Compartir

Masters and Johnson El Palomitron

El pasado 14 de noviembre Movistar+ Series emitía el final de la cuarta temporada de Masters of Sex. Esta temporada ha sido como un terremoto para las tramas de la serie, que rompen con el nexo de unión común: Bill Masters.

Esta temporada de Masters of Sex ha sido irregular, tanto que ha emitido diez capítulos en lugar de los doce que acostumbraban a emitir. No eran pocos los rumores de que Showtime planeaba cancelarla en la próxima temporada e incluso muchos opinaban que este debería ser el final de la serie, a pesar de que casi todas las tramas estén inconclusas. Finalmente, los rumores se confirmaron y el pasado 30 de noviembre Showtime anunció su cancelación.

El caos de Masters y Johnson

Bill Michael Sheen El Palomitrón

El final de la tercera temporada dejaba a un Bill desolado por no poder retener a Virginia a su lado. Pero esto no era todo: problemas con la justicia, el cataclismo final de su matrimonio con Libby y su reputación profesional en duda, acrecentaban la desolación del doctor. Virginia decide distanciarse de Bill tanto en lo profesional como en lo personal, algo que afectará profundamente al funcionamiento de la clínica.

A las poco valoradas interpretaciones de Michael Sheen (Alicia a través del espejo) y Lizzy Caplan (Ahora me ves 2) como Bill y Virginia (Masters & Johnson, respectivamente), en esta temporada se unen Jeremy Strong (La gran apuesta) y Betty Gilpin (The Good Wife). Ellos son Art y Nancy, un matrimonio de psiquiatras poco convencionales que, en lugar de traer consigo la tranquilidad y profesionalidad que tanto requiere Virginia, conseguirán sembrar el caos y el desconcierto allá donde van.

La competencia sexual en Masters of Sex

Masters of Sex Cuarta temporada El Palomitrón

La vida personal de los trabajadores de la clínica siempre ha sido un tema clave en su desarrollo profesional. Abordando un tema tan íntimo como el sexo, la visceralidad de sus problemas personales a menudo causa estragos en sus investigaciones. Virginia ha llegado a un punto álgido tanto profesional como personalmente, mientras Bill ha tocado fondo. Virginia no tardará en darse cuenta de que necesita más a Bill de lo que quiere admitir, pero nada que ver con una relación de dependencia. Masters & Johnson es un tándem indivisible que nació de lo personal e, intentar separarlo, no hace más que acrecentar las carencias del equipo.

Por otro lado, la creciente fama de los doctores tras la publicación de su exitoso libro aviva la competencia. La obsesión de que cada terapeuta se está adueñando de sus métodos los lleva a infiltrarse en algunas consultas para poder probar que sus investigaciones están siendo plagiadas. Lo que no saben es que tienen al enemigo en casa.

Tramas secundarias para reflotar la temporada

Betty Masters of Sex El Palomitron

La trama inicial ha perdido peso en esta temporada. La relación clandestina de Bill y Virginia era uno de sus puntos fuertes y la separación no ha hecho más que evidenciar el crecimiento de un personaje más que otro. Bill Masters se somete a un tremendo crecimiento interior y a una evolución de personaje radical desde la primera temporada. Llega, en esta temporada, a unas cuotas interpretativas profundas y diversas que son de agradecer.

Pero, además de Bill, son los personajes como Lester (Kevin Christy) o Betty (Annaleigh Ashford) los que dan un punto de interés a estos diez episodios. Sobre todo el personaje de Libby que, tras liberararse de ese yugo que era su matrimonio, se ve sumida en una especie de crisis de los cuarenta que la lleva a una liberación plena. Su cambio, paralelo al de Bill, es el que sufre cualquiera que ha decidido estar ciego durante años y, de repente, se desprende de la venda. Sin duda, en El Palomitrón nos encantaría ver a Caitlin Fitzgerald (New Girl) nominada este año a alguno de los premios televisivos.

Ciatlin Fitzgerald Libby Masters El Palomitrón

Una cancelación dolorosa, pero esperada

Sin duda, esta serie se merece un buen final. Quizás, los hechos reales hayan limitado a los guionistas a la hora de contentar a los espectadores, pero siempre tuvimos a los secundarios para arreglarlo. Esta ha sido una cuarta temporada irregular, con algunos capítulos de gran calidad, pero que debería haber aportado mucho más. Una lástima que este sea el final de esta serie, cuyas dos primeras temporadas son brillantes. Os dejamos el tráiler para que valoréis vosotros mismos.

Lorena Rodríguez

No hay comentarios

Dejar una respuesta