Compartir

Katherine Heigl-El Palomitrón

La actriz Katherine Heigl regresó anoche a la televisión norteamericana con Doubt, un drama criminal de CBS en el que interpreta a una exitosa abogada relacionada con un sospechoso de asesinar a una adolescente. Pese a no contar con rivales demasiado potentes, la serie tuvo que conformarse con poco más de 5 millones de espectadores y un 0,8 de rating en la franja de adultos entre 18 y 49 años.

Doubt se vio ampliamente superada por la serie policíaca de NBC Chicago P. D. y se dejó a más de 2 millones de espectadores por el camino tras la emisión de Mentes Criminales en la franja de las 9 de la noche.

Pese a contar con un reparto atractivo (Laverne Cox, Teddy Sears, Dulé Hill y Elliott Gould, entre otros) y una sinopsis interesante, parte de la crítica estadounidense ha vapuleado a la serie. Teniendo en cuenta las audiencias millonarias de muchas de sus compañeras de cadena, mucho tendría que mejorar en las próximas semanas para lograr la renovación.

Katherine Heigl encadena un fracaso tras otro desde que decidió abandonar abruptamente Anatomía de Grey para intentar triunfar en el cine. Tras participar en la cinta de Judd Apatow Lío embarazoso, la actriz ha tratado de convertirse en una nueva reina de las comedias románticas, pero su falta de acierto escogiendo proyectos le ha impedido tener algún gran éxito de taquilla.

Tras las fallidas Killers, La cazarrecompensas o La gran boda, Heigl regresó en 2014 a televisión para protagonizar Asuntos de Estado, un fracasado thriller político de NBC que no gustó ni a público ni a crítica y que no pasó de la primera temporada. Pese a pedir perdón públicamente a Shonda Rhimes, la showrunner de Anatomía de Grey declinó el ofrecimiento de la actriz de regresar a la serie médica. Probablemente se haya arrepentido en más de una ocasión de la decisión que tomó al dejar de interpretar a la entrañable doctora residente Izzie Stevens.

Fon López

No hay comentarios