Compartir

 

futbololin2

 

  • ¿QUIÉN? JUAN JOSÉ CAMPANELLA (J.J.C.) 
  • ¿DÓNDE? Casa de América
  • ¿CUÁNDO? Martes 17 de Diciembre de 2013
  • ¿POR QUÉ? Mesa redonda presentación FUTBOLÍN.

 

El pasado martes 17 tuvimos la oportunidad de entrevistar, junto a compañeros de otros medios, al director argentino JUAN JOSÉ CAMPANELLA, que se acercaba a Madrid para presentar su último proyecto: FUTBOLÍN, una coproducción hispano argentina que supone no sólo el primer filme de animación del director, muy popular gracias a sus aclamadas EL HIJO DE LA NOVIA y EL SECRETO DE SUS OJOS, sino que también ha supuesto la primera incursión en la historia del cine argentino en la animación 3D.

FUTBOLÍN ha logrado el mejor estreno de la historia del cine argentino arrastrando a las salas en su primer fin de semana de exhibición a casi medio millón de espectadores, cifra que duplica los números de los filmes que con anterioridad poseían ese récord (EL SECRETO DE SUS OJOS, DOS MÁS DOS y UN NOVIO PARA MI MUJER). Dos millones de espectadores en Argentina avalan una cinta que técnicamente no tiene nada que envidiar a las grandes superproducciones americanas. FUTBOLÍN desafía a Hollywood y sirve como ejemplo de que se pueden concebir filmes técnicamente muy vanguardistas fuera de las fronteras de Estados Unidos.

La entrevista que vais a leer a continuación recoge las preguntas de El Palomitrón, y de nuestros compañeros de Infolibre, Tarántula, La Noche Americana y Red Carpet.

La mirada de DARÍN nos ha atrapado en muchas de tus películas, pero su voz no se queda atrás en atractivo. ¿No pensaste en él para prestar su voz en FUTBOLÍN?

campanella icono J.J.C.: (risas) Excepto PABLO RAGO, que trabajé con él en EL SECRETO DE SUS OJOS y hace de Capi en la versión original, todos son actores con los que no había coincidido antes. Decidí no contar con mis habituales como DARÍN, EDUARDO, o GUILLERMO FRANCELLA precisamente porque conozco muy bien sus voces y no me iban para ninguno de mis personajes. Son voces que  transmiten una edad ya muy avanzada. Los jugadores de fútbol suelen ser más jóvenes.

FUTBOLÍN está dirigida a un público infantil pero tiene muchos elementos que la hacen disfrutable para un público más abierto. ¿Tenías claro desde el principio que no querías cerrarte a un solo tipo de público?

campanella icono J.J.C.: Hay algo que me gusta mucho de la animación moderna. Ese punto que hace que funcionen también para el público adulto. Esta es una característica que me encanta de las películas de animación de los noventa, mantuvieron una cierta magia y además muchos guiños para los adultos también.  Tenían un humor muy sofisticado. A mí, además, es lo que me sale. Tenía que cuidar mucho el no ser demasiado sarcástico porque tenía que tener presente al público infantil, pero sin renunciar a hacer algo que también pudiesen disfrutar los adultos.

¿Qué fue lo que te llevó para dar este giro hacía el cine de animación?

campanella icono J.J.C.: Siempre me gustó la animación. Siempre la miré como algo totalmente ajeno a mi mundo hasta que apareció la animación por ordenador. Yo vengo del mundo de la posproducción, soy montajista, y cuando vi las posibilidades que se abrieron en este campo de la animación por ordenador comencé a estudiarlo. En 2005 ya estábamos preparando un piloto para una serie de televisión que mezclaba imágenes reales con animación. Justo en este momento GASTÓN MORELLI, el productor de FUTBOLÍN,  me vino con este proyecto y me encantó la idea. No lo dudé, abandoné el proyecto de la serie de televisión y me metí de lleno con FUTBOLÍN.

