Compartir

La vida nuestra - El PalomitrónEstrella Damm invitó a El Palomitrón al estreno oficial del cortometraje del verano. A las 11:30 h del pasado lunes nos plantamos en la Antigua Fábrica de Estrella Damm de Barcelona, gafas de sol en mano y curiosidad en nuestros corazones, para ver La vida nuestra con sus protagonistas y su director. Raúl Arévalo, Peter Dinklage, Álvaro Cervantes, Ingrid García-Jonsson y Miguel Borrás llegaron ante la conmoción de los asistentes a la gala, ocupando sus asientos reservados en la primera fila. Y empezó la proyección. En el cortometraje, Antón (Cervantes) abandona su pueblo natal para irse a vivir a Ámsterdam, y deja atrás a su pareja, Cora (Jonsson), y a su mejor amigo, Rafa (Borrás). Dinklage interpreta a un investigador privado, protagonista de una serie de televisión de la que Antón es fan, que viajará entre ficciones para enseñarle a disfrutar de la vida.

La vida nuestra supone un salto enorme, tanto tonal como de género, con respecto al primer largometraje de Arévalo, que habló en la rueda de prensa de su nuevo proyecto, algo que promete “no os va a hacer reír”, y del rodaje del cortometraje, que duró nueve días en Sitges y tuvo, según él y todos los actores, un halo veraniego de confianza y amistad, vínculos creados desde las primeras sesiones con el guion, acompañadas, eso sí, de fideuá y alguna que otra Estrella Damm, como confesó Álvaro Cervantes. La estrella de la función, eso sí, fue Peter Dinklage, al que no faltaron preguntas con referencias a Juego de tronos, y al personaje que este interpreta, Tyrion Lannister. Sus parecidos con el investigador privado en el que se convierte en La vida nuestra, la cantidad de cervezas que bebió durante el rodaje, o si su actitud punk en la serie es reminiscente del grupo punk que tenía con unos amigos cuando tenía veinte años son las preguntas que pusieron a prueba a Dinklage, que respondió con encanto natural, nunca separado de una mediana, justo antes de disculparse por la persona que preside su país.

La vida nuestra, el corto veraniego de Estrella Damm - El PalomitrónEl actor de Nueva Jersey, algo despistado por el hecho de encontrarse en otro país, rodeado de cervezas y con un montón de gente preguntándole cosas en otro idioma, insistió en su amor por el cine español, llamando a la industria “muy apasionada”, y señalando a Pedro Almodóvar como su director favorito. A él le pidió que contratara a más actores norteamericanos, y a la industria del cine que no le encasillara en el cine comercial: combina indistintamente proyectos independientes con obras de alto presupuesto, y no tiene pensado dejar de hacerlo, puesto que para él una gran película no depende del dinero, sino de la capacidad de sus creadores a buscar soluciones creativas a los problemas que se generan. Y no podríamos estar más de acuerdo.

Tras la mesa redonda, y rodeados de canapés, parasoles y tiradores de cerveza, los compañeros de prensa comentaban la calidad fílmica del cortometraje de Arévalo comparándolo con los de Alberto Rodríguez y Alejandro Amenábar, y la sonada presencia del manager de 19 años de una cuenta fan de Instagram de Peter Dinklage (que vino en vuelo directo desde la misma Nueva Jersey) en la première. Lo más urgente y palpable, sin embargo, era la temperatura que obligaba a los asistentes a recluirse cual vampiros en las pocas sombras proporcionadas y hacía desear silenciosamente la presencia de una piscina. Y es que una vez llega este anuncio, y aunque el calor ya lo anunciara desde hace semanas, no hay duda de que el verano ya ha llegado. ¡No os lo perdáis!

Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta