Compartir

explicacion-del-final-de-lost

 

FICHA SENSACINE

Alguien dijo recientemente que las series de televisión han arrinconado al cine en cuanto a calidad, y no parecía estar mintiendo. Ante un mundo cinematográfico cada vez más plagado de secuelas y de reboots con el único objetivo de hacer taquilla, parece que las ideas más originales o los proyectos más arriesgados han decidido darse a conocer a través de la pequeña pantalla. Muchos actores de prestigio fichan por productos de HBO o NETFLIX, los productores y show-runners son vistos como auténticas estrelllas del celuloide y cada temporada asistimos al estreno de una infinidad de series con temáticas muy diversas. De hecho, es mucho más fácil encontrar gente con la que hablar del último capítulo de la serie del momento que de algunas de las películas estrenadas durante las últimas semanas.

Las series están viviendo una nueva época dorada a la cual se están aferrando cada vez con más firmeza. Pero no tendría sentido hablar de ello sin hacer hincapié en el embrión de este suceso. El inicio tuvo lugar en 2004 con una serie que dio la vuelta al mundo y lo puso patas arriba. Efectivamente, hablamos de PERDIDOS (LOST), una serie que creó una nueva generación de seriéfilos y que marcó un antes y un después en la forma de ver televisión. Su visionado es prácticamente obligatorio para todo aquel que quiera iniciarse en este mundo, y por ese mismo motivo vamos a daros diez motivos por los que defender a capa y espada esta joya audiovisual que ya tiene asegurado su puesto en la Historia de la Televisión.

(¡Spoilers!) Este artículo ha sido escrito pensando en el público que ha visto la serie completa.

1. ROBINSONES MEDIÁTICOS

lost1

Creada por J.J. ABRAMS (SUPER 8, STAR WARS EPISODIO VII: EL DESPERTAR DE LA FUERZA), DAMON LINDELOF (THE LEFTOVERS, PROMETHEUS) y JEFFREY LIEBER (PAN AM), PERDIDOS nos contaba la historia de 48 personas que sufrieron al accidente aéreo del vuelo 815 de Oceanic Airlines. Tras estrellarse contra una remota isla del Océano Pacífico, los supervivientes debían de hacerle frente a los problemas que conllevaba ser náufragos, a los conflictos propios de la convivencia y a las batallas que libraban con sus propios pasados. Sin embargo, no era lo único a lo que los protagonistas de esta serie deberían de hacerle frente mientras esperaban ser rescatados, ya no tardarían en descubrir que la isla en la que se encontraban no era una isla cualquiera.

Los personajes de esta ficción creían estar completamente solos, pero lo cierto es que desde un primer momento lograron ser el centro de atención alrededor de todo el planeta. El piloto fue seguido por más de dieciocho millones de espectadores sólo en Estados Unidos, una cifra que se mantendría durante las primera temporadas y que logró multiplicarse con el desembarco de la serie en el resto de países del mundo. Los sucesos de la isla estaban en boca de todos. Cada ser humano tenía sus propias teorías y conspiraciones respecto a lo que estaba sucediendo allí. De hecho, muchos ni siquiera eran capaces de esperar que un nuevo episodio fuese emitido en su país, propiciando la aparición de los temibles spoilers y catapultando a la serie al peligroso mundo de la piratería online. Y es que PERDIDOS, once años después de su estreno, sigue ocupando un puesto “privilegiado” entre las series más descargadas de la historia.

2. ASPECTOS TÉCNICOS: IMÁGENES PARA LA POSTERIDAD

lost2

El motivo por el que Perdidos se clavó en nuestras retinas desde el primer momento fue, quizás, porque ella también nos estaba mirando a nosotros fijamente. Tras una cabecera mítiva, breve y completamente misteriosa, los ojos de Jack Sheppard (MATTHEW FOX) descubrían al mismo tiempo que los nuestros aquel paraíso infernal en el que se había despertado. El recurso técnico pareció tener el efecto deseado, ya que a lo largo de toda la serie se ha reutilizado con casi todos los personajes para cambiar la perspectiva o el punto de vista desde el que los espectadores teníamos que ver aquel episodio.

