Compartir

 

buda0

 

GRAN HOTEL BUDAPEST viene precedida por el Gran Premio del Jurado de la Berlinale (Festival de Cine de Berlín) y está plagada de estrellas internacionales que su director, WES ANDERSON, dirige con gran acierto a través de la nostálgica Europa de los años treinta. El libreto está inspirado en las novelas de STEFAN ZWEIG y se trata de una de esas películas que resultan una grata sorpresa al espectador.

La historia nos lleva a un decadente hotel europeo en el que pasa las vacaciones un  escritor (JUDE LAW). Allí, el destino o el azar hacen que conozca al dueño del hotel Mr. Moustafá (F. MURRAY ABRAHAM) y éste decide contar la historia del otrora magnífico hotel en el que se encuentran. Todo comienza con Gustave H. (RALPH FIENNES), el conserje del complejo en los años treinta, que además estaba considerado como el alma del Gran Hotel Budapest. A ese mundo de lujo llega Zero Moustafa (TONY REVOLORI), que si bien comienza siendo un simple botones que recibe a los invitados en la puerta, pronto acabará convirtiéndose en el protegido del poderoso conserje. A partir de ese momento la historia da un giro sustancial y nos introduce en las aventuras de la pareja formada por el conserje y el botones para recuperar un valioso cuadro que Madame D. (TILDA SWINTON) ha legado a Gustave, que era su amante. La familia de Madame D., encabezada por su hijo Dmtri (ADRIEN BRODY), intentará evitar desprenderse del cuadro a toda costa. Todo ello con la convulsa Europa de los años 30 como telón de fondo.

 

GHB_0002 20130130.CR2

 

La película es una comedia de aventuras que conseguirá que el espectador disfrute desde el principio hasta el final. WES ANDERSON firma un guión divertido y plagado de humor que llega incluso a ser paródico por momentos. Hay situaciones verdaderamente delirantes que encajan a la perfección en toda la historia sin perder por ello el hilo principal de la trama. Hotel Budapest no trae solo humor, la parte central es pura acción que nos descubre rincones perdidos y paisajes nevados, mientras los protagonistas luchan por recuperar el cuadro y huir de sus perseguidores.

La pareja protagonista, FIENNES y REVOLORI, tienen química desde el primer momento y sus personajes resultan entrañables. Sus actuaciones son las culpables de que el guión funcione sin problemas ya que ambos se meten en el personaje de cabeza y consiguen que sus excentridades pasen por parecer naturales y hermosas. Son carismáticos, sí, y se ganan la simpatía del espectador a pesar de sus rarezas. El personaje de RALPH FIENNES es el alma del hotel, no sólo por realizar de forma impecable su trabajo y cuidar todos los detalles sino por conseguir también la lealtad de muchos de los huéspedes que acuden año tras año por su causa. Y es que Monsieur H., además de conserje, es un carismático seductor cuya zona de conquista son las mujeres mayores y con gran poder adquisitivo, es decir ancianas ricas. REVOLORI, en cambio, encarna un papel más sencillo en apariencia, un inmigrante que busca prosperar y que admira profundamente a su patrón, pero sin el cual el personaje de FIENNES quedaría deslucido. Si Gustav es el alma del hotel, Zero es el alma de la película y todo lo que ocurre es a través de su narración.

 

GHB_7568 20130213.CR2

 

Sobre el resto del reparto también hay bastante que decir. El complemento de la pareja principal es Agatha, el interés amoroso de Zero, interpretada por una SAOIRSE RONAN que gana importancia a medida que avanza la película. TILDA SWINTON está irreconocible en su papel de noble anciana y aunque aparece apenas unos minutos, sin ella la historia no habría tenido lugar. Como contrapartida de los protagonistas los dos villanos nos encontramos con ADRIEN BRODY en el papel de Dmtri, el malvado hijo de Madame D., y con su fiel lacayo Jopling (WILLEM DAFOE), cuyo papel en la historia es el de matón cruel y despiadado que no se cuestiona las decisiones de su jefe. JEFF GOLDBLUM hace de abogado de Madame D., con alguno de los momentos más disparatados de la película; no pierdan detalle. Por otra parte tenemos a EDWARD NORTON interpretando al oficial Henckles, un militar con apariciones breves aunque constantes durante toda la película y que representa a la autoridad en el periodo de entreguerras; su papel sirve de anclaje con la realidad ya que el mundo que ANDERSON nos presenta tiene toques levemente fantasiosos, como sacado de un cuento. MATHIEU AMALRIC es Serge, el mayordomo de Madame D., la pieza que falta en el puzle que es la historia. Además de todos estos actores, hay cameos de TOM WILKINSON, OWEN WILSON, BILL MURRAY, LÉA SEYDOU y JASON SCHWARTZMAN, entre otros, que aunque breves son muy agradecidos.

 

GHB_6852 20130121.CR2

 

Ha quedado claro que Gran Hotel Budapest es una historia plagada de personajes en clave de humor, sí, pero con un trasfondo profundo, tierno e incluso melancólico, reconocible en la forma de rodar las escenas. WES ANDERSON nos transporta a una isla de lujo que sobrevive en medio de un oceano de decadencia. Desde el principio la película juega con los saltos temporales, intercalando el presente, la época en la que le contaron la historia al escritor y el momento en el que ésta ocurrió. Hacer visual el paso de tiempo convierte en exuberantes, e incluso exóticos, los escenarios de la trama principal. Se disfruta enormemente de las maquetas, el paisaje y el decadente esplendor que impregna la cinta, todo ello acompañado por una banda sonora que, si bien no es sobresaliente, complementa de forma magnífica todo el film.

Visualmente deliciosa, el último filme de WES ANDERSON es de obligado visionado. Una apuesta segura. No sólo tiene unos diálogos impecables, sino que además combina acción, romance (sin caer en la ñoñería) y humor de forma magistral. Los escenarios resultan deliciosos y mágicos. GRAN HOTEL BUDAPEST es un dulce que no quieres terminar y que cuando acaba, deja un recuerdo de exquisita nostalgia que hace que queramos más.

 

 

LO MEJOR:

  • El humor que destila todo el guión, hace que los 100 minutos que dura se te pasen volando.
  • La pareja protagonista.
  • Tiene acción, romance, humor y aventuras.

LO PEOR:

  • Lo único que se puede decir malo es que hay muchos personajes, pero realmente son secundarios y no afectan al ritmo ni a la comprensión de la película.

 

Ester Cuenca

1 Comentario

Dejar una respuesta