Compartir

Dale a la papaya, banana… Para tu pupete. Bee do bee do… ¡Oh! ¡Bello, papaguena! Tu le bella comme le papaya… ¿Qué esperabais? No podía empezar el verano sin los pequeños, amarillentos y adorables minions. Sí, aquí están de nuevo con fuerza y nuevas historias que contar en Gru 3. Mi villano favorito.

Gru y Lucy han sido despedidos del trabajo por dejar escapar al malvado villano Balthazar Bratt, y los minions deciden abandonar a su líder. De repente, aparece un hermano gemelo (Dru) y toda la familia tendrá que ver cómo reestructurar la situación en esta nueva película.

Producido por Illumination Entertainment y distribuida por Universal Studios, este filme está dirigido por (su incondicional) Pierre Coffin (Gru, mi villano favorito), Kyle Balda (animador en Los minions) y codirigido por Eric Guillon (diseñador de personajes en Gru 2. Mi villano favorito 2). Gru 3. Mi villano favorito es un nuevo cambio de aires refrescante en todos los sentidos gracias al trabajo de los guionistas fieles de la factoría Cinco Paul y Ken Daurio. Es todo aquello que le hacía falta al universo Gru, puesto que las dos cintas anteriores, Gru 2. Mi villano favorito y Los minions, no llegaron a llenar tanto al espectador como su primera parte. Esta cuarta película recupera los mejores guiños y personajes de las tres anteriores y da mucha importancia a su banda sonora durante 90 minutos en los que pequeños y grandes disfrutarán de una forma u otra: la cinta cuenta una historia entretenida, ágil, con guiños a pequeños (aunque previsible para adultos) y, a la par, nostálgica. Los responsables creadores de este proyecto saben cómo explotar esta franquicia al máximo.

Un punto muy fuerte y protagonista de este largometraje que nos acompañará en la mayoría de escenas será su banda sonora, de diez: Pharrell Williams vuelve a poner la música a los pequeños personajillos amarillos (tras haberlo hecho ya en la segunda entrega de Gru con Happy) con Fun, Fun, Fun tema ya reconocido por todos los fans de la saga, y con canciones nuevas como Yellow Light, There’s Something Special, Hug Me, o Freedom, un tema “bailongo” que aparecerá en la maravillosa escena en la que los minions deciden fugarse de la cárcel. Sí, hemos dicho cárcel. Y es que estos personajes no pararán en esta nueva parte de hacer trastadas.

Alrededor de 16 canciones son las que podremos escuchar en la cinta, organizadas por Heitor Pereira, que harán de este verano tan caluroso algo muy refrescante, todo ello con la gran aportación del nuevo personaje melómano de esta cinta, Balthazar Bratt (Trey Parker), una antigua estrella de Hollywood que acabó como un juguete roto y tiene sed de venganza. Bratt se quedó anclado allá en los años 80, sus años de éxito. Un malo puesto en la narración para dar que pensar a los adultos de lo que hace la sociedad con la fama (todo lo que sube baja). Todas las secuencias de Bratt nos darán temazos que él mismo bailará, y se retará con Gru en peleas de baile como Bad, de Michael Jackson, Into the Groove, de Madonna, 99 Luftballons, de Nena, Take On Me, de A-ha o Physical, de Olivia Newton-John, además de enseñarnos su destreza en el Guitar Hero, sus juguetes con rayos, sus vestimentas de lentejuelas y sus amenazantes bolas de chicle que le salen de sus originales hombreras.

Debemos destacar también al nuevo personaje y hermano gemelo Dru (también con la voz de Steve Carell)que es igual que Gru pero con mejor humor, más dinero, pelazo rubio y vestimenta de blanco. Diferentes frentes se abrirán durante la trama: el despido de Gru y Lucy de la Liga Antivillanos, la relación entre los hermanos recién conocidos, el dilema que tendrá el propio Gru por volver o no a ser un villano, los minions en plena cárcel y las niñas cada una con su tema, en el que destacaríamos el ansia de Agnes, que hará algo terrible: venderá su unicornio de peluche, al cual todos conocemos de la primera cinta, por un acto de amor a su familia y se pondrá el objetivo de encontrar uno de verdad tras hablar con el dueño de una taberna y reconocerle que existe… Una vez vi uno… Era tan blandito… Tanto que me quería morir.

No nos podían dejar sin momentos musicales y de risas el ejército de los minions. Estos nos traerán Tiki Tiki Babeloo o Papa Mama Loca Pipa, temazos que interpretarán los propios minions en la escena hawaiana y en plenos estudios de Hollywood en el programa “Canta”.

Una tercera entrega que recupera la esencia de la primera sin renunciar a explorar nuevas oportunidades y expandir el universo de la saga; sin embargo, es verdad que una retirada a tiempo es una victoria, algo que deberían hacer antes de que se desgasten, aunque no tenemos muy claro que esto vaya a suceder, pues aún quedan minions para rato: en 2020 se espera la segunda parte del spin-off, Los minions 2.

Se acerca, sin duda, un verano teñido de amarillo con unicornios más blanditos que nunca. ¿Ayudáis a Agnes a encontrar a su unicornio blandito con olor a nube de azúcar?

LO MEJOR:

  • Su espectacular banda sonora y momentos musicales.
  • Los duelos de baile entre Gru y Balthazar Bratt.
  • Los mejor de la franquicia del universo Gru (guiños, personajes).
  • Disfrutarán pequeños y grandes.
  • El momento subliminal del Holi.
  • El mundo de los cerdos.

LO PEOR:

  • Desgastar la franquicia.
  • Previsibilidad para adultos.

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta