Compartir

Orgullo + Prejuicio + ZombisLlamamos prejuzgar a hablar antes de conocer, algo que el ser humano hace constantemente, ya sea por el físico o por cualquier otro factor. Las personas están llenas de prejuicios ante cualquier situación, ya sea cuando van a conocer a una persona nueva en su grupo de amigos como cuando van a ver una película. En muchas ocasiones, este aspecto no nos favorece, ya que esa opinión previa se puede volver en nuestra contra. Esto es lo que ocurre con la nueva cinta de Burr Steers, Orgullo + Prejuicio + Zombis, puesto que, cuando se conoció la noticia de que Steers llevaría al cine este mashup de la novela Orgullo y prejuicio (Jane Austen, 1813) llamado Orgullo, prejuicio y zombies (Grahame-Smith, 2009), se oyeron una serie comentarios como: “Esto va a ser una aberración…”,”¿Pero va en serio o es una broma?” Pues sí, va en serio. Steers ha llevado el libro de Seth Grahame-Smith (un best seller, por cierto) a la gran pantalla. Esta no sería la primera vez que se coge uno de los clásicos de la literatura inglesa de Austen y se le da una vuelta de tuerca. También lo hizo el escritor Ben H. Winters, que transformó Sentido y sensibilidad en Sentido y sensibilidad y monstruos marinos (2009).

Orgullo+Prejuicio+ZombisSteers, además de director y guionista, es actor. Es conocido por sus papeles como secundario en películas de Tarantino como Pulp Fiction y Reservoir Dogs. Como director y guionista ha destacado por sus comedias románticas: Siempre a mi lado, 17 otra vez, o La gran caída de Igby. Steers ha sido el “valiente” que ha llevado a los cines un libro clásico (en este caso de Jane Austen) tras la modernización que hizo antes Grahame-Smith con su libro. Este último fue el encargado de coger la romántica historia de Austen e introducir una invasión de zombis en plena Inglaterra del siglo XIX. Y es que Grahame-Smith es ya todo un experto en estas transformaciones, puesto que hizo algo similar con el decimosexto presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, al escribir la novela Abraham Lincoln: Cazador de vampiros, obra que Timur Bekmambetov llevó a la gran pantalla y que no tuvo demasiado éxito; sin embargo, a estos la idea no les salió nada mal.

Orgullo+Prejuicio+ZombisOrgullo + Prejuicio + Zombis cuenta la historia que todos aquellos que conozcan la de Austen sabrán, pero que, por si acaso, avanzamos. La cinta narra la vida de las cinco hermanas Bennet y su ansia por contraer matrimonio con un hombre rico (una de las preocupaciones que tenían las mujeres sin dinero en la Inglaterra del siglo XIX). La señora Bennet se entera de que el señor burgués Bingley se interesa por una de sus hijas, Jane. Pero las cosas se complicarán cuando aparezca un personaje de alta categoría, el señor Darcy, para alborotar toda la situación. A este escenario hay que añadirle que una plaga de zombis acecha la Regencia británica de 1819, hecho que complicará aún más la historia de amor y, en general, la de todos los habitantes de la población inglesa de Meryton. Sin embargo, esta situación no será un inconveniente para las hermanas Bennet, entrenadas estrictamente por su padre para enfrentarse a los no muertos.Orgullo + Prejuicio + ZombisEl guion, basado en las novelas de Austen y Smith, es una adaptación bastante conseguida que han llevado a cabo Steers y David O. Russell (La gran estafa americana, Joy), así que no esperéis encontraros con un diálogo novedoso. Aquellos que prejuzgaron el filme antes de verlo pueden quedarse tranquilos: Austen no tendrá que levantarse transformada en zombi, puesto que no han destrozado su obra. Sin embargo, esto no quiere decir que sea una obra maestra; pero sí que da lo que promete: la historia del señor Darcy y Elizabeth Bennet, unidos (no solo con su amor) en el campo de batalla para librar a su país de la amenaza zombi.

