Compartir

Expediente Warren 2Esa sensación en la que sientes que hay alguien detrás de ti. Notas una leve respiración sobre tu nuca, una impresión helada que mueve tu cabello. Te das la vuelta, y, de repente… ¡despiertas! Menos mal que solo era una horrible pesadilla… ¿O era algo real? Sea como sea, despierto o dormido, algunos lo llaman almas olvidadas de Dios; otros lo catalogan como fantasmas y otros como demonios. A estos se le añade la gente que dice no creer si no ven. Diferentes tipos de personas en un tema que ha sido y es muy tratado en el cine (La señal, El grito, Sinister 2, It Follows…), en programas de televisión (Cuarto Milenio, Buscadores de fantasmas…), en libros (El Exorcista, It, Déjame entrar…)… Todos estos fenómenos e historias (en un formato u otro) son los que nos hacen alimentar nuestras fantasías, nuestros miedos… Un experto en fomentar todo esto es él, ese hombre que se mete en nuestra mente para perturbar nuestros sueños más dulces y convertirlos en pesadillas, terribles pesadillas. Y no, no hablamos de Freddy Krueger, sino de Wan, James Wan. Lo ha vuelto a hacer.

Diferentes emociones son las que generó y genera el director australiano de origen malasio con su trabajo en todo el panorama cinematográfico de terror. Pero en concreto, cabe destacar una fecha, la del 19 de julio de 2013, día en que estrenó en las grandes pantallas lo que sería una revolución en el cine de terror: Expediente Warren: The Conjuring. Esta película provocó el boom en las taquillas mundiales e hizo desear a todos aquellos que vimos su historia, no tener armarios en nuestras habitaciones.Expediente Warren 2Este genio conocido por su anteriores éxitos, como Saw, Insidious, o Fast and Furious 7generó tal hype con esta historia basada en un hecho real que llegó a recaudar 300 millones de dólares en taquilla (20 millones fue lo que supuso el coste). Como ven, compensó… ¡Y bien qué compensó! Hasta llegó a crearse un spin-off de ella llamado Annabelle (cuya secuela prevé estrenarse entre finales de 2016 o principios de 2017), filme que no funcionó tan bien, puesto que Wan se quedó al margen de su dirección y solamente fue el productor ejecutivo.

Algunas escenas se han convertido en míticas, con ejemplos como el de las manos que salen de un armario misteriosamente y aplauden, la mujer ahorcada detrás de Ed Warren, o frases como: “A veces es mejor mantener al genio en la lámpara”. Todos estos son factores que marcaron y quitaron el sueño a más de uno. Porque si algo ha escaseado en estos últimos años ha sido el buen cine de terror, una ilusión que Wan nos ha devuelto. Él nos hizo volver a creer que aún se pueden hacer buenas cosas en este género. Gracias, Wan, por hacernos sentir miedo (solamente lo agradecerán aquellos que sientan amor por este tipo de cine). Ya lo hizo, como hemos dicho, con Expediente Warren, pero esto no podía acabar aquí: Wan ha probado con su segunda parte, su secuela, Expediente Warren 2: El Poltergeist de Enfield (The Conjuring 2).

Expediente Warren 2Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero si Wan tiene que ver en esto, ya no nos da tanto miedo… ¿O sí? Y es que calidad tiene, y si, además, nos promete que tendrá la escena más aterradora de su filmografía, ya es apostar sobre seguro, ya que sabemos que este hombre (cinematográficamente hablando) no nos va a defraudar. Para comprobarlo todavía tendremos que esperar hasta su estreno, el 10 de junio en Estados Unidos y el 17 de junio en salas españolas. Mientras tanto, Warner Bros Pictures nos está dejando con la miel en los labios, tras el lanzamiento de dos trailers y algunos carteles algo oscuros, donde los crucifijos son los protagonistas.

Expediente Warren 2Sonidos de un columpio balanceándose con el aire, hojas que caen de los árboles, el tictac del reloj que se mete en tu cabeza, pasillos fríos, desolados durante la noche, con apariencia de ser infinitamente largos… Y todo este panorama acompañado del siguiente diálogo:

—¿Es como si viniera de dentro de ti?

—Más bien de detrás de mí. Como si me utilizara.

—¿Qué dice?

—La voz dice que quiere hacerte daño.

—¿Cuándo te ha dicho eso?

—Ahora mismo.

Así empieza el plato fuerte (con una conversación entre Janet Hodgson y Lorraine Warren fuera de casa en los columpios) como podemos ver en las imágenes. Y es que parece que junto a Lorraine y la pequeña debe de haber una presencia que las vigila. Esto ya nos pone los pelos de punta, junto a la secuencia de la propia Janet con cara llorosa y muerta de miedo, interpretada por Madison Wolfe, que seguro dará escenas punteras (levitaciones, entre otras muchas cosas). A este vídeo le acompañan las notas musicales de una caja de música que ambientan su final. Tampoco podemos dejar de destacar la imagen en la que aparece una tienda de campaña con juguetes, con una pequeña luz que la ilumina, la cual nos hace recordar a la fantástica El sexto sentido, de M. Night Shyamalan. Esto ya pintaba muy pero que muy bien, y solamente con el primer tráiler.Expediente Warren 2Después se lanzó un segundo vídeo donde se escucha una voz (aparentemente de un hombre mayor, pero que en realidad es una niña endemoniada). Así es como un sacerdote alarma al matrimonio Warren para que vayan a visitar a la familia de Enfield. “Después de todo lo que hemos visto, ya casi nada nos asusta, pero esto, esto sigue inquietándome”. En este caso, no solamente se la jugará la familia afectada, sino que, en este filme, los Warren se replantearán si seguir o no (“si seguimos con esto vas a morir”, advierte Lorraine a su esposo), ya que el espíritu que está encerrado en el cuerpo de la niña irá a por los demonólogos. Aquí la música que ambienta es un coro que parece celestial, pero cambia al ir acompañado de unas imágenes que hacen transformar lo celestial en infernal (una monja aterradora se le aparece en el espejo a Lorraine). Con un desgarrador grito, Lorraine termina este segundo vídeo… Ansias de más, ¿verdad? O por el contrario… ¿Se os quitaron las ganas?Expediente Warren 2Todo son momentos que nos dejan aún con más ganas de que llegue la fecha de estreno. Mucha acción, gritos y una historia de exorcismo (absteneos todos aquellos a los que estos elementos no os sean de agrado, ya que lo pasaréis algo mal) es lo que existe en esta segunda parte; tras lo sucedido en su primera cinta con la familia Perron, podremos ver cómo Wan, inspirado en otro caso real, acompañado por el retoque de los hermanos guionistas de la primera entrega, Chad y Carey Hayes (San Andrés), junto a los que se incorporan en esta parte, David Leslie Johnson (Inolvidable) y el propio Wan (Saw III) en su faceta de escritor en esta segunda trama, harán otro hito en el cine de miedo.

Este nuevo filme está ambientado en los años 70 en Enfield (Inglaterra) y cuenta la historia de una madre soltera, Peggy Hodgson, interpretada por Frances O’ Connor (El último cazador), junto a sus cuatro hijos, los cuales experimentan una serie de sucesos paranormales protagonizados por espíritus malignos. Aquí es donde entran nuestros demonólogos favoritos, Lorraine y Ed Warren (ya curados de espanto, por cierto) encarnados por Vera Farmiga (Los corresponsales especiales) y Patrick Wilson (Fargo), respectivamente. Esta vez, la pareja tendrá que viajar al norte de Londres para enfrentarse a unos nuevos fenómenos sobrenaturales vividos por la pequeña de 11 años Janet Hodgson, interpretada por Madison Wolfe, a la cual se le ha introducido el demonio. Steve Coulter (Insidious: Capítulo 3) será el sacerdote que les muestre el caso; Simon McBurney (Misión Imposible: Nación Secreta) será Maurice Grosse, Franka Potente (No Way Jose) encarnará a Anita Gregory y Lauren Esposito y Patrick McAuley encarnarán a los hermanos de Janet. Expediente Warren 2También aparecen en el largometraje Shannon Kook (Lugares oscuros) como Drew Thomas, Sterling Jerins (Lugares oscuros) como Judy Warre, la hija del matrimonio parapsicólogo, y el actor español Javier Botet (Magical Girl). Este manchego fue catapultado a la fama por ponerse en la piel de criaturas aterradoras (sacando provecho al máximo de su físico) en cintas como RecLa cumbre escarlata o la recién estrenada El otro lado de la puerta. Pero esto no queda aquí, ya que también le pudimos ver junto a DiCaprio en El renacido. De la Mancha a Hollywood con talento y trabajo, como veis, hay solo un paso. El intérprete dará, de forma asegurada, uno de los momentos de susto del largometraje.

Estas interpretaciones estarán acompañadas por la banda sonora de Joseph Bishara y la fotografía de John R. Leonetti (director de Annabelle), profesionales esenciales (que repiten en esta segunda parte con su trabajo) en agravar el terror que sugiere este fenómeno llevado por Wan a las salas, ya que el miedo, sin sonido, no es el mismo miedo.Expediente Warren 2

Casos reales

Como todos ya sabemos, esta cinta está basada en casos reales, y el propio matrimonio Warren (Lorraine aún sigue viva, Ed falleció en 2006) existió. Fue una pareja estadounidense que se dedicó a solucionar casos paranormales como los que se ilustran en la película. Una profesión que comenzó por las experiencias vividas en la infancia del señor Warren, el cual todas las noches, entre las dos y las tres de la mañana, junto al ambiente frío, oía susurros. Incluso testificó que las puertas de su armario se abrían y presenciaba unas luces con rostros (entre los que se encontraba una anciana con cara de pocos amigos) que lo miraban fijamente. Ya de adulto, Ed quería buscar a todo esto una explicación. Si a eso le sumamos que conoció a Lorraine, una médium que podía hablar con fantasmas, hacemos la pareja perfecta. Ante la siguiente tesitura, ambos decidieron dedicarse a investigar estos casos. Ed se encargaba de ir a casas encantadas y pintar a los dueños las presencias que veía en ellas. Tantos eran los casos que aparecían, que en 1952 decidieron crear la Sociedad para la Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra, una asociación dedicada a investigar a los demonios y fantasmas.

Sin embargo, hubo un hecho de todos los que vivieron que les sorprendió: el fallecimiento de la madre de Ed Warren el 13 de noviembre de 1974. Según Lorraine, soportó un grave tumor durante 22 años (cuando le diagnosticaron solamente 6 meses de vida) gracias a que el matrimonio Warren rezaba por ella.Familia PerronEntre todos los casos vividos en las casas malditas, cabe destacar el de la familia Perron (el que adapta Wan a la gran pantalla en la primera parte). El matrimonio formado por Roger y Carolyn Perron compró una casa en 1970, un lugar donde criar a sus cinco hijas. Lo que no sabían antes de comprarla era que los dos antiguos residentes se ahorcaron allí. A partir de que se mudaron, comenzaron a experimentar situaciones más allá de lo normal: veían espíritus, seres entre cuyas fechorías se encontraban la de mover objetos, golpear las puertas por las noches, susurrar, o coger la escoba y barrer el suelo de la cocina. Toda esta historia fue contada en el libro Casa de la Oscuridad, Casa de la Luz: La verdadera historia, escrito por Andrea Perron (una de las hijas). Uno de los espíritus que allí habitaban era Manny, a quien identificaron como uno de los exdueños del hogar que en 1892 se suicidó en el granero. La familia decía que este era de los buenos, que siempre se aparecía sonriendo, apoyado en la puerta en el pasillo entre el comedor y la cocina para cuidar de ellos. Cuando cruzaba la mirada con los Perron, desaparecía. Por el contrario, la que no tenía buenas intenciones fue la que bautizaron como Bathsheba: esta quería el control de Carolyn, ya que se creía la dueña de la casa, y se le aparecía por la noche. Carolyn la describía con la cara deforme, aterradora y con el cuello roto. Estos fueron algunos de los ejemplos que sucedieron y que James Wan plasmó en Expediente Warren: The Conjuring. El final de la familia Perron no fue nada bonito, ya que, después de lo sucedido, estuvieron 10 años más habitando en esa casa, y, cuando se marcharon, no pudieron separarse de dichos espíritus.AmityvilleOtro de los casos que investigaron fue el de Amityville, una villa de Nueva York. En ella, un psicópata asesinó a una familia con su rifle. La familia Lutz acudió a los Warren porque 13 meses después en esa casa presenciaban portazos, olores, sangre, levitaciones, apariciones… El matrimonio acudió junto con cámaras y reporteros de la televisión Channel 5, consiguiendo que este caso se hiciera muy famoso e inspirara muchos libros y películas sobre la casa encantada, como Terror en Amityville. Comentan que este suceso se verá reflejado también en el largometraje de Wan.

