Compartir

 

mio0

 

ISABEL COIXET nos tenía acostumbrados a una manera muy propia de hacer cine. Ella conseguía que, durante sus películas, el espectador experimentase infinidad de emociones distintas en alrededor de 120 minutos de duración. Todos nos quedamos prendados de la Ann (SARAH POLLEY) de MI VIDA SIN MÍ; nos quedamos prendados de los personajes de LA VIDA SECRETA DE LAS PALABRAS  y disfrutamos como locos con prácticamente cada trabajo de esta directora. Todos quedábamos maravillados con la forma de cuidar cada detalle en cada película que COIXET dirigía.

Con MI OTRO YO, su nuevo largometraje, ISABEL COIXET ha cambiado el rumbo de su cine. Ha decidido experimentar y cambiar de tercio para brindarnos una película cuya temática está a caballo entre el thriller y el terror, con un punto psicológico y oscuro, que pocas veces hemos podido encontrar en sus anteriores trabajos.

 

mio20

 

En esta ocasión, la protagonista de esta historia es Fay (SOPHIE TURNER), quien lleva una vida prácticamente perfecta hasta que comienza a ver visiones de alguien que le sigue y que, inexplicablemente, se parece demasiado a ella. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de una directora que nos ha tenido maravillados durante su trayectoria, MI OTRO YO no cumple las expectativas y se queda a medio camino entre el pequeño susto y el terror mediocre. La carencia de ritmo y continuidad en la película hace que el espectador se pregunte a menudo a dónde va a llegar esta historia de fantasmas. La trama tropieza una y otra vez y no termina de resolver asuntos que, en principio insignificantes, dan lugar a hechos más relevantes según avanza el guion, lo que termina siendo un puzzle que no acaba de ver encajadas todas sus piezas.

Por supuesto, no todos los aspectos de la película son desastrosos. Tampoco lo es la película en su conjunto. Salvando las distancias con el resto de los elementos cinematográficos que nos ofrece ISABEL COIXET en esta película, la actuación en general de los actores es más que brillante. Si bien es cierto que cuenta con un reparto digno de las mejores producciones, sólo por el trabajo de éstos ya  merece la pena descubrir lo nuevo de COIXET. A la cabeza del reparto tenemos a SOPHIE TURNER, archiconocida por encarnar a Sansa Stark en JUEGO DE TRONOS. Se trata de su primera aparición en la gran pantalla como protagonista y no decepciona en su interpretación de una adolescente con, lo que en principio parecen, problemas mentales.

 

mio10

 

En la galería de secundarios tenemos a GERALDINE CHAPLIN, que interpreta a una estupenda y graciosa vecina de la protagonista, aportando ese toque de vitalidad a la película que solo ella sabe dar, a JONATHAN RHYS MEYERS, cuya interpretación se queda a medio camino de lo esperado y a RHYS IFANS, probablemente, el que mejor ha sabido interpretar el papel que representa en la película, aportando el toque más oscuro del guion que centra la trama.

En cuanto a los aspectos técnicos, la cuidadísima fotografía corre a cargo de JEAN-CLAUDE LARRIEU, un habitual de la directora que ya ha trabajado con ella en MAPA DE LOS SONIDOS DE TOKIO, LA VIDA SECRETA DE LAS PALABRAS o MI VIDA SIN MI. Probablemente, sin la buena disposición de los escenarios y las imágenes que enmarcan esta historia, la película habría quedado bastante descompensada en relación al resto de los aspectos que presenta.

En definitiva, la nueva concepción que ISABEL COIXET ha querido dar a su cine no ha resultado tan satisfactoria como cabría esperar. Con un guion que apenas avanza durante la película, la historia queda estancada en el simple cuento de terror clásico que, en lugar de asustar y poner los pelos de punta, provoca algún que otro sobresalto producto de la decepción y de la mala costumbre que tenemos de esperar más.

 

 

 LO MEJOR:

  • La actuación del reparto es sobresaliente en casi todos los aspectos.
  • La fotografía con otro guion habría enmarcado perfectamente la película.

LO PEOR:

  • La trama es plana durante casi toda la película con algún que otro resquicio de cambiar de tercio.
  •  El exceso en el uso de clichés ya vistos infinidad de veces en cientos de películas de terror hacen de este largometraje una repetición de lo ya mostrado en otros trabajos.

 

 

Sheyla López

No hay comentarios

Dejar una respuesta