Compartir

 

NO CONFIES EN NADIE. CRITICA EN EL PALOMITRÓN

 

Mientras el exceso de secuelas, remakes y  biopics inundan nuestras salas dejando algunos géneros algo huérfanos, el thriller recobra el protagonismo perdido de hace unos años reconciliándose con el público y volviendo a ser protagonista en películas de estreno como VENGANZA 3, BLACKHAT  o ´71.

NO CONFIES EN NADIE, es un entretenido thriller psicológico, correcto y efectivo, en el que la amnesia se convierte en el personaje principal sobre el que giran los acontecimientos.

Tras su ópera prima BRIGHTON ROCK, ROWAN JOFFE vuelve a confiar en la literatura y el suspense para firmar su segunda película y reafirmarse como un director al que hay que empezar a no perder de vista. Basándose en el exitoso best seller homónimo de J.J.WATSON, JOFFE nos adentra en el mundo de Christie, una mujer de 40 años que después de un grave accidente no puede recordar más que un día. Su existencia desesperante la obliga a darse cuenta que no es la  jovencita que ella creía para descubrir que es una mujer casada, con la vida resuelta y cuya rutina diaria se reduce a componer su vida para que todo cobre sentido.

 

noconfies2

 

¿Os imagináis levantarse cada mañana en un lugar desconocido, al lado de un extraño y ni siquiera reconocerte en el espejo? Efectivamente: claustrofóbico y perturbador.

NICOLE KIDMAN, actriz que tiene en su haber películas tan emblemáticas como MOULIN ROUGE o LAS HORAS, construye un registro con ecos a su trabajo en LOS OTROS (ALEJANDRO AMENÁBAR, 2001) y ponerse en la piel de Christie, una ama de casa asustada y atormentada que intenta descubrir su pasado, analizando el presente, pero siempre con un límite de 24 horas. Desgraciadamente, su excesiva teatralidad hace que su actuación quede poco convincente, restando veracidad a su personaje. Por suerte, las grandes interpretaciones de COLIN FIRTH ( EL DISCURSO DEL REY, MAGIA A LA LUZ DE LA LUNA) como su marido, y MARK STRONG (SHERLOCK HOLMES, LINTERNA VERDE) como el psiquiatra que la trata, enriquecen notablemente la película, incluso dando la sensación, en el caso de STRONG, de que su personaje no se ha aprovechado al máximo y que podría haber dado mucho más juego.

 

noconfies 3

 

La comparación con EL ROSTRO DEL ASESINO de JULIEN MAGNAC, pero sobretodo con MEMENTO, de CRISTOPHER NOLAN  es inevitable. Esa utilización de las notas o fotos para poder recordar o los ya esperados giros narrativos, imprescindibles en el género, juegan en contra de NO CONFÍES EN NADIE. Pero a pesar de las odiosas comparaciones, que en este caso concreto se limitan simplemente a lo estrictamente puntual (la falta de recuerdos y la amnesia) podemos afrimar que cualquier parecido es pura coincidencia.

El principal problema al que se enfrenta ROWAN JOFFE es un enrevesado argumento cuya trama puede resultar demasiado complicada, amén de que algunas piezas no encajen en multitud de ocasiones, llegando a marear al espectador. Una idea inicial buena que no se ha sabido explotar correctamente. Pero incluso con todo ello  JOFFE sabe dar forma a un ambiente opresivo y una atmósfera de asfixia conseguidos principalmente por los juegos de planos cortos, la mezcla de claroscuros  y los efectos de sonido en determinados momentos, consiguen mantener la atención del espectador y la tensión, clave principal en este tipo de películas.

Con todos sus defectos la película es correcta y efectiva. Una cinta sobre la memoria y la identidad que atrapa al espectador desde el principio, centrando nuestra atención y acelerando nuestro pulso. En definitiva una apuesta interesante que aunque no aporte nada nuevo nos traslada al retorcido laberinto de la mente humana donde las piezas no siempre acaban de encajar.

 

LO MEJOR:

  • La forma convincente de la intriga y la angustia en ciertos momentos de la película.
  • Los giros argumentales aunque predecibles, convencen.
  • Las perfectas actuaciónes de COLIN FIRTH y  MARK STRONG.
  • Entretiene y no aburre.

 

LO PEOR:

  • La acelerada sucesión de conflictos cuya idea inicial no se ha sabido explotar.
  • El guión sin atisbo de originalidad que es olvidable rápidamente.
  • La interpretación plana y teatral de NICOLE KIDMAN.

 

Silvia Estivill

1 Comentario

Dejar una respuesta