Compartir

Ghost in the shell en El PalomitrónResulta muy complicado encarar la crítica de Ghost in the Shell: El alma de la máquina aislándose por completo del universo manga que hace casi tres décadas alumbró Masamune Shirow, y que en 1995 fue convertido en anime por Mamoru Oshii. Porque es imposible renunciar a las fuentes cuando hablamos de un remake, pero en el caso de la serie Ghost in the Shell la cosa va a más. Porque hablamos de una de las catedrales del cyberpunk, un subgénero de la ciencia ficción que proyecta escenarios en los que la tecnología ha experimentado una progresión abrumadora, instalándose en el día a día de sociedades despojadas de sus valores humanos a nivel colectivo y normalmente dirigidas en la sombra por las corporaciones o conglomerados titulares de esa tecnología. Como señalamos, no hay que perder de vista los orígenes de esta arriesgadísima adaptación, pero tampoco hay que olvidar que Ghost in the Shell: El alma de la máquina es un producto de Hollywood, armado y facturado para llegar al máximo público posible, más allá de los exigentes conocedores de su universo original, sin duda un punto de inflexión (siguiendo los pasos de Akira) en la historia del cine de animación japonés y en la ciencia ficción en general si nos detenemos a estudiar su posterior repercusión. No es por tanto nada descabellado adivinar el festival de opiniones y reacciones tan polarizado que está a la vuelta de la esquina, y así, mientras los fans de la saga cargarán las tintas contra esta versión “para todos los públicos” del anime de Mamoru Oshii, los neófitos o aquellos espectadores que no estén para dilemas existencialistas demasiado complicados la van a gozar devorando palomitas a ritmos forzados.

Ghost in the shell en El PalomitrónPara los recién llegados (la mayor parte del público potencial, no nos vayamos a engañar), