Compartir

unbroken_2014_movie-2560x1440

 

CLINT EASTWOOD. Clásico y genial. MEL GIBSON. Arriesgado y divisor. No son los únicos (ni serán los últimos), y a ellos se une de forma definitiva ANGELINA JOLIE que busca como directora hacer lo que no consiguió como actriz: asentarse como un valor de pleno interés en la industria. Las primeras críticas (provenientes de América, claro está) postularon INVENCIBLE como una de las apuestas firmes de cara a los premios Oscar, pero su estreno llega en la fría Navidad y desvela la verdadera naturaleza del filme. Un proyecto que llevaba ya tiempo dando vueltas por diferentes productoras del Hollywood más profundo. Un guión escrito y reescrito por WILLIAM NICHOLSON (GLADIATOR), RICHARD LAGRAVENSE (LA VIDA SECRETA DE WALTER MITTY), y más tarde los hermanos COEN, que decrece en interés de forma alarmante y acaba por parecer un chiste contado a medias o una historia descaradamente mal aprovechada.

 1405106378_unbroken-movie-zoom

 

A eso tampoco ayuda la tendencia de ese cine tan inerte de Hollywood (del que parece que JOLIE pretende ser representante) a sólo rascar la superficie de una vida que tiene mucho más que contar. La historia (que como bien se nos señala nada más empezar) es real, basada en la vida de Zamperini, y parece aumentada en todo punto bajo la lupa grandilocuente de ANGELINA JOLIE, que no es que no se preocupe de definir los claroscuros de cada personaje sino que además lo hace usando sólo el tópico más absoluto. Busca rehuir de los clásicos del biopic, pero en el proceso se lanza a los brazos de la más burda épica, al recorte de las partes más interesantes (su participación en las olimpíadas de Berlín de 1936 o el alcoholismo que sufrió al volver de Japón), y al alargamiento de las escenas más reiterativas y vistas en otras ocasiones en el cine.

 

Sin embargo, hay mucho talento disfrutable en este segundo largometraje de ANGELINA JOLIE (nada relacionado con su inexistente capacidad como directora, su mínima capacidad para coordinar el montaje de una película y/o conocer el uso de las elipsis y el fuera de plano), como la deliciosa banda sonora de ALEXANDRE DESPLAT (que este año lleva cinco grandes trabajos en producciones de enorme presupuesto), la canción de créditos de COLDPLAY, la (una vez más) excelsa fotografía de ROGER DEAKINS, las actuaciones de O’CONNELL y GLEESON (que elevan la calidad del filme de sus mínimos preocupantes), y algunas secuencias (como la que da inicio al filme o todas las que suceden en los botes salvavidas) con innegable fuerza.

 

Unbroken-Movie_zpsffceb94c

 

Después de todo, puede que al fin y al cabo INVENCIBLE no sea una mala película. Pero lo que puedo asegurar sin miedo a equivocarme, es que tampoco es buena: es cine sin alma, grandilocuencia mal entendida, y un biopic poco interesante y superficial. ANGELINA JOLIE somete a los espectadores al mismo sufrimiento que los japoneses sometieron a Zamperini con su nada apasionante, aburrida y de épica fallida versión de su periplo vital (recortes ‘forestgumpianos‘ -si es que esa palabra existe- de su infancia, un mínimo tratamiento de su paso por las olimpíadas propagandísticas de Alemania y sus tres largos -larguísimos- años de estancia en los campos de concentración japoneses). No sé si, como él, aprenderemos a perdonar(la).

 

LO MEJOR:

  • Todas las secuencias en los botes salvavidas
  • La fotografía de DEAKINS y la banda sonora de DESPLAT

LO PEOR:

  • El guión, en el que los COEN no han puesto ni la mitad de su alma crítica hacia América
  • La JOLIE-directora al nivel de la JOLIE-actriz

 

Pol Llongueras

No hay comentarios

Dejar una respuesta