Compartir

LIFE Y LA VIDA EXTRATERRESTRELa amplitud del cine de ciencia ficción permite visionar películas claramente fantásticas o, como en el caso de Life, proponer una situación que a día de hoy se antoja un tanto lejana pero que en unas pocas décadas podría ser algo que tener en cuenta. En cierta manera, Life podría ser calificado como un filme visionario.

Y es que la premisa de Life podría ser una situación bastante realista de aquí a unos pocos años: una sonda procedente de Marte trae consigo unas muestras biológicas para ser analizadas en la Estación Espacial Internacional (EEI) antes de ser reenviadas con seguridad a la Tierra, y determinar que, efectivamente, hay vida (y de la peligrosa) en Marte.

Nueva forma de vida en Life - El PalomitronLa nueva forma de vida es un bicho que va creciendo por momentos, tanto en tamaño como en mala leche. Esto, hay que reconocer, no es nuevo en el cine y se ha contado ya en numerosas ocasiones. Tampoco es nueva la actitud que toman los astronautas hacia su nuevo compañero, que no es otra que la de intentar acabar con él a toda costa. Life no se va a destacar por su originalidad en el uso, por parte de la tripulación de la EEI, de los distintos recursos para acabar con la vida del bicho, retahíla de métodos de destrucción demasiados usados ya en el cine de ciencia ficción. Por un lado nos encontramos con el uso de un lanzallamas dentro de una nave espacial, algo que en la realidad solo se podría calificar como de auténtica locura, ya que un fuego en el espacio, aparte de consumir parte del oxígeno que hay en la nave para poder respirar, es de las cosas más peligrosas que existen, puesto que es muy difícil de apagar en gravedad cero; en otro momento de la película se plantea abrir las escotillas de la nave para sacar el oxígeno (y hacer que el bicho muera de asfixia) o bien para que la temperatura de la nave se iguale a la del espacio exterior, que es de unos -270 °C aproximadamente, y congelarlo. Aunque se olvidan del factor presión, un aspecto que afectaría negativamente, tarde o temprano, al organismo procedente de Marte.

Nuevo pasajero en Life - El Palomitron

Pero lo realmente interesante es el planteamiento, muy acertado, de los protocolos en caso de encontrar vida más allá de nuestro planeta. Cómo deberíamos reaccionar y, sobre todo, qué procedimientos deberíamos desarrollar para evitar que una gran oportunidad como esa se transforme en una amenaza grave para toda la humanidad.

Sin duda, encontrar vida en otros lugares del universo sería considerado como el mayor descubrimiento hecho por los seres humanos. Resolvería muchas cuestiones científicas y generaría tal cantidad de nuevo conocimiento que sus beneficios resultan apabullantes. Sin embargo, este hecho conllevaría un dilema, una paradoja, y es la de cómo descartamos que esa nueva fuente de vida no sea, en realidad, un arma de doble filo. De hecho, hoy en día, muchos científicos como Stephen Hawking abogan por controlar nuestras emisiones radioeléctricas hacia el Universo para evitar ser detectados por civilizaciones extraterrestres más avanzadas que nosotros y evitar posibles “sustos”. Por tanto, desde un punto de vista científico, tan importante sería encontrar vida extraterrestre como desarrollar todos los procedimientos recurrentes de seguridad que, cómo se muestra en el filme, permitan evitar que la amenaza se propague si falla uno o varios de ellos. Procedimientos de seguridad que en muchos casos ya están implementados en la vida civil, como por ejemplo en hospitales para evitar el riesgo de contagiar epidemias o en el caso de las centrales nucleares para, en caso de accidente, contener la radiación. También ha habido un precedente real durante la carrera espacial cuando en las tres primeras misiones del Programa Apolo que tocaron la Luna (Apolo 11, Apolo 12 y Apolo 14): los astronautas que regresaban de allí eran metidos en una caravana aislada a modo de cuarentena por si en la Luna hubiera algún organismo peligroso para la humanidad. Pero en seguida se descartó peligro eliminándose este protocolo. Todo apunta a que no siempre va a ser así, y lo más seguro para nosotros, como especie, sería estudiar esa posible vida en su medio natural, es decir, enviando astronautas y científicos a la superficie de Marte, si ese fuera el caso.

Película Life - El Palomitron

Volviendo a la película, todos estos asuntos de seguridad se tratan desde una perspectiva bastante realista, aunque haya otros aspectos, como decíamos al principio, que se obvian con el fin de generar la típica tensión al espectador en este tipo de tramas. En resumen, podemos afirmar que estamos ante un filme bastante correcto.

Así que si te gusta la ficción realista, al estilo de Gravity, mezclada con un poco de tensión, al estilo de Alien, no debes perderte Life, pero ten cuidado, que tanta curiosidad mató al gato…

LO MEJOR:

  • La situación que se plantea en la película: ¿Qué debería hacer la humanidad, en cuestiones de seguridad, en caso de encontrar vida extraterrestre?
  • Las escenas en el espacio al estilo de Gravity.
  • La banda sonora, que ayuda a generar más tensión al espectador.
  • El final.

LO PEOR:

  • Algunos aspectos relacionados con la capacidad del extraterrestre para sobrevivir en el espacio exterior (vacío, temperatura de -270 ºC, presión, etc.) no parecen muy cercanos a la realidad.
  • La película, aunque genera muy bien el sentimiento de miedo, angustia y tensión típicos de este tipo de filmes, no acaba de fascinar como otros clásicos del género, siendo muy previsible en muchas secuencias.

Enrique Teruel Soria

Compartir
Artículo anteriorEL CINE Y LAS SERIES EN INFOGRAFÍAS: LOS SIMPSON
Artículo siguientePERROFEO WORKSHOP: MÓVILES DE CINE

Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta