Compartir

 

 

estrella1

 

La sensación después de ver la película es un poco ambigua. Por un lado detectamos algo de optimismo, que ALBERTO ARANDA no dudamos ha querido dar al conjunto, pero es que las realidades de algunos de los protagonistas son tan dramáticas, que en muchos casos se hace muy complicado hacer una lectura positiva de todo esto.

Si en los ochenta las realidades en el cine de los barrios más obreros básicamente retrataban el mundo de las drogas, de la delincuencia juvenil, y de la marginalidad en los últimos años,  gracias a referencias como FERNANDO LEON estas realidades han mutado y donde antes había droga ahora hay paro o trabajos indecentes, donde antes había delincuencia, ahora hay maltratos y violencia psicológica, y donde antes había marginalidad ahora también la hay, aunque ahora se presente como racismo, un tema, éste último, que ya fue abordado por ALBERTO ARANDA en su documental ¡MEZQUITA NO! (2005).

 

estrella 2

 

El director se siente cómodo en el barrio de Santa Coloma, y repite escenario para su debut en el largo. Ésta vez la historia nos habla de Estrella, una joven vitalista a la que a simple vista la vida le sonríe. Aunque su trabajo no sea el más codiciado, el flamenco, su chico, y su perspectiva de la vida alejan de ella cualquier conato de infidelidad. Mientras  Estrella asiste al derrumbamiento de su mejor amiga y compañera de trabajo, comportándose ejemplarmente como amiga y dándolo todo, pero será incapaz de ver venir que una de sus vigas maestras vitales está también derrumbándose. ARANDA vuelve a acariciar el tema del racismo, que ya retrato en ¡MEZQUITA NO!, pero se centra, para alegría de servidor, en otro factor cultural de Santa Coloma: La afición, por tradición, del flamenco. En LA ESTRELLA el flamenco es un catalizador, es una vía de escape de los problemas y disgustos. Dar la espalda al flamenco es tirar la toalla. Una realidad al final gris para todos, que sólo la arrolladora personalidad de Estrella, con la ayuda del personaje interpretado por FELE MARTÍNEZ, que funciona como faro de esperanza, podrá  dejar atrás.

 

ingrid rubio

 

Para animar el panorama, INGRID RUBIO se marca un papelón bastante serio (a ver esos próximos Goya…) muy bien acompañada por el resto del reparto. Así, CARMEN MACHI sigue ganando en su batalla por desprenderse de su personaje más popular,  MARC CLOTET gana enteros según avanza el metraje, y FELE MARTÍNEZ correcto y desaprovechado en un papel muy cortito, que podía haber dado más juego.

A nivel técnico todo bien, destacando el montaje y la selección musical. Se nota que ARANDA y todo el equipo se lo han currado.

 

LO MEJOR:

  • INGRID RUBIO.
  • El punto que le da al conjunto todo el tema del flamenco.

 

LO PEOR:

  • Ni la historia ni la temática aportan nada nuevo al espectador. La película sólo será recordada por sus interpretaciones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta