Compartir

got 10.1

Un año más, nuestra breve estancia en Poniente ha terminado. Juego de tronos cierra otra temporada, la sexta, con un desenlace que deleita e inquieta a partes iguales. Ha sido una temporada intensa y veloz. De hecho, nosotros todavía estamos intentando recuperar el aliento tras la magnífica Batalla de los Bastardos que tuvo lugar la semana pasada. Pero la maquinaria que rige los sucesos en el universo creado por George R. R. Martin ya no admite pausas, y parece que ha encontrado en Miguel Sapochnik el comandante más cualificado para recorrer el trayecto más espectacular de la serie.

“Vientos de invierno” no ha sido un cierre de temporada al uso, sino más bien una introducción a un tercer acto que se prevé apoteósico. Pero para poder adentrarse en el principio del fin de esta serie hay que analizar lo acontecido en este capítulo y teorizar sobre los posibles caminos que pueden tomar las tramas el próximo año. ¿Quieres repasar el episodio con nosotros? Pues sigue leyendo, pero solo si ya conoces el desenlace de esta temporada.

got 10.2

Que la trama de Desembarco del Rey se haya desarrollado poco a poco durante prácticamente dos temporadas tenía una explicación. Nosotros ya dijimos que su construcción nos parecía la más coherente de todas las de la temporada, y en este capítulo nos reafirmamos en que la caída y la venganza de los Lannister tenían que cocerse a fuego lento para explotar en toda su gloria. Lo que no esperábamos es que fuese a suceder literalmente.

Casi nos creemos que Cersei corría un grave peligro con la Corona seducida por el fanatismo religioso de Los Gorriones. Ver a la matriarca de los Lannister acorralada y sin ningún tipo de apoyo nos hacía prever su ocaso, pero la leona ha terminado rugiendo más fuerte que nunca. Ya supimos hace un par de episodios que ella escogió la violencia frente a la misericordia, aunque jamás esperábamos que sus planes hiciesen del genocidio un acto inofensivo. 

got 10.3

Los pajaritos de Qyburn estaban en lo cierto. Las provisiones de fuego valyrio que el Rey Loco dejó bajo los cimientos de la capital de Poniente eran reales, y Cersei no ha dudado en emplearlas para liquidar de una vez por todas al Gorrión Supremo y su séquito, a todos los herederos de la casa Tyrell y a todos aquellos que un día se rieron de ella durante su paseo de expiación. Cersei ha acabado con todo aquello que le robaba poder, incluso con su último hijo vivo. Tommen no ha soportado la muerte de su adorada Margaery y no estaba dispuesto a vivir ni un segundo más sin ella. Su suicidio no solo acaba con la descendencia de los Lannister, sino que también deja el Trono de Hierro vacío. O, al menos, durante unas horas.

Tras un periodo de flaqueza, Cersei regresa al juego y lo hace como la gran villana de los Siete Reinos. Sus maquinaciones en la sombra han terminado. Ahora es la reina de Poniente y la estratega más fiera y violenta de esta batalla. Ha tenido que matar a su marido y a todos sus hijos para alzarse con el poder, y no creemos que vaya a desprenderse de él tan fácilmente. Ni siquiera Jaime, que contempla la coronación de su amada hermana con estupefacción, parece ser bienvenido en la nueva corte real. ¿Habrá abierto por fin los ojos y se habrá percatado de la despiadada maldad de su hermana? ¿Habrá fratricidio en Desembarco del Rey en la próxima temporada?

got 10.4

Las reacciones ante el reinado de Cersei no se han hecho esperar. Las primeras en empezar a planear su venganza han sido precisamente las dos familias que más han sufrido la furia de los Lannister en los últimos tiempos. Ellaria y sus serpientes de Arena se han reunido con Olenna Tyrell para formar una curiosa alianza con la que derrocar a la tirana de Poniente, y han encontrado una vía que puede asegurarles la victoria: Varys. ¿Tendremos nuevas simpatizantes del movimiento Targaryen o son mujeres demasiado duras para dejarse doblegar por la Madre de Dragones? Lo que está claro es que Dorne, que siempre había sido uno de los puntos más flacos de la ficción, cobra relativa importancia en el porvenir de la serie.

El otro arco argumental que sigue flaqueando y acaparando minutos de pantalla es el viaje de Sam hasta Antigua. Tras una visita familiar un poco cruda, el miembro más patoso de la Casa Tarly llega a la ciudad con la biblioteca más grande del mundo. Una biblioteca llena de conocimientos que no solo le permitirán convertirse en un maestre, sino que también ayudarán a favorecer la victoria de los humanos en el futuro enfrentamiento contra los caminantes blancos. Esperemos que la revelación sea impactante y valga la pena, porque todo lo que hemos visto en esta temporada al respecto ha sido más bien prescindible.

got 10.5

A quien parece que tanto esfuerzo por fin empieza a darle sus frutos es a Arya Stark. Tras una estancia en Braavos algo caótica tanto para el personaje como para los espectadores, la joven ha regresado a Poniente y se ha infiltrado en la morada de los Frey para cobrarse una de las venganzas más justas y ansiadas de la serie. Arya ha emulado una Boda Roja minimalista con Walder y sus hijos varones, y lo ha hecho justo después de celebrar junto al ejército de los Lannister la victoria del asedio de Aguasdulces.

