Compartir

got 6.2

Con la angustia que nos dejó el anterior episodio todavía vigente, Juego de tronos ha iniciado la segunda mitad de la sexta temporada con un ritmo y un desarrollo de tramas que nunca antes habíamos visto en la serie (al menos hasta el desenlace de cada tanda de capítulos). Poniente está agitado a ambos lados del muro, y ese cúmulo de tensiones no hace más que construir los caminos que ya empiezan a unificarse hacia un destino común. O eso era lo que pensábamos hasta hoy. No podemos negar que ciertos pasajes que está tomando la historia son un poco obvios y previsibles, pero en el mundo creado por George R. R. Martin siempre hay lugar para las sorpresas, para las muertes y, a tenor de lo que estamos viendo últimamente, también para la resurrección.

El capítulo emitido esta semana viene marcado por todo tipo de regresos. De manera literal o metafórica, casi la totalidad de los personajes de Poniente que han aparecido en este episodio han regresado a sus raíces o se han servido de ellas para coger fuerzas y avanzar hacia un tramo final que se otea apoteósico y sanguinario. Pero para recordar de dónde vienen y a dónde van cada uno de ellos, vamos a repasar y a teorizar sobre lo que hemos visto en “Sangre de mi sangre”. Como siempre, no recomendamos seguir con la lectura del artículo si todavía no has visto el episodio.

got 6.3

Con la tensión y el dramatismo que alcanzó el episodio anterior en sus minutos finales, era de esperar que retomásemos la historia justo en el momento en el que la dejamos. Necesitábamos saber si Bran y Meera iban a salvarse de la horda de zombis que el Rey de la Noche había mandado tras ellos. Sí, era obvio que iban a sobrevivir, pero queríamos saber cómo se las iban a arreglar una niña y un tullido para deshacerse de un ejército de muertos vivientes. Por suerte, hemos obtenido la respuesta, y encima ha venido con sorpresa.

Cuando decíamos que en esta temporada de Juego de tronos también hay lugar para las resurrecciones nos referíamos a que la serie por fin está empezando a rescatar personajes que habían quedado atrás hasta ser casi relegados al olvido. Hoy hemos tenido el privilegio de volver a ver a Benjen Stark, que ha sido el encargado de poner a salvo a Meera y a Bran gracias a la advertencia del cuervo de tres ojos. Su reaparición, que hasta ahora parecía imposible, viene respaldada por otra revelación que puede ser útil y trascendental para el futuro: Benjen sobrevivió al ataque de los caminantes blancos más allá del Muro, y lo hizo gracias a la ayuda de los Hijos del Bosque. ¿Cómo? Atravesando su corazón con vidriagón justo cuando ya había sido tocado por la “maldición”.

Una vez más, la trama de Bran se erige como una de las más interesantes de esta temporada, aunque en esta ocasión vuelva a ser por todo lo que sugiere y la cantidad de teorías que está creando entre los seguidores de la serie. ¿A dónde irá ahora este nuevo grupo? ¿Les llevará Benjen hacia Invernalia para reunificar todavía más a los Stark? ¿Cómo ha logrado el cuervo de tres ojos comunicarse con él antes de morir? ¿Será él el misterioso Manosfrías de las novelas? Y lo que es aún más importante, ¿cómo es capaz de acceder Bran a las visiones del Rey de la Noche y de los caminantes blancos? ¿Habrá adquirido ese poder tras entrar en contacto con él? ¿Llegará alguno de ambos a controlar al otro? Las conjeturas, desde luego, pueden llegar a ser infinitas.

got 6.4

Quien no ha tenido tanta suerte con su reencuentro familiar ha sido Sam. Acompañado por Gilly y el bebé que, de repente, parece un adolescente, el cuervo más torpe del Castillo Negro regresa a Colina Cuerno para dejar a sus dos seres más queridos en compañía de los Tarly antes de su partida a Antigua y, de paso, intentar limar asperezas con su padre.

Esta reunión entre dos personas con posturas ideológicas tan contrarias estaba destinada al fracaso desde antes de producirse. Con una perfecta recreación de lo que sería una cena navideña cualquiera, hemos sido testigos del brutal desprecio que Randyll siente por su hijo, de cómo Gilly no se deja doblegar ni con un cambio de imagen mucho más noble y de que a Sam no le ha servido de nada enfrentarse a tenitas y caminantes blancos, pues sigue doblegándose ante la arrogante soberbia de su progenitor.

La trama de los Tarly volvería a tildarse de innecesaria de no ser por un pequeño comentario que hace el patriarca acerca de la reliquia familiar: una espada construida con acero valyrio. Un objeto con un material tan escaso y crucial para las batallas venideras que Sam no duda en robar antes de ser desterrado de su propio hogar, y lo hace junto a Gilly y el pequeño Samwell hacia un destino ahora incierto. ¿Seguirán siendo Antigua y su formación como maestre sus objetivos prioritarios o volverá al Norte para ayudar a Jon? Sea cual sea la respuesta, Sam sigue siendo un personaje con una relevancia que todavía no ha explotado, pero que deberá hacerlo tarde o temprano. De no ser así, no se entendería su existencia a estas alturas de la historia.

got 6.5

Y mientras unos personajes reniegan de sus raíces familiares, otros son incapaces de deshacerse de ellas. Es el caso de Arya, cuya estancia en Braavos parece estar llegando a su fin. Pensábamos que la pobre Stark ya había aprendido la lección y que, tras las calamidades sufridas en la Casa de Blanco y Negro, iba a desprenderse de su personalidad para convertirse en una asesina despiadada a merced del Dios de los Mil Rostros. Pero eso no va a ocurrir. En una temporada en la que los Stark están más vivos que nunca, Arya no podía olvidar su apellido. Quizás el hecho de tener que revivir una y otra vez los últimos acontecimientos de su familia a través de la representación teatral donde actúa su hipotética víctima no solo le sirve para recordar que la chica no solo tiene un nombre, sino también una venganza que consumar.

Era obvio que Arya no iba a envenenar a Lady Crane, aunque no deja de ser curioso que le haya salvado la vida a una actriz que interpreta a Cersei Lannister. Lo que ya no es tan obvio es cómo va a escapar de Jaqen y de la insufrible Niña Abandonada ahora que saben lo que ha hecho. Imaginamos que recuperar a Aguja será crucial para librarse de ellos y huir junto a los actores hacia Desembarco del Rey. Pero, de ser así, ¿su trama en Braavos no habría sido absurda e innecesaria? Por el bien del personaje, esperamos que los guionistas le den a esta trama un acto final que nos quite la sensación de pesadez que llevamos sintiendo con ella desde finales de la temporada pasada.

got 6.6

Mientras tanto, las familias hospedadas en Desembarco del Rey siguen desubicadas ante la presencia cada vez más imponente del Gorrión Supremo. Creíamos que por fin íbamos a ver una batalla en la capital de los Siete Reinos, pero no ha sido así. Lo que ha ocurrido en este episodio ha sido un coitus interruptus en toda regla, aunque sí ha habido un claro vencedor en este amago de enfrentamiento: la religión. Tomen, movido por su amor a Margaery y por las palabras del Gorrión Supremo, ha sucumbido a la secta de Los Siete. El joven rey ha aceptado unificar la corona y la fe, dejando al resto de los Lannister y de los Tyrell perplejos ante lo que contemplaban sus ojos.

Este nuevo giro argumental nos ha pillado desprevenidos y algo confusos, sobre todo por la actuación de Margaery. ¿Ha sucumbido realmente a los designios de la fe o se trata de una de sus estrategias para salir ilesa? No nos parece muy creíble que ahora sea una ferviente devota de aquella religión contra la que hace un par de capítulos luchaba para defender su honor y el de su hermano. Queremos creer que la joven Tyrell sabe muy bien lo que hace, aunque eso implique darles a los Gorriones un ejército armado y un poder del que, curiosamente, siempre han renegado. Lo que está claro es que los problemas crecen en casa de los Lannister, y parece que van a ir a más después de descubrir la nueva misión que Jaime tiene por delante.

got 6.7

La misión de Jaime nos devuelve a uno de los escenarios clave de la saga y a uno de los personajes más odiados por todos los lectores/espectadores. Sí, Walder Frey también vuelve a Juego de tronos. El impulsor de la Boda Roja quiere recuperar Aguasdulces, ahora conquistado por Brynden Tully, conocido como el Pez Negro. Para conseguirlo, no solo tendrá el supuesto apoyo de los Lannister, sino también a Edmure Tully como moneda de cambio.

El hecho de que todos estos personajes vuelvan a escena después de tantas temporadas ausentes puede resultar confuso, pero no gratuito. Los Tully son esenciales a estas alturas de la historia. Los Stark los necesitan para recuperar Invernalia, y los Lannister tienen que acabar con ellos para mantener la fidelidad de aquellos que todavía les suministran poder. La batalla por Aguasdulces va a ser un suceso determinante en esta temporada, pero también supondrá el reencuentro entre un Jaime y una Brienne muy distintos a la última vez que se vieron. Muchos personajes e historias van a confluir en este punto de Poniente, y todavía queda por ver qué pinta la Hermandad sin Estandartes en todo esto.

got 6.8

Y mientras la gran mayoría de personajes luchan por la supervivencia de sus vidas o de sus apellidos, Daenerys sigue con su empoderamiento al otro lado del mar Angosto. Los Inmaculados, los Segundos Hijos y ahora los dothrakis son ejércitos suficientes para marchar hacia Desembarco del Rey y recuperar el Trono de Hierro. Pero tal cantidad de soldados necesitan muchos barcos para ser transportados. Muchos barcos que ahora, tal y como le recuerda Daario, ella no tiene.

La llegada de los Greyjoy a Meereen será determinante para darle a Daenerys los suministros necesarios para emprender una batalla que llevamos esperando desde el inicio de la serie. También habrá que ver cómo resuelven los conflictos existentes en la Bahía de los Esclavos y la intromisión del Señor de la Luz en estas tierras. De momento, la Madre de Dragones sigue dando discursos alentadores, ganándose adeptos y siendo más Targaryen que nunca a lomos de un Drogon que en poco tiempo ya no va a caber en pantalla.

got 6.9

Después de las emociones vividas en el anterior episodio, Juego de tronos ha decidido bajar el nivel de intensidad en esta nueva entrega, pero no el ritmo. No ha habido muertes ni descubrimientos relevantes, pero tampoco ha sido un capítulo de transición. Es muy complicado abarcar todas las tramas y reintroducir a otros personajes que se habían ausentado del juego hasta el punto de ser auténticos desconocidos para los espectadores, pero por fin empieza a parecer que nadie sobra en esta partida. Todos están aquí por un motivo u otro, y nos lo van a demostrar en los cuatro capítulos restantes de temporada. Empuñad vuestras espadas, porque estamos a punto de alcanzar el tramo más bélico que ha alcanzado nunca esta serie.

Jorge Bastante

GIF PARAISO FRIKI

No hay comentarios