Compartir

logo-hbo-el-palomitron

La llegada definitiva de HBO a España ha coincidido con dos hechos que nos ayudan a contextualizar la situación actual del mercado de Video On Demand (VOD) en España. Por un lado, el fichaje del hasta ahora directivo de Movistar Plus Miguel Salvat para comenzar a producir ficción hecha en España para la división de HBO Europe. Por otro, la encuesta publicada ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que se indica que solo el 1,8 % de los hogares españoles con acceso a Internet cuentan con una suscripción a Netflix.

Los datos de la encuesta, a la que debemos coger con muchas pinzas porque la muestra (de tan solo 4685 hogares) no es muy amplia y porque se realizó en el segundo trimestre de 2016, revelan que Netflix podría no estar cumpliendo sus objetivos de posicionamiento en nuestro mercado y que Yomvi, presente un 7,8 % de los hogares con Internet, es un rival inalcanzable a corto plazo. Con esta situación, HBO necesita algo más que su buena imagen de marca y las temporadas finales de Juego de tronos para atraer a una cantidad ingente de suscriptores. La producción propia es un paso importante en este sentido. De momento no se tiene información sobre proyectos y plazos, pero sus dos principales competidoras ya tienen ficciones muy avanzadas.

Las novedades más importantes en series

westworld-el-palomitron

HBO llega a España más o menos en una situación similar a la que tuvo Netflix, con un catálogo limitado del que, aun así, encontramos varios reclamos importantes. Westworld, su nueva serie estrella y en la que están concentrando muchos esfuerzos promocionales, llega justo a una semana de finalizar su primera temporada. Está gustando en general y puede que, tras un año completo de visionados, para el estreno de su segunda temporada en 2018 tenga una legión importante de fans. Además, la plataforma cuenta con sus dos estrenos de comedia del otoño (Divorce, con Sarah Jessica Parker, e Insecure), la miniserie de Paolo Sorrentino The Young Pope (que no llegará hasta enero a Estados Unidos) o The Night Of, emitida el pasado verano.

Nos ha sorprendido positivamente que traigan series de otras cadenas y plataformas como Better Things, Casual o El Exorcista y a los superhéroes de DC Supergirl, The Flash y Legends of Tomorrow.

Eso sí, esta suma de títulos sigue siendo insuficiente para competir con una Netflix que ha invertido auténticas barbaridades para aumentar su catálogo y que ya cuenta con una producción propia lo suficientemente atractiva como para no depender de terceros.

A esta dificultad se suma la obligación de compartir el estreno de las nuevas temporadas de algunas de sus series estrella con Movistar Plus: ni Juego de tronos, ni Girls, ni The Leftovers ni Veep se emitirán en exclusiva en HBO.

Interesante catálogo de cine

game-change-el-palomitron

Aquí la plataforma cuenta con una ventaja competitiva frente al resto: HBO lleva años produciendo muchas (e interesantes) tv movies que puede emitir en exclusividad. Desde Game Change hasta la reciente Confirmation, muchas de estas producciones acaparan cada año nominaciones a los Emmy y cuentan con estrellas como Julianne Moore Claire Danes, entre otros.

Además, encontramos sorpresas agradables, como buena parte de la filmografía de Almodóvar, películas de culto (Elephant, Amores perros), sagas de éxito (El señor de los anillos, Los juegos del hambre) y bastantes documentales, también gracias a todos los años de producción propia de HBO en este género.

Guerra por los cómicos

amy-schumer-el-palomitron

HBO siempre ha contado con excelentes late shows y monologuistas. En sus comienzos en España podemos disfrutar de Last Week Tonight de John Oliver, que tantas buenas críticas ha recibido por su peculiar estilo para analizar la actualidad norteamericana, y de un puñado de estrellas del stand-up. Si en Netflix encontramos desde hace meses a Aziz Ansari o Ali Wong, HBO cuenta con estrellas del género como Amy Schumer, Louis CK (también en Netflix) o Sarah Silverman, varias de ellas más conocidas en España que las de su principal competidora.

It’s not tv, it’s HBO

six-feet-under-el-palomitron

Como decíamos al principio, la imagen de marca es una de las fortalezas de la cadena norteamericana para posicionar su plataforma en España. Contar en exclusiva con Los Soprano, A dos metros bajo tierra, The Newsroom, Sexo en Nueva York, The Wire o El séquito es un plus que les ayudará en sus comienzos. Pero en un mercado que produce anualmente más de 500 títulos solo en Estados Unidos, las novedades son las que monopolizan la atención de los usuarios. Netflix no hubiera sido Netflix este año sin Stranger Things, Narcos o Black Mirror. En ese aspecto, Westworld aún queda lejos de ser un fenómeno mediático capaz de arrastar el suficiente fandom. Habrá que ver si la emisión semanal de sus episodios siguiendo el ritmo norteamericano les ayuda a generar tanto ruido como Netflix en sus fines de semana con estrenos potentes.

¿Para cuándo en Smart TV?

Resulta difícil de entender que HBO haya tardado casi un año en iniciar su servicio desde que lo anunciaran y aun así llegue sin app para Smart tv. Solo está disponible a través de Chromecast y Apple TV, y parece una broma que indiquen en su web que podemos ver los contenidos en televisión con un cable HDMI. Por el contrario, la interfaz es sencilla y los contenidos se encuentran con bastante facilidad.

Buen catálogo infantil

Toy Story - El Palomitrón

Pese a no permitir crear distintos usuarios como sucede con Netflix, en HBO se puede activar un control parental y han constituido la marca HBO Family con películas Disney y series infantiles y juveniles, tanto de animación como de acción real. Es uno de los puntos fuertes del catálogo, pese a que Movistar cuenta con varios canales 24 horas destinados al mismo target y Netflix también tenga un catálogo amplio en este sentido, además de su oferta de anime.

En general, las primeras sensaciones navegando por la plataforma son positivas. Que traigan series nuevas y veteranas que nunca hayan sido emitidas en España como The Comeback o Preacher es un punto a favor. El catálogo es mejor de lo que esperábamos, y saber que se ponen a trabajar desde ya en la producción propia es una buena noticia para el sector y para los usuarios. Solo falta que faciliten el visionado por televisión y que amplíen un catálogo que necesita de su “madre norteamericana” algún gran éxito para devolver a HBO a su estatus de reina de las series. 2017 se presenta interesante.

Fon López

No hay comentarios

Dejar una respuesta