Compartir

 

LA NUEVAS AVENTURAS DE CAPERUCITA ROJA. Crítica. Cine en familia. Cine y estrenos es El Palomitrón

 

Es un hecho: SHREK fue el pionero en trastocar los argumentos de los cuentos populares, y ofrecer a los más pequeños ir más allá de las tramas. Por eso ahora los lobos no son tan malos, ni las niñas tan crédulas. LAS NUEVAS AVENTURAS DE CAPERUCITA ROJA persigue ese carácter y va en la línea de la precuela. Claro que tiene similitudes con el argumento tradicional. Esta segunda parte bien podía llamarse “Al rescate de la abuelita”, porque de eso trata, aunque con más matices, más acción, y más personajes de los bosques: ardillitas, sapos, lobos y corderitos se pasan a la gran ciudad a perseguir el crimen y a las bandas de malhechores.

Tras una (demasiado) extensa introducción, donde se habla de que Hansel y Gretel han sido secuestrados, aparece la heroína: esa niña que ya conocemos, esa que no se quita su caperuza colorada, esa que quiere tanto a su abuela, esa que es… ¡karateka!. Sí, eso es: nuestra protagonista asiste a una escuela de pasteleras karatekas (los límites de la imaginación de los guionistas de animación son todavía difíciles de vislumbrar) es un templo al más puro estilo KUNG FU PANDA, que da cobijo a maestras y alumnas y guarda un tesoro al que venerar, cual elixir de la perfección: la tarta perfecta. He ahí el meollo de donde partirá la trama. Pongámonos en situación: caperucita posee otras facultades, ahora es una ninja con más recursos que ni Águila Roja ni MacGyver juntos, aunque ocurriendo esto en el marco de los dibujos animados, el pego es más que adecuado.

 

LA NUEVAS AVENTURAS DE CAPERUCITA ROJA. Crítica. Cine en familia. Cine y estrenos es El Palomitrón

 

Pese a todas sus promesas, bienintencionadas en un primer momento, la película necesitaría alguna revisión que otra. Esto es muy típico en las mezclas, que no siempre se anexionan bien. Aquí hay luchadores ninjas y agentes de policía emulando a los de la Gran Manzana. Pero la abuelita sigue siendo la abuelita. Porque con tantos cambios repentinos e inimaginables en un primer momento, la magia puede desvanecerse, y es lo que ocurre. Además el guion no acompaña, y salvo un par de chistes los demás parecen insertados con calzador.

 

LA NUEVAS AVENTURAS DE CAPERUCITA ROJA. Crítica. Cine en familia. Cine y estrenos es El Palomitrón

 

Sin embargo, hay ingredientes simpáticos que redimen la producción; y todos dirigidos a los padres cinéfilos: una abuela uniformada a lo KILL BILL, matones a lo SCORSESE, un claro homenaje a EL SILENCIO DE LOS CORDEROS, planificaciones sacadas de la saga de OCEAN’S ELEVEN, o evocaciones al muñeco de los Marshmallows de LOS CAZAFANTASMAS… Esperen y vean. Y además, el toque que permanece intocable, el factor sorpresa, con su consecuente giro de guion, que mantiene la atención desde la mitad de camino hasta el final.

LAS NUEVAS AVENTURAS DE CAPERUCITA ROJA cumple como segunda parte, pero ya está. Su música no hace el ritmo más ameno, ni su dibujo tiene unos trazos o avances dignos de reseñar. Su cometido es hacer pasar un rato ameno durante sus ochenta minutos a los peques de la casa. Y es que es de esos títulos más dirigidos a los hijos que a los padres, (a los que es complicado despojarles del cuento original).

 

 

LO MEJOR:

  • Algunos gags dirigidos a los más atentos (ojo a las tipografías de los carteles)
  • La idea de tergiversar los cuentos para reformularlos e ir más allá
  • El doblaje original, que cuenta con voces de renombre

LO PEOR:

  • Es fácilmente olvidable
  • Su conjunto final es muy plano

 

 

María Aller

Compartir
Artículo anteriorEL NIÑO
Artículo siguienteCONCURSO HÉRCULES (CERRADO)
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta