Compartir

 

malavita

 

Hay películas que te dejan pegada al asiento, mirando los créditos finales aparecer mientras tratas de procesar lo que acabas de ver. Hay otras que hacen que te venga a la mente una palabra o una experiencia que has vivido, de una forma inexplicable. En el caso de MALAVITA el “directed by LUC BESSON” de la pantalla venía acompañado con el “quien mucho abarca poco aprieta” que surgía en mi cabeza.

Y es que este popular refrán viene a resumir el principal problema de lo nuevo del director de EL QUINTO ELEMENTO o EL PROFESIONAL (LEÓN). Una familia norteamericana mafiosa se traslada a Normandía bajo el programa de protección de testigos del FBI escapando de ciertos sectores de la mafia y problemas con ellos. Pero ni ellos podrán cambiar sus viejas costumbres para adaptarse a esta nueva forma de vida, ni se puede huir del pasado. Un argumento de lo más atractivo pero mejorable a la hora de llevarlo a la práctica.

mala2

 

La película en sí tiene ciertos errores. Trata de abarcar todos los géneros y terminas sin saber qué estás viendo exactamente. Hora y 45 minutos de continuos gags sueltos que tratan de hacerte reír y sumergirte en una pequeña parodia de las películas mafiosas, de descolocarte (véase la hija adolescente llena de dulzura y de brotes psicóticos-violentos), de conmoverte (sentimentalismo un tanto cursi) o de sumergirte en una intermitente violencia. Y al final, entre asesinatos en masa, desmembramientos y momentos que verdaderamente conmueven, no sabes qué hacer.

 

mala3

 

El resultado es una trama que verdaderamente tiene potencial en torno a un guión mejorable y lleno de cambios bruscos de tono. Buena fotografía e hilado de secuencias que empieza siendo magistral y en sus últimos momentos desemboca en un plano tras plano y secuencia tras secuencia automático. Y si algo tiene de brillante esta producción, es su reparto. Los conocidos y reconocidos ROBERT DE NIRO, MICHELLE PFEIFFER y TOMMY LEE JONES firman unas muy buenas interpretaciones junto a una gran DIANNA AGRON y un prometedor JOHN D’LEO sobresalen y salvan una película que de guión les queda corta.

MALAVITA resulta atractiva, sí, y tiene una trama con un gran potencial pero no sabe llevarlo a la práctica y termina dejando un singular sinsabor. Una producción que se mueve en todo pero no ahonda en nada. Y es precisamente eso, su falta de definición por querer atraer a todos los públicos y aunar todos los géneros lo que le juega en contra y descoloca al espectador.

LO MEJOR:

  •  Un buen reparto que firman unas aún mejores interpretaciones
  •  La forma en que esta familia trata de adaptarse a su nueva vida

LO PEOR:

  • El guión en sí, mejorable
  • La forma en que trata de llegar a todos los géneros y no consigue hacerlo enteramente con ninguno de ellos

Lydia Martínez.

2 Comentarios

  1. Pues no me parece que vaya buscando todos los géneros. Desde el mismo principio sabemos que el personaje de Robert de Niro es un mafioso. Lo que sorprende luego es todo lo demás. Una película para entretener y pasar un buen rato. Si bien hay que pillar algunos momentos y frases para reírte.

    • Hola antonio:
      Es cierto que desde el primer momento se puede saber que el personaje de De Niro está en la mafia, pero creo que eso es independiente de que la película trate de tocar todos los géneros. Tiene escenas serias de pura violencia y que te meten totalmente en la trama de una película sobre mafias, pero entre medias enlazan momentos cómicos y crees que estás viendo una parodia de “El Padrino” o melodramatismos sobrecargados de sentimentalismo que no pegan mucho con la temática de la película, y al final, como a mi y a otras muchas personas, pasa que termina la película y no sabes si has visto una película de mafia pura, una parodia sobre las películas de mafia o cualquier otra de los géneros que toca. Pero entiendo tu punto de vista y lo bueno es poder debatir y compartir impresiones:)
      Gracias por haber leído la crítica.

      Lydia Martínez.

Dejar una respuesta