Compartir

Master of None

Tras interpretar durante siete temporadas al divertido (a la par que exasperante) Tom Haverford en la deliciosa Parks & Recreation, Aziz Ansari consiguió que Netflix le comprara una serie escrita, producida, dirigida e interpretada por él mismo junto con Alan Yang. La plataforma estrenaba el pasado mes de noviembre Master of None, que ha acabado por convertirse en una de las comedias de la temporada y ha conquistado a críticos y académicos norteamericanos.

Ni Master of None se parece a Parks & Recreation ni Dev, su protagonista, a Tom Haverford. Si la serie de NBC contaba con un perfil muy definido y característico, el humor absurdo en falso documental, en la de Netflix se han sabido conjugar diferentes estilos humorísticos y se ha rebajado el histrionismo del actor. Ambos aspectos han sido un acierto y han servido para hacernos olvidar a un personaje tan inconfundible durante siete años y para reconocer a Aziz Ansari como un cómico con voz propia que tiene muchas cosas interesantes que contar.

¿Qué es Master of None?

Aziz Anzari

Muchos de los capítulos de Master of None podrían funcionar de forma aislada y se acercan más al cortometraje que al clásico episodio de sitcom con tramas autoconclusivas. Dev es un actor que se gana la vida principalmente protagonizando anuncios comerciales y que trata de conseguir papeles más relevantes. Sin embargo, esto apenas tiene peso y no es el hilo conductor de la primera temporada, a diferencia de otras comedias sobre intérpretes como The Comeback o Episodes. Solo existe una trama transversal (una historia de amor), pero tampoco está presente en todos los episodios y se desarrolla más en el segundo tramo de la temporada.

Para enfatizar el carácter cortometrajista de los capítulos, la cabecera tiene un estilo cinematográfico clásico, presentando el título del episodio y el nombre de los actores junto a los personajes que van a interpretar.

Se nota que Ansari y Yang han contado con mucha libertad creativa para tratar temas que les interesan con un enfoque muy personal. En ese sentido, Master of None podría considerarse una comedia de autor con bastantes elementos autobiográficos y aspiracionales en la que Ansari saca mucho partido de sus experiencias vitales, construyendo en torno a ellas una historia de autoafirmación sin llegar a resultar cargante o narcisista.

Dev and Rachel. Master of None

Sin embargo, toda su relación sentimental con Rachel (Noël Wells) está narrada bajo los códigos de las comedias románticas indies que suelen pulular por Sundance. Nashville, el capítulo 7, es una historia de amor contada en tres actos que, de tener mayor duración, no nos hubiera extrañado encontrárnosla en un cine de verano protagonizada por Joseph Gordon-Levitt.

Por otro lado, la serie explora determinados temas que preocupan e interesan a Ansari tanto por su implicación personal (Indios en televisión) como por una mera cuestión de empatía (Feminismo). Master of None es, además de todo lo anterior, una comedia comprometida que aborda asuntos no demasiado presentes en televisión como la vejez, la relación entre padres e hijos adultos y emancipados o la representación estereotipada de la comunidad india en la televisión norteamericana. Todos ellos contados de forma inteligente, nada maniquea y con un tono generalmente enternecedor.

Master of None cast

Todos estos elementos, combinados con gags de humor un poco más absurdo, conviven perfectamente porque están muy bien medidos. Si además le sumamos la participación de algunos cameos de nivel como Claire Danes, unos actores en estado de gracia y la casi total ausencia de histrionismo, se entiende por qué la serie ha gustado tanto a los académicos americanos y ha cazado varias nominaciones importantes para los Emmys 2016.

Con la renovación por una segunda temporada en el bolsillo, será interesante descubrir cuánto puede dar de sí el universo personal de Aziz Ansari, quien ya había estado a cargo hace casi una década de la (aquí desconocida) comedia de MTV Human Giant y que además tiene una dilatada carrera como monologuista.

 

Fon López

No hay comentarios