A esto se le añade el caso de Arne Cheyenne, un niño que dicen que fue poseído por un demonio y asesinó a su casero. O el de Bill Ramsey, que creía ser un hombre lobo y mordió a varias personas. Dicen que estaba poseído.EnfieldEl último caso que vamos a destacar es el que se podrá ver en la gran pantalla en junio, el de Enfield. En 1977, Peggy Harper, una madre divorciada, vivía con sus cuatro hijos, Billy, Johnny, Margaret y Janet en Enfield, situado en el norte londinense. Todo comenzó cuando Peggy se despertó de repente en mitad de la noche debido a los gritos de sus dos hijas, quienes decían haber presenciado a alguien en su habitación. Una presencia, decían, que las zarandeó, les movía muebles… La madre pensaba que eran solamente pesadillas, pero, noche tras noche, esto se repetía. Este fenómeno iba en aumento, hasta llegar a que toda la familia oyera ruidos o viera parpadeos de luces. Afirman, incluso, que los hermanos vieron suspendida en el aire a la pequeña Janet… Este curioso caso hizo que se llamara a la policía y que acudieran cámaras a grabar (aunque las cintas se estropeaban inesperadamente…). Una situación, la que se relata, que terminó en que la familia recurriera a los Warren. En esta historia, pues, es en la que se basa lo nuevo de James Wan, Expediente Warren 2: El Poltergeist de Enfield. La única explicación que le dan a esto es que se ocasionó por la presencia de un hombre que perdió la vida en esa misma casa años atrás.

Estos son solamente unos ejemplos de los muchos que trataron. Todas estas víctimas coinciden en algo con el matrimonio Warren, y es que todos son devotos católicos. ¿Casualidad o no? Casos extraños que desde El Palomitrón aún no podemos resolver, pero que seguiremos investigando.AnnabelleMientras tanto, el matrimonio Warren siguió con su trabajo e incluso abrió el museo del Ocultismo, que se puede visitar en Connecticut (nunca después de la caída del sol). Dicen que este lugar es el que más presencia demoníaca tiene en el mundo, lleno de cientos de objetos: espejos malditos, un piano que se toca solo, crucifijos, el muñeco Shadow (todo aquel que le tiene cerca tiene pesadillas, las cuales pueden generar que se pare el corazón) y la famosa Annabelle (en los 70 esta muñeca diabólica intentó asesinar a una joven). Una sala, como vemos, donde solamente se ve pero no se toca, ya que son objetos relacionados con exorcismos y presencias extrañas como espíritus y demonios.

Shadow

La pareja continuó dedicándose de lleno a su trabajo, además de publicar libros, vender los derechos al cine y dar conferencias, hasta que una noche, en 2001, Ed se levantó para abrir la puerta a su gato y cayó desmayado. Entró en coma durante once semanas. Cuando despertó, ya no podía pronunciar ni una palabra, hasta que en 2006 falleció. Lorraine aún sigue viva y dedicándose a su trabajo, intentando resolver misteriosos casos durante bastantes años, que, a pesar de todo, no están esclarecidos al completo. Ahora solo queda esperar a Expediente Warren 2: El Poltergeist de Enfield.

Aunque después de leer todo esto… ¿Estáis seguros de que os atrevéis a verla? ¿O no? Hacednos caso: solamente con el tráiler no querréis dormir solos, y, por mucho que os tapéis con la sabana, no habrá escapatoria. Porque como decía en el primer filme Ed Warren “a veces un embrujo es como pisar un chicle, te lo llevas contigo”.

María Páez

No hay comentarios