Compartir

Poster de La novia El Palomitrón

“Con un cuchillo,
con un cuchillito
que apenas cabe en la mano,
pero que penetra fino
por las carnes asombradas,
y que se para en el sitio
donde tiembla enmarañada
la oscura raíz del grito”.
Bodas de sangre, Federico García Lorca

El pasado 1 de septiembre tuvimos la oportunidad de acudir al homenaje en Nave 73 que el mundo del teatro y, especialmente, el equipo de La novia (película preseleccionada para los Oscar por la Academia de Cine y una de las sorpresas más gratificantes que 2015 nos regaló) rindió a Federico García Lorca con motivo del 80 º aniversario del fusilamiento del poeta de Fuente Vaqueros.

Homenaje a Lorca. El Palomitrón

El acto comenzó con una lectura de poemas y fragmentos de sus obras dramáticas. A las palabras del poeta pusieron voz Sara Gómez (actriz de El Caso, que próximamente participará en una nueva versión teatral de La casa de Bernarda Alba), Verónica Moral (Vis a vis), Álex García y Luisa Gavasa (La novia). Palabras a las que siguió un debate sobre la figura de Lorca en el siglo XXI, moderado por el periodista Mario Moros. Los contertulios fueron Alberto Conejero, dramaturgo y autor de La piedra oscura, obra sobre los últimos días de Rafael Rodríguez Rapún, un apasionado de Lorca, Consuelo Trujillo y Asier Etxeandia, ambos actores en La novia, y Paula Ortiz, directora y guionista de esta película, que profesa también una especial devoción a Lorca desde su juventud. 

debate sobre Lorca El Palomitrón

En la charla se comentó cómo fueron para ellos los primeros encuentros con la obra del poeta granadino, lo que ha significado en sus carreras y la importancia de reivindicar a Lorca, pues, en palabras del dramaturgo Alberto Conejero“es mucho más que un autor, […] es lo que debíamos ser y no somos […]. Una herida abierta que arrastramos todos como país”. Y, sobre todo, la imagen de una realidad tan dura como la de los ajusticiamientos políticos y esas fosas que hoy en día siguen buscándose en nuestro país.

También se hizo especial hincapié en la necesidad de reinterpretar los clásicos españoles desde la visión contemporánea, tal y como hacen en otros países con sus autores. Dejar de tenerles miedo o de seguir los tópicos o clichés de las obras, y aplaudir a aquellos que, mejor o peor, den una vuelta de tuerca a esos textos que parecen ser considerados intocables. Así será como los más jóvenes, o aquellos que no se atreven a introducirse en las obras originales, se acerquen por primera vez a ellos y hagan suyos los mensajes que viven en sus textos.

La novia fotograma El Palomitrón

Obviamente se habló de La novia como ejemplo de esta reinterpretación o deconstrucción a la que habría que someter a las obras de Lorca, o de cualquier otro autor clásico, pues es hija de su tiempo. Además, su equipo la considera “una visión de Lorca de todos los que participaron en ella”, como la definía Consuelo Trujillo, y que parece llegar especialmente a adolescentes que nunca han leído al poeta.

Y, para finalizar, se reivindicó la película de Paula Ortiz en su carrera a los Oscar, considerando su posible elección como un acto de justicia poética, ya que Lorca vivió en Nueva York e introdujo en su creación y en su propia personalidad mucho de aquella ciudad (el jazz, el Bronx…), por no hablar del inmenso reconocimiento del poeta en Estados Unidos.

Una experiencia enriquecedora que nos dio a conocer un poco más de estos artistas y de su visión del genio de Federico García Lorca. Mucha suerte a todo el equipo, y desde El Palomitrón deseamos que, sea o no la seleccionada, La novia tenga un próspero recorrido dentro y fuera de nuestras fronteras. Porque Lorca es mucho tema, y para temas, La Tarara. ¡A disfrutar!

 Rocío Alarcos

No hay comentarios