Compartir

 

NO SE ACEPTAN DEVOLUCIONES. Crítica. Cine y estrenos en El Palomitrón.

 

 

“Mi papá decía que el miedo es como una criatura de la naturaleza que el hombre es capaz de dominar.”

 A través de esta frase, el director novel, Eugenio Derbez, hace girar una cinta alrededor del miedo y cómo enfrentarse a él, pasando por lo complejo de las relaciones humanas y de la vida en general.

Valentín (EUGENIO DERBEZ) es un mujeriego, cuyas conquistas se cuentan por cientos y con un miedo aterrador al compromiso. Pero un día, su vida da un giro cuando un antiguo ligue se presenta en su casa, dejándole un bebé y desapareciendo.  Valentín decide ir a Los Ángeles en su búsqueda y a pesar de que no termina encontrándola se instala en la ciudad para dar un hogar al bebé y se establece como un exitoso especialista de Hollywood. Pasan lo años y Valentín cuida de Maggie (LORETO PERALTA), que crece en un mundo de fantasía creado por él para que la niña no sienta la pérdida de la madre en ningún momento. Todo ello en un estilo de fantasía propio de BEGNINI en LA VIDA ES BELLA. Cuando Maggie cumple siete años, reaparece en escena la madre, trastocando todo el mundo de fantasía en el que se veían envueltos tanto Valentín como Maggie.

 

NO SE ACEPTAN DEVOLUCIONES. Crítica. Cine y estrenos en El Palomitrón.

 

A pesar de que prácticamente todo el peso de la historia recaiga sobre los dos personajes protagonistas (Valentín y su hija Maggie), a lo largo de la historia van apareciendo una serie de secundarios que ayudan a dar más ritmo a la película, como el productor que le da trabajo en Hollywood (DANIEL RAYMONT), o la madre de la niña (JESSICA LINDSEY), actriz norteamericana con sólida experiencia en series televisivas  como MEDIUM, WITHOUT A TRACE y LEY Y ORDEN. Y es esta madre tardía la que otorga a la cinta de un realismo que hace bajar del mundo de fantasía al padre y a la niña, sumiéndoles en una realidad mucho más dura y cercana al espectador.

EUGENIO DERBEZ debuta como director con esta amable y distendida cinta, cuyos objetivos principales son hacer reír y conmover al espectador. Y los cumple ampliamente. El cómico mexicano adapta a la gran pantalla un argumento sencillo y explotado hasta la saciedad en la gran pantalla, (hombre soltero y despreocupado que de repente se ve con la responsabilidad de mantener a un bebé ya que la madre lo ha abandonado).

 

 

NO SE ACEPTAN DEVOLUCIONES. Crítica. Cine y estrenos en El Palomitrón.

 

Sin embargo, tiene ciertos toques y gags que acaban funcionando, especialmente debido al natural y refrescante personaje de Maggie, que contrasta con el a veces un tanto sobreactuado DERBER. En todo caso, esta película se convierte en una apuesta entretenida, amable y vitalista para ir a verla a la gran pantalla que, pese a un guión manido, contiene un final lleno de giros inesperados que dejarán un poco descolocado al espectador.

Quizás ese sentido de realizar una película agradable que haga reír al espectador sin mas pretensiones, junto a una cuidada promoción por parte de TELEVISA, sean la clave del éxito para que EUGENIO DERBEZ haya logrado recaudar, hasta el momento, más de 90 millones de dólares en todo el mundo, y que se haya situado como una de las cuatro películas de habla no inglesa más taquillera de la historia en EE.UU., al lado de TIGRE Y DRAGÓN, LA VIDA ES BELLA o HERO.

 

 

LO MEJOR:

  • La interpretación de Maggie por la niña debutante LORETO VALVERDE, que actúa con gran naturalidad en toda la cinta, muy por encima a veces de los otros personajes adultos.
  • La secuencias de animación al comienzo de la película.
  • El final, que nos descubre un misterio que se va creando durante la cinta y que da un giro a los acontecimientos surgidos.

 

LO PEOR:

  • Su argumento, quizás demasiado trillado y conocido por el espectador.
  • Su duración es un poco extensa, en algunas partes se ralentiza la película, haciendo sentir al espectador que podía haber salido media hora antes.

 

Sonsoles Caro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta