Compartir

 

No cabe duda alguna. Hablar de animación es hablar de Pixar. Desde que en 1995 se encargaran de hacer la primera película íntegramente animada por ordenador, TOY STORY, la compañía estadounidense no ha parado de recopilar éxitos y premios en su filmografía. A ellos le debemos grandes películas como BICHOS, UNA AVENTURA EN MINIATURA (1998), MONSTRUOS S.A. (2001), WALL-E ( 2008) o UP (2009), por nombrar algunas de las quince obras animadas (si contamos su próximo estreno INTENSA-MENTE) que se han quedado grabadas en nuestra retina. Todo esto sin mencionar sus múltiples cortos o las pequeñas series de animación que realizan eventualmente, también de una calidad incuestionable.

En conclusión, Pixar ha elevado la animación a la categoría de arte, desarticulando los recurrentes clichés que desvalorizaban las películas de animación y asentando de una vez por todas en el imaginario colectivo que los dibujos no tienen porque ser cosas de niños o de un público no exigente. Así lo avalan sus premios. En total,  veintisiete Oscars, siete Globos de Oro y once Grammys. No hay duda. Pixar Studios es la empresa reina en lo que cine de animación se refiere.

 

Pixar_Wallpaper

 

Pero esto no significa que sea la única. ¿O es que no conocéis a ese señor tan simpático montado sobre la luna con una caña de pescar? Hablamos de Dreamworks, la empresa de animación responsable de otras películas igual de exitosas como la mítica SHREK (2001), MADAGASCAR (2005), CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN (2010) o la saga que comentaremos a continuación, KUNG FU PANDA (2008). Propiedad del magnate de Hollywood, STEVEN SPIELBERG, DREAMWORKS desarrolló con SHREK 2 en 2004 la quinta película de animación más taquillera de la historia, recaudando 919 millones de dólares y solo superada por FROZEN, TOY STORY 3, GRU 2: MI VILLANO FAVORITO y BUSCANDO A NEMO.

Nominado al Oscar a mejor película de animación, KUNG FU PANDA (MARK OSBORNE, JOHN STEVESON) fue el gran hito de este género en el 2008. Consiguió el apoyo unánime de la crítica y alcanzó unas cifras que superaron los 630 millones en la taquilla mundial. Todo fruto de una historia original, una carismática animación y unos personajes tremendamente divertidos que hicieron las delicias tanto de adultos como de niños. La fórmula que mezclaba filosofía oriental con animales parecía ser la definitiva ese año.

 

Dreamworks-Studio-Space-Clouds-Logo-Wallpaper

 

Un éxito así no iba a ser desaprovechado por un hombre como STEVEN SPIELBERG. Tres años fueron suficientes para que llegara una segunda entrega. Dirigida por JENNIFER YU NELSON, KUNG FU PANDA 2 no cumplió las expectativas esperadas, ya se sabe el dicho que las segundas partes nunca fueron buenas. Y así fue. La película se perdió en una espiral de acción insulsa que dejó un artificioso resultado final escaso de contenido. Una decepción, sin duda. Pero no lo suficientemente grande como para evitar una última révalida por parte de la productora estadounidense.

Con la misma directora que en su segunda parte, la tercera entrega de KUNG FU PANDA llegará a España de la mano de 20th Century Fox en marzo del próximo año y en ella podremos ser complíces de la reaparición del padre de Po, que tras varios años perdido volverá para iniciar un emocionante viaje a un paraíso secreto de Pandas donde tendrá que enfrentarse al villano Kai. Si en EEUU contará con la voz de JACK BLACK (ESCUELA DE ROCK, KING KONG) en nuestro país, el doblaje correrá a cargo del cómico FLORENTINO FERNÁNDEZ, que como en las dos entregas anteriores, pondrá voz al oso panda Po. A falta de imágenes promocionales os dejamos con el suculento trailer del oso panda más divertido del cine actual. Que lo disfrutéis:

 

 

 

Víctor Camarero

No hay comentarios