Drake.

La verosimilitud hace mucho que dejó de ser un problema para los creadores de una serie protagonizada por unas adolescentes que, vestidas y maquilladas como si asistieran a la semana de la moda de París, consiguen investigar y llegar más lejos que la policía y el FBI sobre todos los sucesos del pueblo de los que, además, siempre son protagonistas.

Pretty Little Liars es más que un placer culpable que ha sabido reinventar el género del drama juvenil en televisión, sus protagonistas copan las nominaciones a los Teen Choice Awards y han convertido a esta adaptación literaria de Sara Shepard en un auténtico fenómeno adolescente que sólo tiene parangón con las sagas cinematográficas.

pretty little liars

¿Qué nos espera a partir de ahora? 

Recordamos que I. Marlene King anunció que la ficción finalizaría tras la séptima temporada. Esto quiere decir que, a pesar de descubrir el gran secreto de la serie, aún les quedaría temporada y media para abrir y cerrar tramas. Para ello, la historia se adelantará cinco años en el tiempo (se sincronizará con la edad real de algunas de ellas), habiendo Aria, Hanna, Emily, Spencer y Alison finalizado sus estudios universitarios. Tras un pequeño oasis narrativo que se nos hizo bastante cuesta arriba, volvemos a tener ganas de su regreso. Lo habéis vuelto a conseguir, bitches, nos tenéis de nuevo a vuestros pies.

Fon López

2 Comentarios

  1. Al principio esta serie me intrigaba (placer culpable, como decís), pero al final se volvió tan absurda que dejé de verla. Y lo peor es que está claro que ningún guionista sabía quién era A al empezar, lo que convierte el final en una patraña. Un saludo.

  2. Juan, tienes razón pero, curiosamente, la absurdez es uno de los atractivos de PLL, que tiene el mérito de conseguir ser atractiva a pesar de cargarse la suspensión de incredulidad del espectador. A mí particularmente las explicaciones de este episodio me han convencido, pero tendría que revisionar (y probablemente lo haré) capítulos viejos para ver si todo me cuadra. Un saludo.

Dejar una respuesta