Sin embargo, las retinas de los protagonistas de la serie no fue el único detalle visual que ha permanecido intacto en la memoria colectiva. Nadie va a poder olvidar nunca el impacto visual que creó la polémica aparición del oso polar, el 4-8-15-16-23-42 del boleto de lotería de Hugo (JORGE GARCÍA) o su camioneta roja, el símbolo de Dharma, los restos de la imponente estatua egipcia de la diosa Tueris o el mensaje escrito en la palma de la mano de Charlie (DOMINIC MONAGHAN) del que volveremos a hablar más adelante. Casi todo lo que mostraba esta serie era digno de admirar. Incluso sus promos, destacando por encima de cualquier otra la realizada por Cuatro para anunciar la última temporada de la serie.

3. TRANSGRESIÓN NARRATIVA

lost3

Si el apartado técnico de PERDIDOS logró impactarnos, mucho más lo consiguió su narración. Su complejidad narrativa es una de las más retorcidas que hayamos podido ver en una serie de televisión durante estos últimos años no por la pluralidad de personajes o sus desarrollos, sino por la manera de contárnoslo. La serie, coral de principio a fin, aprovechaba cada capítulo para mostrarnos el pasado de uno de los personajes a través de flashbacks en los que encadenaba algún conflicto moral del pasado que resurgía o se quería resolver en el presente.

No obstante, la linea argumental dio un vuelco (y también nuestro sistema circulatorio) cuando, al final de la tercera temporada, asistimos a un acontecimiento futuro en vez de a uno pasado. Aquel “We have to go back, Kate” (“Tenemos que volver, Kate”) nos heló la sangre y sirvió para dar paso a los flash-forward que aparecerían durante el resto de temporadas. Y por si este mejunje temporal no era suficiente, la serie también añadió saltos temporales e incluso realidades paralelas en sus últimas temporadas. En definitiva, PERDIDOS se convirtió en una ruleta temporal con la que cualquier otra serie hubiese perdido el rumbo, mientras que aquí sólo sirvió para engrandecerla todavía más.

4. EL ENCUMBRAMIENTO DE LOS CLIFFHANGERS

Notpennysboat

La premisa de PERDIDOS y las historias de sus personajes eran suficientes para mantener al espectador pegado al sofá durante los cuarenta minutos que duraba cada episodio. Sin embargo, por si todas las tramas y los misterios que la isla iba mostrando poco a poco no eran suficientes, la serie puede estar orgullosa de tener algunos de los mejores cliffhangers de la Historia de la Televisión. Y es que pocas series han tenido capítulos majestuosos tanto al principio como al final de cada temporada.

A día de hoy todavía se nos sigue poniendo la piel de gallina con la primera escena de la segunda temporada, en donde se nos presentaba a ritmo de MAMA CASS ELLIOT al personaje de Desmond (HENRY IAN CUSICK) y su rutina dentro de aquella escotilla que tantos quebraderos de cabeza les había dado a los personajes durante la primera temporada. Podríamos hablar también del desconcierto que nos provocó ver a John Locke (TERRY O’QUINN) dentro de un ataúd al final de la cuarta temporada, o del ya citado “We have to go back” en la tercera.

Sin embargo, muchos estaremos de acuerdo en que el cliffhanger por excelencia de esta serie lo protagonizó Charlie avisando a Desmond del error que estaba cometiendo a través de un mensaje escrito en la palma de su mano. “It’s not Penny’s boat” (“No es el barco de Penny) sirvió para acabar con la vida de un personaje, con las esperanzas de otros y con la ansiedad de todos aquellos que fuimos testigos del suceso.

