Compartir

cazafantasmas 11

Cazafantasmas, la película dirigida por Paul Feig, llega envuelta en polémica. Estas cuatro cazafantasmas han recibido por todos los lados. Desgraciadamente, ninguna de estas críticas está justificada. Comentarios machistas, racistas y un aluvión de inusitados insultos han querido empañar su estreno. Una campaña de linchamiento nada inocente, cargada de mal gusto y prejuicios. Porque, por un lado, es comprensible que el espectador medio esté harto de tanto reboot, remake, secuelas, precuelas, spin-offs y lo que se tercie, pero las perlas propagadas en contra de las cuatro féminas no atienden a razonamientos, ya que poco tienen que ver con las típicas (y comprensibles) quejas que oímos a diario.

El denostado tráiler

No es tan mal anticipo (peores tráileres hemos visto y menos tralla han recibido), y aunque cuenta demasiado de la historia y explota su espectacularidad, también tiene buenos chascarrillos mientras suena la gloriosa (en letras mayúsculas) banda sonora. Desgraciadamente, y aunque ha recibido valoraciones positivas y negativas a partes iguales (acontecimiento extraño si tenemos en cuenta que los votos positivos suelen duplicar a los negativos), muchas de las críticas cosechadas por el tráiler han despedido un ligero halo de machismo, convirtiendo la feminización de sus protagonistas en casi una ofensa (o una provocación) al espíritu de su original, ya que piensan que es una traición a las anteriores entregas. El revuelo que se armó obligó a su director a salir en defensa de la película:

 

Sony nos ha dado un voto de confianza porque esta película no es barata ni ortodoxa. Presenta a cuatro mujeres en todas sus dimensiones y complejidades. Es una mirada nueva, puesto que Hollywood solo enseña una de sus caras, y quizás por ello está fracasando, porque muestra su propia versión idealizada o cómo los hombres quieren que sean. La comedia ha sido durante demasiado tiempo un club masculino, lo cual ha generado relaciones insanas“.

Contra Sony y Leslie Jones 

cazafantasmas. El palomitrón

La propia productora también ha recibido el escarmiento de los fans. Hace pocos días lanzó un tuit que fue interpretado como un mensaje de apoyo a la demócrata Hillary Clinton y en el  que se leía el siguiente texto: “Booyah, hemos roto vuestro techo de cristal. Hay un fantasma detrás de ello. #EstoyConElla #RompeElTecho #Cazafantasma“. Sony borró la cita días más tarde y se apresuró a explicar que el tuit nada tenía que ver con las próximas elecciones.

Una de las actrices, Leslie Jones, sufrió el acoso de los internautas a través de cientos de mensajes racistas y que se saldó con el cierre de su propia cuenta, no sin antes escribir lo siguiente: “Abandono esta noche Twitter con lágrimas y el corazón entristecido. Todo esto porque hice una película. Puedes odiar la película, pero la mierda que he tenido que aguantar hoy… injusto“.

 

La prohibición china

Leslie Jones. cazafantasmas en El Palomitrón

Las películas de carácter fantasmal están prohibidas en China. Sí, habéis leído bien. Cualquier historia que promueva cultos y supersticiones es vetada sin dilación. Y así, Cazafantasmas se une a una lista que incluye a películas como La cumbre escarlata o Piratas del Caribe (ahí es poco). La película de Paul Feig podría quedarse sin la taquilla del país asiático (y hablamos de un buen pellizco) y el pueblo chino no tendría más opción que piratear la cinta si quiere verla. Sony ha asegurado que la película todavía no ha pasado por la oficina de censura, por lo que está aún por ver si la película llegará finalmente a las salas del gigante asiático. Su no prohibición en China sería un golpe formidable a las expectativas de la carrera comercial del título fuera de Estados Unidos. Y aquí cabe recordar los 46 millones de dólares recaudados la primera semana de su estreno (actualmente la cinta ya acumula más de 117 millones solo en el mercado norteamericano), lo que asegura un buena cifra a nivel mundial. Y aunque no ha sido capaz de arrebatar el primer puesto a Mascotas, la rentabilidad está garantizada, pues hablamos de unos 150 millones de presupuesto (sin perder de vista, lógicamente, la inevitable secuela si todo va rodado).

Bajas y falsas puntuaciones

Cazafantasmas. Guerra de sexos y polémica

Semanas antes de que la película fuese estrenada, la popular web Rotten Tomatoes (famosa por ofrecer valoraciones de críticos y por cebarse con mucha facilidad con los estrenos comiqueros del universo DC) otorgaba a la cinta una nota de 75/100. En cambio IMDB (regentada por usuarios no profesionales pero con gran cantidad de información útil) ha presentado una valoración de 5/10. Ahora, con un par de semanas a sus espaldas, tampoco han cambiado demasiado las cosas. Como dato curioso apuntamos que muchas de las votaciones negativas son de los hombres, y la mayoría de las positivas pertenecen al voto femenino. Una guerra de sexos que ha llegado a salpicar incluso al periodismo, que sigue la misma tendencia en las puntuaciones de las críticas.

 

Más allá de la calidad estrictamente fílmica de Cazafantasmas, lo que tenemos claro es que, a estas alturas, debates y ataques como los que ha vivido esta producción no solo carecen de excusa, sino que son propios de otros tiempos (unos tiempos que deberían pertenecer al pasado), y tiempos que solo deberían regresar para que nuestras cazafantasmas hagan lo justo con ellos, a golpe de aspiradora.

 

Isabel García

No hay comentarios