Compartir

 

la ignorancia de la sangre

 

En un buen año para el cine español, aun faltan estrenos que se presentan atractivos para los apasionados de las producciones del país. Una de estas es LA IGNORANCIA DE LA SANGRE, el regreso a la gran pantalla de MANUEL GÓMEZ PEREIRA tras permanecer unos años dedicado a la televisión después de rodar EL JUEGO DEL AHORCADO. La cinta parece tenerlo todo para funcionar: un director reconocido, un guion adaptado de la novela homónima de ROBERT WILSON que arrasó tanto en crítica como en público y un reparto de lujo encabezado por JUAN DIEGO BOTTO, PAZ VEGA Y ALBERTO  SAN JUAN. Nada más lejos de la realidad. El largometraje, aunque entretenido y recomendable en algunos aspectos, no deja de ser una película comercial que poco tiene que aportar a aquellos que buscan en las salas de cine algo más que pasar un  buen rato.

 

I1

 

LA IGNORANCIA DE LA SANGRE, que el pasado 7 de noviembre abría el Festival de Cine Europeo de Sevilla, no es el primer thriller del director madrileño, que en su última película transitaba ligeramente en el genero de suspense. GÓMEZ PEREIRA, que se mueve como pez en el agua en comedia, dejando títulos tan divertidos como EL AMOR PERJUDICA SERIAMENTE LA SALUD o TODOS LOS HOMBRES SOIS IGUALES, no lo hace tan bien con la tensión, poco conseguida en la adaptación a la pantalla de la cuarta y última novela de las aventuras de Javier Falcón escritas por WILSON y con guion de Nicolás Saad. En esta ocasión, el jefe de homicidios de Sevilla tiene que resolver dos casos diferentes en muy poco tiempo. Por un lado, tendrá que ayudar a un amigo suyo infiltrado en un comando terrorista islámico para que no recluten a su hijo y por otro, se enfrentará al secuestro de un niño por el que la mafia rusa, a la que está investigando, le exige que pague un peso demasiado alto.

 

I2

 

El protagonista de la historia quizás sea lo mejor del filme, un personaje bien construido que deja ver las mejores cualidades de JUAN DIEGO BOTTO, que encabeza un reparto aparentemente perdido por las calles de Sevilla. PAZ VEGA y ALBERTO SAN JUAN, dos grandes del cine español, no funcionan bien en sus personajes, a ratos poco creíbles. Resulta chocante ver a este último hablando árabe y dejando una de las peores interpretaciones de su extensa carrera. El resto del elenco, en el que encontramos nombres como CUCA ESCRIBANO, DACIO CABALLERO, PILAR MAYO. KEN APPLEDORN o KIKO CASTRO no regala interpretaciones memorables pero tampoco decepcionan. Una película de sobremesa que no engancha si quiera al espectador en una trama poco interesante y falta de tensión. Aunque la producción, a cargo de Tornasol Films, Maestranza Films, Hernández y Fernández Producciones y con la colaboración de Televisión Española, sea notable en cuanto a técnica con un montaje y unos efectos especiales destables, la cinta pierde fuerza y no consigue despertar un ápice de interés. Muy bien elegida, por otra parte, la banda sonora de FEDERICO JUSID, sin duda una de las mejores elecciones del largometraje que se hace incluso largo a medida que avanza la proyección.

Decepciona LA IGNORANCIA DE LA SANGRE, que se presentaba como uno de los títulos españoles del año y sin embargo, no aporta nada nuevo al espectador. Una pena no ver lo mejor GÓMEZ PEREIRA y al gran elenco de actores con los que cuenta. A pesar de todo, si los amantes del séptimo arte quieren pasar un rato entretenido frente a una pantalla y ver a JUAN DIEGO BOTTO en estado de gracia, sosteniendo una película, que no se la pierdan.  A partir de este viernes en los cines.

 

LO MEJOR:

  • La interpretación de JUAN DIEGO BOTTO, que logra convencer aun protagonizando una película a ratos poco creíble.
  • La banda sonora de FEDERICO JUSID.

LO PEOR:

  • El personaje forzado de PAZ VEGA, que parece desganada desde el principio de la  película.
  • ALBERTO SAN JUAN hablando árabe.
  • La falta de tensión en un largometraje donde la incertidumbre es la prioridad.

 

 

Ángela Ruiz 

1 Comentario

Dejar una respuesta