Compartir

Si ya nos tenía encandilados a la mayoría de mortales, esta noticia ya ni nos sorprende: según la revista Forbes, Scarlett Johansson es la actriz más taquillera de 2016. Las películas Ave César, de los hermanos Coen, y Capitán América: Civil War han recaudado un total de 1200 millones de dólares en taquilla. Este año la gloria en taquilla, por lo tanto, se la lleva una de las rubias más cotizadas de Hollywood, mientras que el año pasado encabezaba esta lista Chris Pratt y, en 2014, Jennifer Lawrence.

En la segunda posición de la lista se encuentran empatados sus compañeros de rodaje Chris Evans y Robert Downey Jr. con nada más y nada menos que 1150 millones conseguidos en taquilla mundial.

En cuarta posición se encuentra Margot Robbie por sus trabajos en Escuadrón Suicida y La leyenda de Tarzán con 1100 millones de dólares. Gracias a La llegada o Batman v. Superman, Amy Adams consigue la siguiente posición con 1040 millones de dólares, logrando Ben Affleck (El contable, Batman v. Superman) y Henry Cavill, por encarnar al Superman, los lugares sexto y séptimo, respectivamente.

Tras la fallida película de superhéroes Linterna verde, Ryan Reynolds entra en la prestigiosa lista en un puesto octavo gracias a Deadpool, una película diferente y provocadora como ya no las hay, por la que se recaudó 820 millones de dólares.

Cierran la lista Felicity Jones en un noveno lugar por Rogue One: Una historia de Star Wars y la española Un monstruo viene a verme con un total de 805 millones de dólares, y Will Smith en el décimo puesto por Escuadrón Suicida y Belleza oculta, con un total de 775 millones de dólares en taquilla.

A la hora de elaborar el ranking no se han incluido películas de animación y no se han tenido en cuenta a los actores y actrices que prestan sus voces (se han incluido únicamente en la lista a los artistas con más minutos en pantalla). Esperemos que en los años venideros cambie la restricción y se reconozcan las voces de los actores, ya que también es todo un mérito dar vida con el solo instrumento de la voz, como ocurre en pequeñas maravillas como Trolls o Vaiana.

Gabriela Rubio

No hay comentarios

Dejar una respuesta