Compartir

Si en el anterior capítulo tuvimos una batalla espectacular y un final de los que cortan el aliento, en esta nueva entrega de Juego de tronos las cosas han sido más sosegadas, aunque el desarrollo de la historia continúa a buen ritmo y no se puede considerar en absoluto un capítulo de relleno. El cambio de marcha dice mucho de su director, Matt Shakman, y de su buen hacer durante su dilatada experiencia en televisión en géneros muy distintos (Fargo, Colgados en Filadelfia, Mad Men…).

Atención: Contiene spoilers

Tras el susto que nos dio Jaime cuando terminó empujado por alguien, cuya identidad desconocíamos, en el lago, pudimos llegar a pensar que perdíamos a un Lannister; pero en el fondo confiábamos en una muerte mucho más épica para el “príncipe encantador”. Verle salir del agua alejado del peligro y junto a Bronn, su salvador, no nos ha parecido tan extraño.

Cuidadito con la Targaryen

En este episodio transición hemos sido testigos de los resultados de ese rescate de Jamie, aunque no deja de estar cogido por los pelos, ya que no resulta muy creíble que con lo que deben pesar esas armaduras hayan conseguido salir ambos por sus propios medios del agua, pero… aceptamos “dragón” como animal de compañía. Aparte, terminada la batalla, Daenerys somete a los vencidos y les “invita” a unirse a su bando; la cosa no saldrá como ella esperaba del todo, y habrá una “barbacoa” con Randyll y Dickon Tarly, padre y hermano de Sam, como plato principal. Tras ser testigo de estos hechos, Tyrion hablará con Varys y comentarán su implicación en los actos de sus señores.

Tyrion y Varys Juego de Tronos El Palomitrón

Jon a lo suyo

Cuando Daenerys vuelve a Rocadragón, será testigo de cómo Jon es capaz de acariciar a su dragón (está claro que un Targaryen más, ¿no?), y ambos parecen ponerse ojitos. Justo en ese momento de intimidad aparece ser Jorah, recuperado de su enfermedad y presto a ponerse al servicio de su reina; enseguida comprende que el apuesto monarca de Invernalia va por delante de él en el corazón de la khaleesi. Cuando Jon recibe un cuervo con el aviso de Bran sobre el ejército de los muertos que sigue avanzando, además de otras noticias sobre su familia, convence a los reunidos en la isla de que todo Poniente debe unirse para vencer a ese temible enemigo. Se propone un plan para convencer a la mismísima Cersei: llevarle un muerto hasta Desembarco del Rey para que lo vea con sus propios ojos. Tyrion y Davos irán hasta la ciudad para una primera reunión con Jaime que propicie la audiencia con la reina. Además, el caballero de la Cebolla hará que Gendry vaya con él hasta el Norte.

Cersei esperando al muerto Juego de Tronos El Palomitrón

Desconfianza entre hermanas

Los señores de Invernalia tardan poco en empezar a cuestionar a su rey, y Sansa asiste a las discusiones sin interceder por Jon Nieve, algo que le reprochará Arya, que no se cortará en decirle que estaría encantada con quedarse con el puesto del bastardo. Poco después, la muchacha será testigo de los tejemanejes de Meñique, del que no se fía un pelo. Se meterá en su habitación y leerá una carta firmada por su hermana, la que le hizo escribir Cersei a su hermano Robb y a lady Catelyn para instarles a que jurasen lealtad a Joffrey. Es fácil pensar lo que pasa por la mente de Arya, así como creer que todo lo ha orquestado Baelish para lograr salirse de nuevo con la suya.

Escuadrón Suicida Juego de Tronos El Palomitrón

El escuadrón suicida de Jon Nieve (@Fatty_Martin dixit)

Llegamos a la parte final del episodio y ya hemos visto como los maestres no creen las noticias sobre el ejército de muertos que se aproxima; esto terminará enfadando bastante a Sam que, harto de sus desplantes, robará unos libros y se marchará junto a Gilly y su hijo. Antes, la chica leerá en uno de los volúmenes que tiene que copiar su compañero la noticia sobre la anulación de un matrimonio y posterior casamiento en Dorne de los padres de Jon, lo que le convertiría en hijo legítimo y heredero del trono. En Desembarco del Rey, Jaime va a contarle a Cersei su reunión con su hermano, pero esta ya la conoce y asegura que derrotarán a cualquier cosa que se les ponga por delante. Más ahora que deben luchar por su nuevo hijo, ya que está embarazada. Y Jon Nieve se dispone a marchar al Muro para su misión, acompañado de Jorah y Gendry. En el Castillo Negro se reunirán con Tormund, al que le contarán sus planes, y este les ofrecerá para unirse a su misión al Perro y a sus compañeros de la Hermandad. Todos en comandita traspasarán el Muro directos a una misión suicida.

Cersei preñada Juego de Tronos El Palomitrón

Algunas incógnitas

  • Cersei le dice a Jaime (hermano, amante y consejero) que está otra vez embarazada, pero según la profecía de la bruja: tendrá tres hijos y “de oro serán sus coronas y de oro sus mortajas”. ¿Perderemos a la reina antes de que nazca su nuevo vástago?
  • Daenerys Targaryen está siendo muy errática en su comportamiento y va de aquí para allá dando bandazos en sus decisiones, por no hablar de la soberbia que se gasta últimamente. ¿Será ella una nueva reina loca?
  • La idea de ir a coger a un soldado del ejército de los muertos es, cuando menos, estrambótica. Pero que vaya el mismísimo rey en el Norte en esa batida es alucinante. ¿Cuántos del grupo volverán con vida? ¿De verdad Cersei aceptará, no ya un armisticio, sino una reunión con sus enemigos sin intentar hacer de las suyas?

Nuevas dudas que se añaden a otras muchas anteriores y que esperamos que se resuelvan en los dos últimos episodios. Mientras, aquí tenéis la promo del 7×06.

Rocío Alarcos

No hay comentarios

Dejar una respuesta