5. LOS OTROS

hostiles-lost

Conocidos también por el nombre de ‘Los Hostiles’, Los Otros fueron una de las sorpresas que la isla tenía preparada para los supervivientes del vuelo 815. Vistos al principio como un peligroso grupo de salvajes que habitaban en la isla, la serie fue introduciéndoles poco a poco en la trama hasta convertirlos en un punto clave e imprescindible para entender muchas cosas que estaban teniendo lugar allí. De hecho, con ellos se introdujo toda una auténtica mitología que terminaría convirtiendo PERDIDOS en la serie de culto que es ahora.

Los ‘Hostiles’ fue el nombre con el que la iniciativa Dharma designó a los nativos de la isla. Este grupo de personas llevaba siglos acatando las órdenes de un misterioso hombre llamado Jacob y eran liderados por aquellos que podían comunicarse con él. Tras una revuelta entre indígenas y foráneos, los Otros se hicieron con el control de las instalaciones de Dharma y tuvieron acceso al exterior de la isla para reclutar nuevos miembros que pudiesen ayudarles en sus propósitos, muchos de los cuales siguen siendo un misterio a día de hoy.

6.JULIET

La parte más negativa de una serie coral es la incapacidad de darle la misma importancia a todos los personajes. Sin embargo, existen casos en los que algunos personajes secundarios, ya sea por las tramas o por el cariño del público, empiezan a cobrar un interés y un protagonismo que opaca al resto. En PERDIDOS pudimos ser testigos de este suceso en varias ocasiones. Personajes como el de Locke, Hugo o Benjamin Linus (MICHAEL EMERSON) se comían al resto del reparto en numerosas ocasiones, pero ninguno logró calar tan hondo como Juliet (ELIZABETH MITCHELL).

Juliet se encargó de iniciar la tercera temporada con otra escena que nos desconcertó a todos por completo. Traída a la isla por Los Otros para tratar de curar los problemas de fertilidad que sufrían las mujeres del grupo, Juliet tuvo un arranque controvertido en la serie. No sabíamos qué sentimientos tener hacia ella, ni tampoco cuáles eran sus verdaderas intenciones. Sin ningún tipo de pretensión aparente, Juliet adquirió un gran interés por todos los espectadores, terminando de encumbrarla como uno de los más queridos gracias a su personalidad inquebrantable, al romance iniciado con Sawyer (JOSH HOLLOWAY), a su dramática pero necesaria muerte en la quinta temporada o al emotivo desenlace de su personaje en la sexta y última temporada.

En definitiva, PERDIDOS consiguió introducir a un personaje nuevo cuando la historia ya estaba muy avanzada y conseguir que prácticamente todos los seguidores nos enamorásemos de ella, una tarea casi tan complicada como la de dar coherencia a tropecientos saltos temporales.

7.DESMOND Y PENNY

lost4

PERDIDOS ha sido una serie de intrigas, tramas laberínticas y mucha filosofía. Pero también tuvo hueco para hablar del amor. A lo largo de toda la serie pudimos ser testigos del triángulo amoroso que se formó entre Jack, Kate (EVANGELINE LILLY) y Sawyer, el turbulento romance entre Charlie y Claire (EMILIE DE RAVIN) o la desesperante historia de Jin-Soo (DANIEL DAE-KIM) y Sun-Hwa (YUNJIN KIM). Sin embargo, si debemos quedarnos con una historia de amor que llegó a sacarnos alguna que otra lágrima, esa fue sin duda la que hubo entre los personajes de Desmond y Penny.

El motivo que nos obliga a catalogar esta historia de amor como la más emotiva de todas  las habidas en la serie es el inmejorable capítulo ‘La Constante’. Desmond tenía la ‘habilidad’ de predecir escenas futuras tras su accidente en la estación de El Cisne en la segunda temporada, pero fue en este capítulo (el cuarto de la quinta temporada) donde su consciencia daba saltos temporales totalmente alternativos y aleatorios. Para poder poner en orden su cabeza necesitaba una constante que lo mantuviese firme, y fue gracias a este vaivén psicológico-temporal cuando logró contactar con su exnovia Penny (quien llevaba buscándolo la friolera de tres años) y pedirle su número de teléfono con el que poder hablar con ella en el presente. La explicación dada dista mucho de la emotividad de la escena, por eso mismo os dejamos aquí el vídeo para que podáis verla, eso sí, con un par de pañuelos preparados. 

