Compartir

nerve 1

Los tráileres pueden engañar o bien destriparnos la película (cosa que ocurre en los últimos tiempos). Con respecto a lo primero, Nerve aparenta ser una simple historia de teenagers sobrehormonados y que no se despegan del móvil. El visionado ofrece mucho más que eso. Nerve nos adentra en el mundo de las nuevas tecnologías desde su lado más perverso, y aquí es donde esta película adopta su mayor atractivo: una premisa que promete.

Vee es una estudiante de secundaria, tímida y a la que no le gustan los riesgos, que decide apuntarse a un juego online llamado Nerve basado en pruebas de atrevimiento y en el que deberá elegir si ser jugadora u observadora. Se trata de un juego que trastornará su vida en todos los sentidos.

La premisa de Nerve no solo es interesante desde un punto de vista narrativo y de entretenimiento, sino que además, salvando las distancias, es un tema de actualidad que vivimos cada día en nuestra sociedad. Basta con pensar en la era Pokemon Go, un juego online que trasciende de una manera demasiado real en las vidas cotidianas de millones de personas. Una realidad virtual que se ha convertido precisamente en eso: una realidad. Nerve refleja esta pasión por un juego que hace recordarnos que el más lejano pasado puede volver encubierto de cualquier manera. Sí, nos situamos en la época romana donde los gladiadores serían los jugadores; el pueblo, los observadores y quienquiera que esté detrás del juego Nerve, el emperador romano que da las órdenes con el pulgar de perdonar o no la vida. Y esta crítica a la falta de evolución de la sociedad es lo que convierte a Nerve en una de las premisas más interesantes de este año. Sin embargo, su ejecución es lo que no acaba de convencer para ser realmente una película redonda.

nerve2

Los directores Henry Joost y Ariel Schulman (Viral, Catfish) optan por una estética demasiado teenager llena de tópicos de videoclips de MTV y con una música muy pop que pretende ser rebelde. Y en eso se queda, en una intención de transgresión (sobre todo en su último tercio de metraje) que resulta flojo y con pocas ambiciones. La cinta se basa en su mayor parte en americanadas demasiado vistas, como en fiestas de adolescentes o en peleas absurdas entre los mismos, y sobre todo en motivaciones poco profundas y realistas por parte de la protagonista como para ingresar en el juego que plantea la película.

Nerve tiene toques y momentos que producen auténticos escalofríos y mantiene la tensión del espectador, aunque va perdiendo fuelle y credibilidad a medida que nos acercamos al desenlace. Una pena, ya que podríamos habernos encontrado ante una nueva La ola si se hubiera planteado desde un punto de vista más maduro, más oscuro y con un tono menos ñoño.

Emma Roberts (Scream Queens) y Dave Franco (Ahora me ves 2) protagonizan esta cinta interpretando unos papeles más que correctos y que enamorarán a los adolescentes (¡alerta de carpetas forradas!). La química creada entre los dos resulta, sin embargo, algo forzada, con diálogos demasiado básicos y que ya hemos podido ver en demasiadas películas de amor insulsas. El problema no son ellos como actores, sino la atmósfera teen creada y la poca credibilidad que le aporta a la historia de “amor” que nos pretenden vender. Los personajes secundarios son un gran fallo en Nerve. La amiga popular integrante de las animadoras pero insegura en el fondo, el mejor amigo de la protagonista que se mete en todos los marrones por ella porque está secretamente enamorada de ella, la otra amiga que solo sirve de relleno en la historia… ¿Os resulta familiar? Sí, queridos espectadores, lo mismo de siempre. Es hora de que los guionistas no trabajen los personajes de manera tan superficial y repetitiva.

nerve 3

Nerve es una película que podrá llegar a maravillar a los más jóvenes, a aquellos que realmente creen que cazar un pokemon es un trabajo y a los fanáticos de conseguir miles de “Me gusta” en Instagram. Nerve interesará y satisfará a los demás espectadores que busquen pasar un rato entretenido y sientan curiosidad por las nuevas tecnologías y su lado más oscuro.

Es cierto que Nerve es una película que podría haber dado más de sí, pero parece ser que los directores tuvieron muy claro que querían dirigir su película a un público más joven (y realmente funciona). Aunque su mensaje calará en todo tipo de público (o eso esperamos): las nuevas tecnologías son una amenaza de la que muchos no son conscientes todavía y… la estupidez humana no tiene límites.

 

LO MEJOR:

  • Su premisa y luces de neón.
  • Su eficacia entre los teenagers.

LO PEOR:

  • El último tercio.
  • Su falta de ambición.
  • La simpleza (y estupidez) de ciertos personajes secundarios.

 

Gabriela Rubio

Reseña Panorama
Nuestra valoración
Compartir
Artículo anterior¿HARRY POTTER Y LA VUELTA AL CINE?
Artículo siguienteMASTER OF NONE: MUCHAS COMEDIAS EN UNA SOLA
Abogada defensora de las causas perdidas que nunca ha dejado de soñar. El cine ha sido mi fiel compañero desde que tengo uso de razón, así que toca devolverle todo lo que me ha dado durante todos estos años. Ya no vale ser mera espectadora desde la butaca, ha llegado el momento de actuar, de ir más allá. Ya era hora, ¿no? Luces, cámara y acción.

No hay comentarios