Uno de los inconvenientes de este proyecto (que también es enfocado como un aspecto positivo) es que no sabemos cómo categorizar la película, ya que pasa de una escena de risa (las discrepancias de un principio entre Elizabeth Bennet y el señor Darcy) a una romántica (jugueteos entre Jane Bennet y el señor Bingley); de una de acción (las hermanas Bennet con su corpiño y armas muestran sus tácticas de artes marciales) a una de batallas “terroríficas”, donde los zombis acechan a los ingleses. Asistimos, además, a distintos cambios de plano en un abrir y cerrar de ojos.

Como punto positivo, podemos destacar su capacidad para atraer a un público de lo más variopinto, ya que indaga en varios géneros; pero eso sí, no creemos que los fans más puristas de los zombis y de series como The Walking Dead queden muy satisfechos, debido a la caracterización y la actuación de los muertos vivientes que aparecen en la cinta (aquí un zombi puede mantener una conversación e incluso puede hacerse pasar por ser un humano sin serlo).Orgullo + Prejuicio + ZombisLa película contiene algunas escenas cómicas, pero no tantas como las esperadas, lo que constituye, sin duda, un gran error. Tampoco pasaría nada si no se hubiese sido tan fiel al libro de Austen, ya que se podría haber conseguido un toque más fresco, divertido y parodiado. Además, hay ciertas expectativas que no se cumplen (esperábamos más momentos gore y con zombis), y su lentitud narrativa (dos horas de película), tampoco ayuda demasiado. Steers se ha recatado demasiado, a nuestro modo de ver, con lo que parecía generar en un principio.Orgullo + Prejuicio + ZombisEn cuanto al elenco, es correcto. Los protagonistas encargados de llevar el peso del filme son Lily James (La Cenicienta), que interpreta a Elizabeth Bennet, el papel que hizo en la versión de Joe Wright en 2005 nuestra querida y fantástica Keira Knightley, (aunque en un principio se habló de que sería Natalie Portman, esta no pudo aceptar la propuesta de Steers y se quedó con el puesto de productora) y Sam Riley (Maléfica) como el señor Darcy (no es Colin Firth en la serie de 1995, que también se adaptó de esta historia, pero se puede ver). La pareja en la ficción traspasa su feeling en las batallas y en el amor que sienten el uno por el otro. También cabe destacar el papel del primo de las hermanas Bennet, el señor Collins, que es encarnado por el fantástico Matt Smith (Terminator Génesis, Doctor Who), y el del señor Wickham, interpretado por Jack Huston (¡Ave, César!), quien se introduce perfectamente en el rol de hombre con cara de pocos amigos que tiene algo que ocultar. También completan el reparto Charles Dance (Juego de Tronos) como el señor Bennet y Lena Headey como la dama Catherine de Bourgh. La actuación de Headey es buena, pero las expectativas eran muy altas (se generó un gran boom cuando se supo que participaría en esta película), es decir, esperábamos más de esta actriz, conocida por su papel como Cersei en la serie Juego de Tronos). Contábamos con que Lena tuviera una intervención más impactante; en cambio, su personaje se queda en un segundo plano.Orgullo + Prejuicio + ZombisEl encargado del vestuario es Julian Day, que nos presenta vestidos de época de gran calidad para los bailes. De la fotografía, técnicamente correcta, se encarga Remi Adefarasin, mientras que Padraic McKinley se ocupa del montaje. Podemos destacar aquí un gran trabajo por parte de ambos, que contaban con un presupuesto bastante alto.

Así que ya sabéis, queridos seguidores clásicos de la literatura inglesa de Austen: nada de orgullo (que es muy malo y “está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos”), porque tenéis que reconocer una cosa: las Bennet, bajo su corpiño, son unas expertas en artes marciales, y tampoco lo hacen tan mal. Y antes de entrar en la sala, recordad que ni son todos los que están, ni están todos los que son, puesto que, dependiendo del número de cerebros humanos que se ingieran, el sospechoso zombi hará despistar al público ¿Os atrevéis a echar un baile con el señor Darcy?

LO MEJOR:

  • No empeora la novela original de Jane Austen.
  • Las hermanas Bennet, expertas en artes marciales, matando zombis.
  • Vestuario y montaje correcto.
  • Da algo más de lo que se esperaba.

LO PEOR:

  • Cinta larga.
  • Guion poco novedoso.
  • Se echan en falta más escenas gore con zombis.
  • Se podía haber aprovechado más a Lena Headey.
  • No reconocer que no es una aberración.

María Páez

No hay comentarios