Compartir

Verano 1993 - El PalomitrónUna de las cintas de 2017 ya está en circulación, y no hemos podido dejar escapar la ocasión para visionar y analizar el contenido extra con el que Avalon ha armado la edición doméstica de Verano 1993. Una edición que repite su exclusivo (y precioso) formato de encarte en portada dorada del que somos muy fans en El Palomitrón.

De la película de Carla Simón poco os vamos a descubrir a estas alturas (podéis recuperar aquí nuestra entrevista a la directora). Pese a haber perdido la oportunidad de levantar algunos premios (EFA 2017 o los mismos Oscar, en lo que no pasó el exigente corte de Mejor película extranjera), lo cierto es que su trayectoria en la temporada de premios nacional está a punto de arrancar, y muy probablemente granjee muchas alegrías aún para todo el equipo, que ya suma casi una treintena de reconocimientos, entre ellos el Premio a Mejor ópera prima en Berlín o el Premio Écrans Juniors de Cannes.

Para alumbrar su edición Home Video, el equipo de la película ha preparado un completo making of, y mucho material adicional, que como era previsible se centra mucho en la naturaleza autobiográfica de la cinta y el protagonismo de sus actrices más jóvenes: Laia Artigas y Paula Robles.

Home video Verano 1933

Los extras

Además de los habituales bloques dedicados a la ficha técnica y los trailers y teasers, la edición que ha puesto en circulación Avalon incorpora un making of que nos ha encantado, y algunos aciertos muy sorprendentes.

Making of Verano 1993 (32:18)

Por su estructura y por el enriquecimiento del visionado, nos parece el contenido más fuerte de la edición. Dividido en 7 bloques, esta pieza nos sumerge de manera cronológica en todas las fases del proyecto.

  1. La historia: Abarca la génesis de Verano 1993 y cómo Carla Simón superó bloqueos mentales, revisitó recuerdos complicados de su infancia y recuperó fotos muy íntimas y personales para abarcar Verano 1993.
  2. El contexto: Situar la historia en 1993 no es gratuito, y se trata de una fecha escogida que es importante no solo por el carácter autobiográfico de la obra, sino porque supone un año central dentro de un cruce de generaciones que aportaron su influencia en la educación de muchos jóvenes de la época. También es un año enclavado dentro de la época en la que el sida campaba a sus anchas destrozando vidas y destinos de nuestra juventud.
  3. Los personajes: Bucea en las claves del proceso de casting, que se diseñó buscando directamente a niños cuyo perfil correspondía directamente con el de los personajes, además de valorar de manera muy importante la relación que estos pudiesen establecer entre ellos de cara a las exigencias del rodaje, y a naturalidad que se buscó en todo momento. Destacan algunos momentos capturados de Laia y Paula en el set de rodaje, y su relación con el equipo técnico.
  4. Muerte y adopción: Aquí conocemos de primera mano cómo el equipo de la cinta trabajó con conceptos tan difíciles como la muerte y la adopción, especialmente si estos deben ser digeridos y transmitidos por un niño.
  5. Acción: Nos traslada a los primeros días de rodaje y nos dibuja cómo el equipo se enfrentó al reto de rodar con niños, y cómo exploraron los mecanismos para comunicarse con ellos durante el rodaje y obtener los planos buscados por la directora. Un rodaje que además debió lidiar con la preferencia de Carla Simón por el uso de planos secuencia, lo que puso en guardia más de una vez a prácticamente todos los profesionales involucrados en el rodaje de la película.
  6. Esculpiendo el tiempo: El protagonista de este bloque es el proceso de montaje y cómo se organizó todo el material rodado, siempre desde una perspectiva muy sensible y emocional. Aquí, la directora se decantó por un montaje con relativamente pocos cortes, dotando al conjunto de un espíritu fragmentario, en concordancia con la propia naturaleza de nuestra memoria.
  7. Música: Es tiempo para la pista de música de la película, que incorpora pocas composiciones extradiegéticas, aquellas que suenan sin ser reproducidas en la propia película. Un apartado donde el hermano de la directora aportó su propio granito de arena.

 

La infancia de Carla en fotogramas de verano (02:06)

Cortito pero suponemos que tremendamente emotivo para el equipo en general y Carla Simón en particular, este bloque propone un juego entre fotos reales de la infancia de la directora y su correspondiente traslación a imágenes en el filme.

Ensayos (42:06)

Como su propio nombre indica, este apartado se centra en los ensayos previos de las escenas del rodaje. Aquí las grandes protagonistas siguen siendo ambas actrices, otorgando también buenos momentos a David Verdaguer.

Cortometrajes de Carla Simón (42 minutos)

La edición también incorpora dos cortometrajes de Carla Simón, que sin duda suponen un formidable aliado para que el espectador descubra la visión de una directora que ha dado la campanada con uno de los debuts más potentes que recuerda nuestro cine en los últimos años.

 

En conclusión, uno de los títulos que no pueden faltar en vuestras videotecas. Una película abrumadora que sumará valor añadido a vuestra colección. Al fin y al cabo, adquisiciones que son para toda una vida.

Alfonso Caro

No hay comentarios

Dejar una respuesta