Compartir
Fuente: El País

No nos cabe duda: HBO ha llegado a España por todo lo alto. Así lo demostró el pasado jueves 15 con su presentación oficial a medios (que incluso contó con periodistas de medios internacionales como Variety o The Hollywood Reporter) que contó con la presencia de Richard Plepler, CEO de HBO Inc.; Hervé Payan, CEO de HBO Europa y António Coimbra, CEO de Vodafone TV. Por si no tuviéramos suficiente con poder contar con las declaraciones de los principales responsables de que HBO España sea una realidad, los actores Liam Cunningham (Juego de tronos), Sarah Jessica Parker (Divorce) y Jeffrey Wright (Westworld) no quisieron tampoco faltar a la cita.

Con semejante puesta de largo, quedó claro desde el principio que HBO ha apostado fuerte por España: “La gente esperaba que lo hiciéramos”, declaraban sus responsables. Además, consideran que nuestro país es un mercado importante y que, junto a Vodafone y su buena cobertura (necesaria para que el watching on the move, es decir, ver contenidos desde cualquier sitio, funcione), tienen todos los ingredientes para acostumbrar al público español a este tipo de plataformas. Y, de paso, si se puede, “estrechar los plazos de estreno con respecto a Estados Unidos”, además de, por supuesto, luchar contra la piratería gracias a sus “precios razonables y un servicio de calidad”.

Respecto a la competencia, los responsables de HBO lo tienen claro: “Queremos jugar a lo nuestro pensando en nosotros”, aprovechando, así, el poder de magnetismo que tiene su marca, plagada de series de referencia en Estados Unidos. Un catálogo de títulos al que pronto, y si todo funciona, también podrán incorporarse títulos producidos en nuestro país, ya que pretenden aumentar en un 50 % el contenido propio de HBO en español (a nivel global) y comenzar la producción también en España, un país “fantástico y con mucha creatividad”.

Queda por ver en cualquier caso cómo se solucionarán las asignaturas pendientes de HBO España, y qué series están contempladas en su plan de 2017, ya que prevé la incorporación de más de 50 series, a razón de un nuevo título cada semana.

Fuente: El confidencial

Pero no todo fueron aspectos sobre la plataforma en la rueda de prensa: la presencia de Cunningham, Parker y Wright implicaba también hablar del contenido de HBO, aquel que le ha hecho traspasar la frontera estadounidense y llegar a otros países como la Home of Series que es. Y de series, precisamente, iba la cosa: “Cosas que la gente lleva esperando siete años van a pasar por fin en Juego de tronos”, declaraba Liam Cunningham, el leal sir Davos en la ficción que este 2017 estrenará su séptima temporada con una vitrina repleta de premios que puede seguir creciendo el próximo enero. Todo ello si Westworld, la serie del momento, se lo permite.

Porque hablar de Westworld es hablar de uno de los must del año, y pese a que muchos se empeñen en compararla con Juego de tronos (ya nos gustaría saber en qué se basan esas comparaciones, más allá de la calidad que ambas atesoran o algún que otro guiño) y también cuente con sus detractores (no todos han caído rendidos ante ella), lo cierto es que este viaje al Lejano Oeste tiene mucho más en común con planteamientos como los que presenta la saga de The purge u otros recientes e interesantes títulos del como Ex machina, si de lo que hablamos es del planteamiento y las preguntas que lanza al espectador. “Quizá mi mayor reto como actor en la serie fue encarar el episodio 9 de esta primera temporada de Westworld. Realmente tuve que poner toda la carne en el asador y utilizar todas mis capacidades como actor, físicas y mentales”, apuntaba Jeffrey Wright, para el que la serie “tiene muchas cosas positivas que me llevo, pero sin duda lo más emocionante de esta experiencia es que, en su conjunto, me ha empujado a reflexionar sobre la conciencia y los diferentes caminos de autodescubrimiento que nos abre el show”.

Jeffrey Wright en Westworld. El Palomitrón
El personaje de Jeffrey Wright en Westworld es, para muchos, uno de los papeles del año en la TV

Westworld hay que masticarla, y su concepción ha empujado a todo el elenco a interactuar constantemente para reforzar sus personajes. “El contacto con Jonathan Nolan y Lisa Joy ha sido constante, muy cercano y decisivo durante toda la serie. Y aunque nada más recibir el guion sabía que estaba ante algo muy bueno y eficiente, también sabía que no iba a ser nada fácil”. Además, el actor se declaró todo un fan de la ciencia ficción y no dudó en citar Blade Runner como uno de sus títulos favoritos. “Creo que una mayores virtudes de este género es que es una plataforma fantástica para abrir debates sociales”, aunque tampoco renunciaba al sentido del humor al responder que si el entrase en Westworld como visitante, pasaría una buena tanda de horas en el bar. Sobre la trama de la segunda temporada, y como cabía esperar, no desveló nada. Tendremos pues que esperar a ver qué acontece en el mundo de metal, mientras revisamos de nuevo la serie para componer nuestras teorías.

