Compartir

Estoy vivo - El Palomitrón

2017 va a finalizar dejando un sabor agridulce a los consumidores de ficción nacional. Mientras que las plataformas de pago no paran de anunciar y programar nuevos proyectos de producción propia, las nuevas series españolas han tenido un rendimiento irregular en la televisión en abierto y ningún estreno ha arrasado en audiencia.

Aun así, el último trimestre del año nos ha traído un ligero cambio de tendencias de consumo en el que formatos tradicionalmente potentes como Gran Hermano u Operación Triunfo se ven superados semanalmente por series nacionales. Los espectadores españoles eligen la ficción como primera opción cuatro días a la semana, tres de ellos dedicados a las series (lunes, miércoles y jueves) y uno al cine (domingo).

El esperadísimo e hiperpromocionado regreso de Operación Triunfo no ha podido hacer nada ante la novena temporada de La que se avecina en la noche de los lunes. Frente al buen 15 % que rondan las galas semanales del talent show, la comedia de Telecinco no baja de los tres millones de espectadores y el 20 % de share. En datos mucho más modestos se mueven Tiempos de guerra y Estoy vivo que, pese a ello, también son líderes de audiencia. El drama histórico de Antena 3 se mantiene en torno al 15 % de cuota de pantalla y ya supera al programa de Bertín Osborne. La serie de La 1, por su parte, ha liderado con nueve de sus diez episodios, siempre por encima de Gran Hermano y solo superada ayer jueves por el nuevo programa de Ana Pastor, muy promocionado y emitido sin apenas publicidad.

Traición - El Palomitrón
Traición, estreno próximamente en La 1

El reality de Telecinco, que vive su peor edición histórica, ya tuvo que prescindir del debate de los domingos en prime time por sus escuetos resultados de audiencia. A excepción de los especiales de La Sexta con motivo de la crisis en Cataluña, el cine ha sido la opción preferida de los espectadores para despedir la semana, con liderazgos alternados entre La 1, Antena 3 y, en las últimas semanas, la propia Telecinco. Curiosamente, la película más vista de la temporada también es española y se emitió el pasado domingo en la cadena de Mediaset: la cinta Ocho apellidos catalanes, con más de 3 500 000 espectadores y el 20,9 % de cuota de pantalla.

La próxima semana se emite la final de Masterchef Celebrity, el formato de entretenimiento más visto del trimestre. El martes siguiente es muy probable que La 1 estrene Traición y Telecinco El accidente, sus dos nuevas series españolas. Si los pronósticos se cumplen, la ficción nacional podría ser líder de audiencia cuatro noches a la semana, algo que no se produce desde hace varios años.

Fon López

No hay comentarios

Dejar una respuesta