Compartir

El Palomitrón - Mr. Gay Syria

Ser homosexual es una condición de riesgo en buena parte del planeta. Hasta 70 países siguen persiguiendo por ley a la comunidad LGTBI, 8 de ellos con pena de muerte. El auge del DAESH en Oriente Medio ha agravado la ya de por sí complicada situación de la comunidad, en constante peligro de captura y ejecución. Muchas de estas personas, en su condición de refugiadas de guerra, sufren la doble discriminación de ser migrantes y perseguidas por su orientación sexual. Esto inspiró a la directora Ayse Toprak para rodar el documental Mr. Gay Syria, que ha estado presentando en España tanto en Lesgaicinemad como en el Festival de Sevilla.

Mahmoud es un refugiado sirio en Alemania que ha hecho de la lucha por los derechos de sus compatriotas LGTBI su motor de vida. Una de sus acciones como activista ha consistido en organizar clandestinamente el concurso Mr. Gay Syria con refugiados de su país en Turquía. La idea es que el ganador pueda acudir al certamen Mr. Gay World en Malta y lo aproveche como altavoz para denunciar la situación de toda la comunidad tanto en su país de origen como en Turquía, además de concienciar sobre la realidad de los refugiados de guerra.

La película narra las dificultades del ganador de Mr. Gay Syria para conseguir la documentación para viajar a Malta, que se niega a expedir visados para refugiados sirios, a la vez que conocemos la doble vida que tiene que mantener en Turquía para no perder a su conservadora familia. De la lucha de Mahmoud por ayudarle tanto a él como al resto de participantes y de la dura cotidianidad de los chicos nace una historia cuyo final sigue sin escribirse.

Película Mr. Gay Syria - El Palomitrón
Mahmoud, refugiado sirio y activista LGTBI

“Estos son los hombres más valientes del mundo”, dice Mahmoud en el momento de anunciarlos como candidatos a Mr. Gay Syria, algo que repitió Ayse Toprak en la presentación del documental en Sevilla. “No son víctimas para mí, sino hombres extremadamente poderosos de los que he aprendido el valor por la vida y cómo lo muestran al mundo”.

Refiriéndose a los constantes incumplimientos de los países europeos, entre ellos España, de acogida de refugiados, Toprak aseguró querer mostrar con su película que “no hay nada que temer respecto a estas personas”. A la pregunta (tanto a ella como dos de los protagonistas de la película, que acudieron a Sevilla para verla por primera vez) sobre qué podemos hacer desde nuestra posición, la respuesta fue clara: “Tenéis que hacer lobby para presionar a vuestro Gobierno para que acoja a más refugiados. Ese es el comienzo. También hacer por conocer a las personas que ya están viviendo en este país y con las que hay una evidente falta de comunicación. Hablar con ellas, perder el miedo”. Miedo que vencen estos chicos al jugarse la vida para dar testimonio fílmico de su situación.

Se puede ayudar a la difusión de la película y de la actividad de Mahmoud a través de su página de Facebook.

Fon López

Compartir
Artículo anteriorFESTIVAL DE SITGES 2017: MUSA
Artículo siguiente¡AVANCE EXCLUSIVO DE YO-KAI WATCH, LA PELÍCULA!
He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.