Compartir

Tras el nuevo escándalo de acoso sexual que asola Hollywood está un reconocido rostro de la cultura cinematográfica norteamericana: Kevin Spacey (House of Cards). El actor y productor ha sido denunciado por el actor Anthony Rapp (Una mente maravillosa), que lo acusa de comportamiento agresivo y acoso sexual cuando tenía 14 años durante una fiesta en Manhattan en 1986. Tras estas acusaciones, Spacey ha pedido disculpas, le ha echado la culpa al alcohol y ha declarado ser homosexual a través de su cuenta de Twitter.

Declaración publicada por el actor en su cuenta de Twitter

En este turbulento mar se encuentra House of Cards, drama político de la plataforma Netflix protagonizado por Spacey junto a Robin Wright y creado por Beau Willimon. Netflix ha tomado la decisión de poner punto final a una de sus series estandarte tras las acusaciones a su actor y productor, anunciando una sexta y última temporada de 13 episodios que se emitirá en 2018. A pesar de esto, la plataforma no está lista para terminar aún con la serie, de ahí que la posibilidad de varios spin-offs sea tangible (aunque aún no se ha confirmado nada).

La compañía anunció en un comunicado que “Media Rights Capital y Netflix están profundamente preocupados por las nuevas noticias entorno a Kevin Spacey. En respuesta a lo revelado anoche, los ejecutivos de ambas compañías llegaran a Baltimore mañana para reunirse con el equipo y asegurarse de que continúan sintiéndose seguros y respaldados. Como se programó previamente, Kevin Spacey no estará en el set esta vez”.

Como veíamos con el caso Weinsten o con el caso Savino, la industria está tomando poco a poco cartas en el asunto, y esperamos encontrar pronto un mundo en el que este tipo de noticias no tengan cabida.

Cristina Domínguez

No hay comentarios

Dejar una respuesta