La película no sólo habla de la amistad, sino que habla también del futbol y del dinero que mueve bajo un cierto punto de vista crítico. ¿Tuviste en cuenta en un primer momento la posibilidad de que esta crítica tuviese una función disuasoria, que fuese un aspecto que no iba a gustar al público?

campanella icono J.J.C.: La verdad es que nunca pienso si al público le va a gustar o no el tema de mi película. Es algo que elijo por voluntad propia y que a veces me supone alguna dificultad. Cuando rodé EL HIJO DE LA NOVIA, por ejemplo, me acuerdo que hubo muchos productores que no veían el proyecto viable y la verdad es que nos costó un poco sacarla adelante (risas). En cualquier caso el tema que toca FUTBOLÍN, esa generación de ídolos de laboratorio es algo que está pasando mucho en todas las artes, especialmente en la música, el cine, o la literatura.

Dirigir una película de estas características requiere trabajar con un número muy elevado de técnicos de animación. En FUTBOLÍN juntaste a más de 300 animadores procedentes de WETTA, PIXAR o DREAMWORKS. ¿Notas mucha diferencia en el proceso de dirección de una película tradicional y una de animación?

campanella icono J.J.C.: Es verdad que fue un cambio muy grande. En cine puedo hacer todos los roles, domino lo justo todos los campos para poder salir de un apuro. Si enferma el técnico de iluminación o el de sonido, puedo salir adelante. No va a quedar igual de bien, pero algo puedo hacer (risas).  Aquí efectivamente vas pasando por los ordenadores y lo que ves son números (risas) aunque luego finalmente todo eso te traslada a imágenes y la imagen se dirige exactamente igual que en una película. Con los animadores el proceso es igual que con los actores, pero con una vuelta de tuerca más. Para diseñar una escena, en FUTBOLÍN,  yo me reúno con los animadores que van a participar en esa escena y les explico la escena como si ellos fueran los actores: qué queremos contar, su función en la película, el objetivo emocional de cada uno de los personajes y el subtexto (si están mintiendo, si están enfadados…). Ellos entonces hacen un primer esbozo de animación, y hablamos de unas dos semanas, y nos volvemos a reunir para pulirlo y realizar otra pasada. Es entonces, después de otras dos semanas, cuando realmente empezamos a concretar y a definir detalles como puede ser la posición de las cejas de un personaje. Date cuenta que cuando vemos una secuencia terminada, a color y con sus texturas, puede que hayan pasado hasta dos años. Es un proceso largo en el que muchas veces te preguntas si algún día lo verás todo terminado (risas). Otra de las diferencias más notables es que en cine uno cuenta con un actor para un personaje, y en animación tienes 20 actores (animadores) por personaje, cada uno con su forma de dibujar y ver el personaje, así que hay que buscar un punto al que todos puedan llegar para unificar el trazado de todos los dibujantes que conforman los equipos.

 

campanella
JUAN JOSÉ CAMPANELLA, director de FUTBOLÍN.

 

Uno de los mensajes que transmite FUTBOLÍN es el de creer en uno mismo, la autosuperación. ¿Podemos decir que son valores que han funcionado como un motor en tu vida?

campanella icono J.J.C.: Siempre. La verdad es que me gusta mucho esto de “creer para ver”. Lo primero que uno tiene que hacer para lograr un objetivo es creer en él, creer que es posible. Esa creencia tiene que ser fuerte para afrontar las cosas cuando se ponen difíciles.