 

 

8. EL HUMO NEGRO

lost5

Regresando una vez más al apartado ‘fantástico’ de la serie, otro elemento que tuvo a los espectadores expectantes durante todas las temporadas fue aquella temible masa de humo oscuro que más tarde conocimos como El Humo Negro. Lo que al principio parecía ser un simple monstruo más de la isla terminó convirtiéndose en un elemento imprescindible para entender qué era lo que esta historia estaba tratando de contarnos.

En las últimas temporadas pudimos descubrir que el Humo Negro era realmente el hermano y antítesis de Jacob. Despojado de su humanidad, el Humo Negro era un ser maligno deseoso de expandirse por el resto del mundo. Su única opción para conseguirlo era poseyendo el cuerpo de otra persona, y a lo largo de la serie vimos cómo adoptaba el rostro de más de un personaje, quedándose definitivamente con el cuerpo de John Locke y creando a través de engaños una especie de ejército de seguidores que apoyaban su causa. Poco a poco, el Humo Negro se convirtió en el auténtico villano de la serie y, por qué negarlo, en uno de los mejores antagonistas que hemos visto en la pequeña pantalla.

9.HOMBRE DE CIENCIA, HOMBRE DE FE

lost6

Lo que quedó claro temporada tras temporada es que PERDIDOS no era una serie de aventuras al uso. Cada decisión, cada giro o cada historia personal ocultaba un trasfondo filosófico que fue perdiendo timidez capítulo tras capítulo. Al final, todo se resumía en el enfrentamiento del Bien contra el Mal, en la disputa entre Jacob y su hermano y en el interminable combate entre el hombre de Ciencia y el hombre de Fe. Uno nunca sabe si guiarse por las leyes naturales o por la naturaleza de los sentimientos. Y es esta indecisión la que lleva a todos los personajes a mover ficha hacia un lado o hacia otro, cualquiera de ambos con un desenlace opuesto pero casi establecido desde el inicio. ¿Hay que aceptar el destino o debemos oponernos a él? ¿Somos cada capaces de crearnos nuestra propia suerte? ¿Es la razón tan traicionera como el instinto?

Como podéis comprobar, PERDIDOS nos tuvo adictos a ella y descolocados psicológicamente a partes iguales.

10. EL FINAL DE LA DISCORDIA

LOST7

A estas alturas del artículo hay motivos suficientes para considerar PERDIDOS como una serie que marcó un antes y un después en la Historia de la Televisión. Pero si hay una última razón para resaltar todavía más el impacto de este fenómeno fue su desenlace. La Season Finale se emitió simultáneamente en gran parte del mundo, millones de personas trasnocharon o madrugaron para conocer el cierre de una aventura que había dado mil vueltas sobre sí misma a lo largo de seis años. El resultado, como cabía esperar, no pudo ser más polémico.

El significado de ese capítulo final (o bien, de toda la serie) sigue siendo motivo de debate a día de hoy. Hay quienes esperaban explicaciones “lógicas” para todo lo que había sucedido en aquella isla, mientras que otros defendían lo mostrado como la única interpretación factible y decente. Lo que nadie pone en duda es que, tras aquella lacrimógena escena en la capilla, todos nos sentimos un poco perdidos de cara al futuro televisivo.

 

En definitiva, hay mucho que contar sobre PERDIDOS y muchas más razones por las que alabarla. Pero creemos que estos diez motivos son suficientes para demostrar la importancia de esta serie y lo que ha supuesto para la televisión. Nunca el entretenimiento y la reflexión habían estado tan unidos y habían creado tanto fanatismo a su alrededor. Y lo más impactante es que, cuanto más años pasan desde su final, más ganas hay de reencontrarse con ella.

 

 

Jorge Bastante

6 Comentarios