Compartir

tortugas ninja 1

Las simpáticas tortugas vuelven a la pantalla después de pasar dos años en la sombra. Esta nueva incursión en el trillado universo vuelve a contar con la estrella Megan Fox, e incorpora nuevas caras como Tyler Perry o  Stephen Amell, protagonista este último de la serie Arrow. El filme cuenta (a grandes rasgos) la misma historia que su predecesora, y los pequeños cambios efectuados son insuficientes para que la producción de Michael Bay destaque frente a otros blockbusters que sí han despuntado este año.

Mirage Studios fue el encargado de publicar el primer cómic de las tortugas ninja mutantes adolescentes. Después de tres series animadas, cinco películas, videojuegos e incluso una tira de periódico han demostrado de sobra su capacidad para generar dinero. En 2009 Mirage Studios decidió vender sus derechos a Viacom, conglomerado que, por desgracia, prepara muchos planes para los explotados galápagos.

tortugas ninja 2

El clan del pie vuelve a la carga después de liberar al despreciable Shredder. El malvado villano planea (de nuevo) ser dueño y señor de la tierra con la ayuda de un científico loco, el líquido que mutó a las tortugas y un extraño ser de otro planeta que viene con sorpresa. Las adolescentes tortugas deberán actuar de inmediato si quieren proteger la ciudad de Nueva York. Leonardo, Michelangelo, Raphael y Donatello contarán con el respaldo de su ayudante April O’Neil (Megan Fox), un policía (Stephen Amell) y el simpático Vernon (Will Arnett), quien se atribuyó el mérito de todo lo acaecido en la primera parte de esta repetitiva historia.

tortugas ninja 5

Esta nueva incursión pone el punto de mira sobre los simpáticos galápagos y relega como secundaria a Fox (actriz que fue protagonista de la primera entrega) a un papel plano y superficial. Poco o nada se nombrará a la intrépida reportera, ahora relegada a mera comparsa. Las onomatopeyas, el vestuario subido de tono y las expresiones artificiales serán sus únicas acciones. Por su parte, los cuatro adolescentes serán cuestionados y se verán puestos a prueba no solo físicamente. El problema del liderazgo o la sensación de querer estar fuera del grupo serán problemas que deberán abordar las casi adultas tortugas. Ellas solas (sin ayuda de su amado sensei) deberán enfrentarse a varias decisiones vitales que les harán cuestionarse todo lo que han conocido y pondrán en peligro su misión principal.

Tortugas ninja 3

La película es predecible y agotadora. Podrían haberse esforzado y planteado una historia más original, centrada en su verdadero antagonista, un personaje vital que apenas tiene escasos minutos en pantalla pero que despierta muchas preguntas. La verosimilitud tampoco hace acto de presencia, ya que se ofrecen demasiadas soluciones fáciles del tipo: tal personaje se enfrenta a una situación complicada, seguro que si él mismo dice que controla este campo podemos justificar que realice una acción increíble. Además, nos mete el consabido discurso científico que tantas películas usan (el espectador no entiende nada de ciencia, es probable que con un par de palabras rebuscadas podamos justificar esta mamarrachada). Nada de esto sirve.

Las escenas de acción han sido mejoradas y son muy  variadas: persecuciones en coche, múltiples explosiones y las consabidas luchas cuerpo a cuerpo (estas también suelen acabar con una explosión) Por si esto fuera poco, la película también incluye naves, inclemencias climáticas… Un batiburrillo de efectos visuales sin apenas sentido. Vale que la que la técnica esté bien ejecutada (no sorprende que películas de cuantiosa factura cuiden este tipo de aspectos), pero estos detalles no son imprescindibles a la hora de realizar una buena película. El joven Dave Green dirige esta película (la segunda en su precoz carrera) consiguiendo peor resultado que Jonathan Liebesman, encargado de orquestar la anterior entrega.

Tortugas ninja 4

La producción de Bay es un mero producto. Esperen lo típico: chascarrillos sobre pedos, machismos encubiertos, palabras que, supuestamente, están de moda, publicidad intentando pasar encubierta  y mucha, muchísima acción. Suponemos que los fans acérrimos de las tortugas no saldrán decepcionados y disfrutarán simplemente con verlas de nuevo y que también gustará a los habituales consumidores de blockbusters. Pero no nos engañemos: las tortugas ninja apelan a la nostalgia y no vislumbran nada nuevo bajo el sol.

 

LO MEJOR:

  • Los problemas que surgen entre los protagonistas.

LO PEOR:

  • Parecidísima a la primera (pero algo peor).

  • Ver de nuevo a las tortugas es agotador.

 

Isabel García

No hay comentarios