En estos últimos años estamos viendo como el cine de animación se pasea con éxito por festivales tan importantes como Cannes o San Sebastián, ¿podemos hablar de un auge en este género?

campanella icono J.J.C.: Sí, lo que todavía tenemos que romper es el prejuicio de que sólo PIXAR o DREMAWORKS pueden alcanzar un nivel de calidad superior. Nuestra intención a la hora de hacer FUTBOLÍN fue también tratar de romper ese prejuicio, que es real y existe en los compradores, en los exhibidores, en los distribuidores, y en el mismo público. FUTBOLÍN se va a estrenar el mismo fin de semana que LLUVIA DE ALBÓNDIGAS, y yo te puedo asegurar que irá más gente a ver este último título sólo porque se trata de una película de Hollywood. Luego ya veremos qué pasa en la segunda semana de exhibición, cuando entre el boca a boca a funcionar…En este caso no quiero hacer un llamamiento para que el público venga a verla porque es una producción hispano argentina, no es mi estilo apelar al nacionalismo, pero tampoco quiero que el público deje de venir a verla justo por eso, porque es una producción nuestra. Sólo pido que aquí la juzguen como película porque la recepción en argentina ha sido muy buena y el público infantil no entiende de prejuicios.

¿Te planteas una segunda parte?

campanella icono J.J.C.: Sí, si encontramos la manera de que la segunda parte tenga una justificación de objetivo y resolución del conflicto importante. Lo que no queremos, y me daría mucha pena que ocurriera, es que la segunda parte se convirtiese en un capítulo más. Con algunas secuelas uno tiene la sensación de que son más de lo mismo. Trataré de ejercer mi pequeño porcentaje de propiedad intelectual para que esto no ocurra.

¿Por qué hacer dos versiones, una argentina y otra española?

campanella icono J.J.C.: Porque los destinatarios son los niños. Como adultos yo sé cómo hablan los españoles y muchos españoles también saben cómo hablamos los argentinos. Si se tratase de una película pensada y dirigida para adultos creo que no existiría esta duplicidad en las versiones.  En el caso de FUTBOLÍN creo que muchos niños se quedarían fuera y no entenderían muchas de las expresiones de la versión argentina.  La versión española se trabajó con mucho cuidado y yo no lo definiría como doblaje, la considero también una versión original. Sólo hemos mantenido la voz de “Loco”, una interpretación maravillosa, y reconozco que la versión española tiene algunos hallazgos de humor muy buenos que no están en la versión argentina.

Has participado en FUTBOLÍN doblando a algunos personajes. ¿Cómo ha sido la experiencia?

campanella icono J.J.C.: En la versión argentina hago la voz de Eusebio, pero es que al final hice hasta siete personajes (risas). Mira, en una película de animación a la hora de poner las voces a los personajes, todos los actores que tomábamos parte en la escena entrábamos en el estudio de grabación a la vez, y claro, hay muchas escenas en las que sólo hay un frase de un personaje muy secundario. Cuando esto pasaba yo decía esas frases, y con el paso del tiempo nos fuimos acostumbrando tanto a esa voz (la mía) que ya al final se quedaron.

¿Tienes en mente ya un futuro proyecto?

campanella icono J.J.C.: Pues la verdad es que después de FUTBOLÍN hice una obra de teatro y un programa de televisión en Estados Unidos, así que ahora toca descansar un poquito (risas).

Muchas gracias Juan, y suerte con la película.

campanella icono J.J.C.: ¡Gracias a todos vosotros!

 

 

Como siempre, no cerramos sin agradecer a JUAN JOSÉ CAMPANELLA su predisposición y su buen humor, al equipo de La Portería de Jorge Juan su confianza, y a nuestros compañeros de mesa redonda lo agradables que hacen estos encuentros.

 

Alfonso Caro

Compartir
Artículo anteriorISMAEL
Artículo siguienteLA VIDA SECRETA DE WALTER MITTY
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

2 Comentarios

  1. Han conseguido que me interese ver la película por partida doble, por un lado la versión original por ser la original y por otro la española, y es que Arturo Valls me parece un cómico cojonudo.

    • La verdad es que ARTURO VALLS es efectivamente un crack. Su doblaje ha aportado mucho a la versión española. Te recomendamos que veas la película porque técnicamente, y como comenta CAMPANELLA, no tiene nada que envidiar a las producciones americanas. Ideal para ver en familia:)
      Gracias por tu comentario:))

Dejar una respuesta