Nos parece curioso que la Stark más rebelde haya desaprovechado la oportunidad de acabar también con Jaime teniéndolo tan cerca. Tampoco sabemos por qué ha utilizado la técnica de los asesinos sin rostro si había renegado del entrenamiento de Jaqen. A pesar del placer experimentado en este episodio, la trama de Arya sigue siendo una de las peor explicadas y desarrolladas de la serie. No sabemos muy bien cuál será su siguiente paso ahora que ha empezado a matar a todos aquellos que han hecho sufrir a su familia. Quizás vaya al reencuentro de sus hermanos en Invernalia, o puede que guíe sus pasos hacia Desembarco para intentar enfrentarse también con Cersei. Lo que está claro es que el reencuentro con el Perro no va a aplazarse mucho más tiempo, y veremos qué ocurre entonces con la nueva justiciera de Poniente.

got 10.7

Mientras tanto, parece que las cosas por Invernalia vuelven a estar a favor de los Stark. Especialmente para Jon Nieve. Tras desterrar a Melisandre por haber quemado viva a Shireen Baratheon a las órdenes del Señor de Luz (de nada nos ha servido todavía saber su pequeño y viejo secreto al inicio de esta temporada), el bastardo consigue legitimar su reinado en el Norte gracias a su honor, su victoria sobre Ramsay Bolton y a las palabras de la cada vez más maravillosa Lyanna Mormont.

También tenemos confirmación de la teoría que llevaba años rumoreándose entre los fans y que situaba a Jon como hijo de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen. Lo hemos sabido gracias a una nueva visión de Bran, que ya está a punto de cruzar el Muro y volver con toda su familia a Invernalia. A no ser que el Rey de la Noche lo alcance.

got 10.8

A pesar del periodo de felicidad que están experimentando los Stark casi al completo, hay que ir con pies de plomo. Podrían tener al enemigo en casa. O, mejor dicho, podrían tenerlo incluso entre los miembros de su propia familia. Este último capítulo nos ha devuelto la grandeza de la casa más castigada de la serie, pero también ha dejado intuir la posibilidad de que haya un enfrentamiento entre Jon y Sansa. La legítima heredera de Invernalia no creía merecer tal poder, aunque puede que la cosa cambie tras una conversación sincera y pretenciosa con Meñique.

Petyr Baelish por fin ha dejado claro que su sueño es alcanzar el Trono de Hierro y ha visto en Sansa la mejor oportunidad para conseguirlo. Ella, en cambio, ya no es una niña inocente capaz de sucumbir una vez más ante la manipulación de otro de los mejores estrategas de Poniente. No es una alianza que se vaya a producir fácilmente, pero no es imposible. Las miradas que se echan ambos durante la proclamación de Jon como Rey en el Norte dejan intuir algo que todavía escapa a nuestro entendimiento. Parece que Meñique sabe que Jon no es hijo de Ned Stark, y quizás sea su última baza para situar a Sansa en su bando y propiciar una lucha entre hermanos reconvertidos en primos. O puede que no haga nada y espere a la llegada de otra conquistadora.

got 10.9

Pensábamos que nunca iba a suceder, pero Daenerys ya está lista para partir hacia Poniente. La Rompedora de cadenas por fin parece haber aprendido de las múltiples meteduras de pata cometidas a lo largo de tres temporadas. Su eterna estancia en Meereen le ha servido para coger tablas diplomáticas, políticas y bélicas, aunque los consejos y la experiencia de Tyrion también han jugado mucho a su favor. Tras dejar a Daario Naharis al cargo de Meereen, renegar de su amor en busca de una alianza matrimonial que refuerce su posición en Poniente y nombrar al hermano Lannister más sensato Mano de la Reina, la joven Targaryen abandona la rebautizada Bahía de los Dragones junto a la flota de los hermanos Greyjoy, los dothrakis, los inmaculados, Varys (que ha batido el récord en teletransportaciones) y los dragones para recuperar el poder que en su día le arrebataron a su familia. No sabemos si conseguirá deshacerse tan fácilmente de Cersei o si su sed de conquista nublará su mente, pero la batalla por el Trono de Hierro ya es inevitable. El invierno ya ha llegado, y la etapa final de Juego de tronos también.

got 10.6

Si hace un par de semanas pensábamos que esta temporada estaba empezando a caer en un pozo de obviedades y precipitaciones, los últimos capítulos colocan a Juego de tronos en el punto más álgido de su trayectoria. La solemnidad y la épica que ha conseguido la serie gracias a la dirección de Miguel Sapochnik, la banda sonora de Ramin Djawadi y la fortaleza de sus personajes femeninos es indiscutible. No hemos visto nada igual en televisión y no parece que la serie haya tocado techo.

Con este último episodio, confirmamos que la serie ha sobrevivido holgadamente a la ausencia de libros de referencia. Todas las tramas secundarias han desaparecido en mayor grado para empezar a unificarse hacia un destino común. Una etapa se cierra para dar paso a otra que se vislumbra más grandilocuente todavía, y cualquier expectativa en los acontecimientos que van a tener lugar en Poniente solo son un preludio a lo que George R. R. Martin, David Benioff y D. B. Weiss nos tienen preparado. El hielo y el fuego están a punto de encontrarse, pero tendremos que esperar un año para volver a disfrutar del espectáculo televisivo más espléndido de la década.

GIF PARAISO FRIKI

Jorge Bastante

2 Comentarios