Compartir

 

noviembre2

 

Uno de los espías de referencia en la historia del cine es el agente 007, James Bond. Un personaje que marcó el género de espías en la gran pantalla desde 1962 y que ha sido encarnado por seis actores: SEAN CONNERY, GEORGE LAZENBY, ROGER MOORE, TIMOTHY DALTON, PIERCE BROSNAN y DANIEL CRAIG, por el momento. Un símbolo que marcó la elegancia del hombre en el cine, la acción y el no ensuciarse el traje a pesar de recorrerse media ciudad persiguiendo al malo malísimo de la película. Durante 53 años de saga, conformada por ventitrés películas (a la espera estamos de la siguiente, SPECTRE ; cuyo estreno está programado para este noviembre), otros directores han tenido tiempo de fijarse en su peculiar estilo de narración y extraer la esencia de Bond, James Bond. Si bien el personaje de Bond ha mantenido sus credenciales intactas durante varias décadas, la interpretación de DANIEL CRAIG ha humanizado notablemente al gentleman espía para dotarle de mucha más violencia e identidad propia. Sin Bond habría sido casi imposible concebir fantásticas sagas como la de Bourne (EL MITO DE BOURNE, EL ULTIMATUM DE BOURNE, EL LEGADO DE BOURNE) o MISIÓN IMPOSIBLE , que tienen en otras series su justa e invitable contraprestación; este es el caso de la saga VENGANZA (VENGANZA, VENGANZA 2: CONEXIÓN ESTAMBUL, VENGANZA 3).

 

november

 

Con KINGSMAN: SERVICIO SECRETO, recién estrenada, llega LA CONSPIRACIÓN DE NOVIEMBRE, dirigida por ROGER DONALDSON (EL ROBO DEL SIGLO, BURT MUNRO, LA PRUEBA), un especialista en historias de espionaje, robos y thrillers de acción, como otro título a sumar dentro de esta lista de herederos, directa o indirectamente, del estilo Bond. LA CONSPIRACIÓN DE NOVIEMBRE, que desgraciadamente tiene mucho más que ver con la mencionada saga de VENGANZA que con la de Bourne, cuenta la historia de Peter Devereaux, un ex agente de la CIA que terminó su servicio en una misión en Montenegro. Éste retoma su trabajo para una misión muy personal: proteger a una testigo, Alice Fournier, una mujer que podría desvelar información trascendental sobre una conspiración durante la Guerra de Chechenia, uno de los conflictos más sangrientos de nuestra historia contemporánea, que afecta al futuro presidente de Rusia, Arkady Federov. Nuestro portagonista descubre que su principal objetivo será su antiguo amigo de la CIA, David Mason, joven que ha sido formado por él mismo. Además descubre que uno de los agentes de la agencia es un infiltrado. Devereaux no podrá confiar en nadie.

 

noviembre4

 

El guión del filme está escrito por MICHAEL FINCH (PREDATORS, HITMAN: AGENTE 47, TEOREMA) y KARL GAJDUSEK (OBLIVION), que se basan en el libro de Bill Granger, “There are no spies” (1987), de la serie de libros ·The november man” (1979-1993), para adaptar fielmente su relato e introducir mucha más acción (tiroteos, persecuciones…) contentando así a los seguidores del género. Otro añadido es la actualización del nivel tecnológico, que introduce drones voladores, informática, ordenadores portátiles, teléfonos móviles…

El reparto es sin duda el aspecto más favorable del filme. Tres protagonistas, a cada cual mejor: PIERCE BROSMAN, que demuestra con el papel de Peter Deveraux que a pesar de los años sigue en forma, clavando un papel en el que vuelve a ser el espía valiente al que todo le sale bien sin hacerse apenas un rasguño; OLGA KURYLENKO, como Alice Fournier, borda el rol femenino de la cinta e interpreta a una mujer independiente y luchadora cuyo testimonio será vital para desvelar la conspiración; LUKE BRACEY  (le vamos a ver en su faceta romántica en LO MEJOR DE MÍde MICHAEL HOFFMAN) interpreta a David Manson, personaje joven y trabajador al que en ocasiones se le presentan dilemas morales ¿amor o trabajo?. El papel del malísimo de la función, el futuro presidente ruso Arkady Federov, recae en LAZAR RISTOVSKI.

 

noviembre3

 

El guión según se desarrolla va interesando más al espectador y lo que parece contado de manera confusa en los primeros minutos de la película se va esclareciendo según va avanzando la historia, rica en enfrentamientos entre personajes: luchas interiores y desconfianzas. El metraje de 108 minutos no resulta pesado ya que hasta el final la intriga y las sorpresas están más que aseguradas. Sí llama la atención, en cambio, la poca atención que se presta al conflicto ruso-checheno y los crímenes de guerra. Parece que una de las claves es no molestar demasiado a nadie en este aspecto.

Pero hasta aquí lo bueno, porque la narración esta compuesta por multitud de clichés utilizadísimos en miles de cintas de este género: persecuciones, protagonistas que nunca mueren, explosiones, peleas, tiroteos… Recursos que no aportan creatividad y que solamente serán de agrado para aquellos fieles del género acción-espionaje y fans de su protagonista, PIERCE BROSNAN. Y es éste actor, una de las caras del agente 007 más famoso, considerado por algunos como uno de los mejores, junto a OLGA KURYLENKO que interpretó a la chica Bond acompañando a DANIEL CRAIG en QUANTUM OF SOLACE, lo poco que encontramos de parecido entre el mundo 007 y la cinta de ROGER DONALDSON.

No será una cinta que pase a la historia pero por ver a BROSNAN de nuevo en acción valdrá la pena para aquellos que sigan su andadura desde que fue uno de los espías de referencia mundial.

 

      LO MEJOR:

  • El reparto, en especial ver de nuevo convertido en espía a PIERCE BROSNAN.
  • Con todo lo malo, LA CONSPIRACIÓN DE NOVIEMBRE resulta dinámica y Amena.

      LO PEOR:

  • Repleta de clichés del género acción-espionaje.
  • Previsible y con poca originalidad.

 

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta