Compartir

Autocine Madrid en El PalomitrónPoco a poco vamos tachando de nuestra lista de deseos propuestas de ocio que echábamos de menos. Y esta, la de disfrutar de un autocine en Madrid, era una de las más demandadas (o soñadas) por todos los aficionados al cine, y también a los planes alternativos.

Con casi un siglo de retraso (la primera proyección en un autocine de 1921, en Comanche, Texas) llega a la capital un concepto de ocio heredado de forma directa de la cultura norteamericana, que abrazó esta forma de ver cine desde prácticamente sus inicios, llegando a sumar cerca de 4000 recintos en su época de auge (finales de los 50 y comienzos de los 60), una cifra que se ha reducido notablemente hasta los 400 autocines que actualmente operan en Estados Unidos. Y no olvidamos que en 1959 ya se inauguró un autocine en el periférico barrio de Barajas que apenas duró unos pocos meses, pero visto lo visto anoche, parece que por fin podemos hablar de un verdadero autocine que no solo presume de ser el más grande de Europa (tanta espera debía compensarse de alguna manera), sino también de perfilarse como un espacio multiusos que probablemente concentre en los próximos meses algunas de las propuestas de ocio más apetecibles de la zona norte de Madrid.

Porque es justicia recordar (y apuntar) que, si bien el cine y la proyección de películas conformarán la espina dorsal de la apuesta, esta se enriquece de manera insólita con su zona gastronómica y las posibilidades de utilizar el recinto para albergar eventos de empresa de toda índole.

Un cine operativo los 365 días de año

Grease en Autocine Race-El PalomitrónPara los amantes de las cifras, os podemos confirmar que el Autocine Madrid RACE abrirá todos los días del año, y que hablamos de un complejo de 25 000 metros cuadrados presididos por una pantalla de 250 metros cuadrados y una resolución 2K, la estrella del recinto. 350 plazas de parking y una zona complementaria de butacas de 450 metros cuadrados y capacidad para otras 100 personas aseguran un aforo óptimo para cerca de hasta 1500 visitantes.

La organización ha optado por un modelo de proyección norteamericano (terreno llano y pantalla elevada) y el audio llegará a los coches a través de una emisora FM, estando también presente en los altavoces de las zonas de ocio, para que la excursión a por comida o un refrigerio no suponga para nadie perder el hilo de la película.

Este viernes arranca su programación con el clásico Grease, una apuesta segura y también un guiño a la propia propuesta (todos nos acordamos de la desastrosa cita de Danny y Sandi en un autocine), pero poco a poco la programación dejará también sitio a los estrenos, preestrenos, ciclos, cortometrajes y proyecciones infantiles. No hay límites si hablamos de explotar su pantalla.

Grease en autocine Race-El Palomitrón

Sus horarios prometen ser regulares, aunque si hablamos de mantenerlo abierto todo el año será lógico que en función de las horas de sol estos bailen un poquito. Además, los fines de semana las sesiones concluirán con la programación de conciertos míticos de grandes bandas, así como conciertos retransmitidos en streaming.

¿Qué sabemos de los precios?

Como era de esperar, los precios son más moderados que los de las salas comerciales tradicionales, y en este capítulo nos encontramos con numerosos ofertas y descuentos que cubren prácticamente todo el espectro de público.

  • Adultos: 8€ fines de semana y 7€ los lunes, martes y jueves.
  • Carnet Joven, universitarios, familia numerosa y desempleados: 7€ fin de semana y 6,50€ los lunes, martes y jueves.
  • Niños: 4,50
  • Miércoles (día del espectador): 4,50€ para adultos, y 4€ para niños.
  • Oferta especial lanzamiento: 6€ los adultos y 4€ los niños (4,50€ y 3€, respectivamente, si coincide con el día del espectador)

Precios básicos y que deben servir de orientación, pues si tenemos en cuenta las posibilidades del espacio, no será de extrañar nuevos precios para nuevas actividades como ciclos o proyecciones especiales.

En la cartelera de su web siempre tendréis acceso a los precios de cada sesión, y también a la pasarela de compra de entradas.

Su oferta gastronómica

Autocine Race-El PalomitrónSea cual sea la actividad, Autocine Madrid RACE cuenta con un Diner al más puro estilo norteamericano. Os lo podéis imaginar: palomitas, perritos, hamburguesas, pizzas… que no falte de nada para ver la película cómodamente. Y además, y como ya puso en práctica este pasado verano el Centro Cultural Conde Duque con muy buena acogida en sus sesiones de cine de verano, también contaréis con una oferta paralela y complementaria basada en el concepto Food Truck para redondear el sabor norteamericano de la velada. A la mesa o en el coche, vosotros elegís.

La ubicación

El complejo está situado en la zona de Chamartín (C/ Isla de Java, 2) y llegar digamos que no es una ruta sencilla o para despistados, así que conectaos el GPS porque el acceso tiene su miga, al menos la primera vez. La organización, que parece ser consciente de este punto, lo que sí ha hecho es colgar en su web toda suerte de rutas según nuestro acceso. Castellana, M-607, N-1, M-30 (este u oeste)… Para cada caso hay un plano colgado en su web que podéis consultar en este enlace.

Podemos hablar de una apuesta por el cine, pero también podemos hablar a medio y largo plazo de un espacio cultural polivalente, que bien gestionado podría convertirse en un centro de ocio para todos los madrileños en general, y de manera especial para todos los vecinos del norte de la capital. Si todo marcha según lo previsto, quizá muchos madrileños de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Las Tablas o Montecarmelo, por citar solo algunos núcleos cercanos, no pasen de Chamartín los fines de semana.

Autocine Madrid RACE pinta muy bien, y una primera visita de primer contacto con la experiencia es prácticamente obligada, máxime cuando el centro de nuestras ciudades pierde por momentos su oferta cultural para dejar paso a más y más marcas, banderas del consumismo y tristes embajadores de los malos tiempos que vive la cultura en nuestro país.

Alfonso Caro

No hay comentarios

Dejar una respuesta