Como no solo de dramas vive HBO, también la comedia tiene lugar en su plataforma y en su presentación: Sarah Jessica Parker ha vuelto a la pequeña pantalla con Divorce tras conquistar a medio mundo (o al mundo entero, mejor dicho) con Sexo en Nueva York: “Es genial interpretar a personajes tan diferentes, incluso ridículos a veces, pero tremendamente interesantes”, contaba Parker, que al contrario que muchas actrices que tienden a renegar de los papeles que las catapultaron a la fama, solo tiene buenas palabras para su Carrie Bradshaw: “Antes de Sexo en Nueva York no había habido una voz femenina como Carrie que hablara de sus relaciones, de sus amistades, de sexo, de política (…). Fue una nueva voz, un lugar emocionante en el que estar. HBO cubrió el hueco de lo que la gente no solo quería, sino que merecía“.

Sarah Jessica Parker como Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York

Seis fueron las temporadas que Sarah Jessica Parker y el resto del reparto de Sexo en Nueva York nos tuvieron pegados a la pantalla esperando saber más de sus vidas y, por supuesto, con ganas de ver cada uno de los modelitos que Carrie y sus amigas lucían cada día. Ahora, con Divorce, Parker vuelve a traernos una serie de televisión en la que la moda sigue teniendo gran importancia: “Siempre me he fijado mucho en la manera en la que usamos la ropa para contar las historias. ¿Cuánto dinero tiene Frances? ¿Dónde vive? ¿Cuál es su background? (…). Esa es la manera en la que yo siempre pienso a la hora de darle importancia al vestuario”. Un vestuario que, además, en Divorce nos llevará continuamente a la década de los 70, una década que ama tanto la pareja protagonista de la serie como la propia Sarah Jessica Parker.

Y es que Divorce, lejos de las voces que dicen que la idea de la nueva serie de HBO ya se ha visto muchas veces, tiene bastante que ofrecer: “Por supuesto, no somos psicólogos ni especialistas en divorcios (…), pero Divorce es una historia diferente a lo que todos estamos acostumbrados a ver sobre el matrimonio. Es una visión cruda, dolorosa, descorazonadora y divertida del matrimonio”. Siempre con ese punto a favor de contar con situaciones en las que nosotros, un amigo o un familiar, podemos vernos fácilmente reflejados. Y así seguirá siendo, porque Divorce tiene cuerda para rato: “Estar divorciado se convierte en una parte de lo que eres y ahora Frances es una mujer divorciada y… ¿qué significa eso? Eso añade algo a la manera en la que mira a los hombres, a sus relaciones…”. O lo que es lo mismo: ¡Divorce tendrá segunda temporada con mucho que contar!

Thomas Haden y Sarah Jessica Parker son el (ex) matrimonio Dufresne en Divorce

Dejando un poco de lado su nueva serie, la actriz ha sabido demostrar que para ella la barrera de los 40 (y los 50) no ha supuesto ningún impedimento a la hora de conseguir nuevos papeles y que “nunca ha tenido ninguna estrategia para ello”, sino que ha intentado “mantenerse ocupada” y encontrar papeles que le resultaran interesantes. También tuvo palabras para la brecha salarial a la que las mujeres se enfrentan en su profesión… y en otras: “Me alegra que las mujeres jóvenes hablen de esto y creo que mujeres y hombres deberían cobrar por igual (…). Hay mujeres, madres, en mi país que tienen dos o tres trabajos y, la mayoría, consiguen apenas sobrevivir. Eso es lo que de verdad me preocupa”.

Con todo, solo podemos dar las gracias y nuestra más sincera enhorabuena a los compañeros de HBO por todo su despliegue el pasado jueves. Y a vosotros os animamos a que vayáis haciéndoos ya con vuestro mes de prueba porque, amigos, el VOD ha llegado a España para quedarse… ¡Y HBO sabe perfectamente cuáles son los ingredientes para posicionarse en el mercado español con éxito!

Alfonso Caro y Silvia Martínez

No hay comentarios

Dejar una respuesta