Compartir

 

PPZ_D002_00588_(1).jpg

 

Si JANE AUSTEN levantara la cabeza, se convertiría en un personaje de la readaptación de su propia novela al género zombi. Sí, habéis leído bien: una de las novelas más importantes de la literatura universal convertida en una novela gráfica de época (y zombis, muchos zombis), y ahora adaptada al cine. Triple carambola. Hasta aquí todo bien (o muy mal, depende de cómo se mire): así complementaremos las civilizadas peleas dialécticas entre los jóvenes enamorados Elizabeth y Darcy con sangrientos desmembramientos de muertos vivientes viniendo del inframundo. Fantástico. Es como ABRAHAM LINCOLN: CAZADOR DE VAMPIROS otra vez. Parece que los grandes estudios de Hollywood no aprenden nada.

 

null

 

DAVID O. RUSSELL, autor del primer borrador del guion y primer director de esta mamarrachada, cayó del proyecto (según sus propias declaraciones en el Wall Street Journal) por desavenencias con los productores hacia finales del año 2010. “Pensé que una horquilla de 40 a 50 millones de dólares era el presupuesto ideal para hacer una película al estilo de SHERLOCK HOLMES (GUY RITCHIE, 2009), romance-acción de época con zombis”, declaró al periódico yanqui. Pero el estudio “solo” le preparó un presupuesto de 25 millones, el mismo con el que había rodado THE FIGHTER, lo cual a RUSSELL le pareció “frustrante y un sinsentido”.

La adaptación navegó a la deriva en un annus horribilis con angustiante baile de nombres y constantes reescrituras del borrador: para la dirección se barajaron nombres como MIKE NEWELL y MATT REEVES (que respondieron a Lionsgate con un no rotundo), NEIL MARSHALL (con quien no consiguieron ponerse de acuerdo), MIKE WHITE (que no pudo quedarse con el proyecto por contratos preexistentes con la HBO) y, por último, CRAIG GILLESPIE, que también acabó abandonando a finales de 2011 un proyecto que parecía muerto antes de nacer. No menos problemas ha habido con el reparto. Desde NATALIE PORTMAN (lo cual hubiera sido divertido, puesto que su dopplegänger en la industria, KEIRA KNIGHTLEY, protagonizó la adaptación de la novela original de AUSTEN) hasta SCARLETT JOHANSSON estuvieron ligadas al papel de Elizabeth Bennet, así como BRADLEY COOPER (actor fetiche de RUSSELL) lo estuvo para el de Darcy.

 

 

A mediados de 2013, el reparto quedó cerrado con LILY JAMES (DOWNTON ABBEY, CENICIENTA) y SAM RILEY (ON THE ROAD) a la cabeza, y con las estelares contrataciones de CHARLES DANCE y LENA HEADEY (JUEGO DE TRONOS), y MATT SMITH (DOCTOR WHO); la silla del director fue entregada a BURR STEERS (17 OTRA VEZ), quien, en sus propias palabras, reescribió el guion “resaltando todo el Orgullo y prejuicio latente”. La película, que se estrenó en Estados Unidos la semana pasada, al mismo tiempo que ¡AVE, CÉSAR!, de los COEN, recibió críticas mixtas y recaudó cerca de un 25 % de su presupuesto. Aún queda esperanza en este mundo.

Para los que aún tengan curiosidad, ORGULLO+PREJUICIO+ZOMBIS se estrena en nuestro país el primero de abril de este mismo año. Aquí pueden echarle un ojo al tráiler.

 

 

 

Pol Llongueras

No hay comentarios