Compartir

Anya Taylor- El Palomitron

La historia de amor entre un humano y una inteligencia artificial de la que todos nos enamoramos en Her (2014); la trama de Nathan y Caleb entre las montañas con la mujer robot, Ava, en Ex-Machina (2015); la periodista que accede a la primera inteligencia artificial del mundo en Uncanny (2014); el conmovedor filme de Un amigo para Frank, centrado en los cuidados a un anciano con demencia (2012); los futuros ayudantes de los humanos en el 2044 en Autómata (2014); Johnny Deep convertido en el Dr. Will Caster en Transcendence (2014)… Todos estos ejemplos tienen algo en común: fueron largometrajes estrenados en fechas recientes y que, además, tratan de un mismo tema. Como veis, este aspecto, el de la inteligencia artificial, es muy recurrido en el cine y gusta a todo fan de la ciencia ficción. Ahora, Luke Scott (el hijo de Ridley Scott, productor de la cinta) debuta como director con el largometraje Morgan (aunque ya colaboró como ayudante de dirección en Éxodus: Dioses y reyes).

La película cuenta la historia de la visita a un centro de una especialista en resolución de problemas corporativos para tomar una decisión: exterminar o no a Morgan, una peligrosa inteligencia artificial superior que ha sido creada y cuidada desde “bebé” por el humano y que vive atrapada por sus mismos creadores por la amenaza que supone estar en el exterior en contacto con personas.Kate Mara - El PalomitronAquí es donde entra su reparto: todo un lujo poder contar con Kate Mara (Zoe, nuestra periodista favorita de House of Cards), Anya Taylor-Joy (la niña que nos adentró en el delicioso terror en La bruja) y Rose Leslie (la famosa Ygritte en Juego de tronos). Este trío de grandes actrices tienen unos claros perfiles marcados en sus papeles, sobre todo Mara como la especialista enviada al laboratorio. Su personaje, Lee Weathers, es frío, calculador. Encontramos junto a ella a Taylor-Joy, que es Morgan, la inteligencia artificial que no percibe los sentimientos y sufre arrebatos que ponen en peligro a los humanos (con escenas ligeras de sangre y violencia), y también a Leslie, que interpreta a Amy, una joven cariñosa, creadora de Morgan, que ahora cuida de ella. Podría decirse que estas tres mujeres son uno de los puntos álgidos de la película. No podemos olvidar resaltar aquí a Boyd Holbrook tras el boom de Narcos (serie en la que interpreta al agente de la DEA Steve Murphy). En Morgan es uno de los encargados del proyecto, Skip. Por otro lado, también veremos a Paul Giamatti (San Andrés) como el Dr. Alan. Este es otro de los papeles que destacan, ya que, a partir de su aparición (en la escena clave del test de Turing) todo empieza a aflojarse como un muelle. Entre el trabajo de estos y la dirección, el nivel interpretativo es brillante en toda la cinta. Se nota que Luke tiene un buen maestro en casa.Boyd Holbrook - El PalomitronEl peligro sobre lo que es capaz de hacer dicho robot (que es uno de los temas centrales de la cinta) es que aparentemente Morgan parece una adolescente humana, pero carece de emociones, y la película se centra en este factor. ¿Es posible que puedan tener sentimientos las inteligencias artificiales? Este es uno de los debates interesantes en los que Scott indaga en el guion, pero con el que salimos de la sala sin haber aprendido nada nuevo: Seth W. Owen (Atisbadores) y Scott escriben un guion que, a pesar de ser entretenido, no aporta nada nuevo al cine de este tipo, que en ocasiones incluye momentos demasiado simples (incluso teniendo en cuenta el giro de guion en su final), algo previsible para quienes hayan visto más de una película de estas características. Se hubiera agradecido que se hubiese profundizado más en el tema científico: la evolución progresiva de las nanotecnologías de la joven.

Morgan - El PalomitronNo llega a haber un guion consistente que divague en los temas de la ciencia, ya sea porque se desconoce o porque intentan abarcar en 87 minutos temas complejos que ni en sus personajes ni en su trama quedan bien reflejados, a pesar de que parten de la interesante premisa de que el lado emocional no es percibido por dicha inteligencia. Asimismo, existe cierto error de guion bastante notable: a pesar de ver claramente que Morgan es una mujer, sus personajes y su historia hacen referencia a esta como un ser sin género. Además, podemos añadir que, a partir de la segunda mitad de la película, da la sensación de que se está disfrutando de una película de acción y no ciencia ficción, sin ningún tipo de trasfondo, y eso crea decepción en el espectador. Esta debilidad la arreglan los fantásticos planos fruto de la maravillosa fotografía de Mark Patten (Marte).

Creemos que, desafortunadamente, si por algo será recordada esta película es por ser de quien es y no por lo que es el sustento de su historia en sí. Otra historia sobre el tema de las inteligencias artificiales desaprovechada. ¿Alguien se anima con alguna más?

LO MEJOR:

  • Su elenco brillante de caras conocidas.
  • La dirección y fotografía.
  • Cierto toque gore.

LO PEOR:

  • Tiene un guion poco aprovechado.
  • Esperar más de lo que ofrece.

María Páez

No hay comentarios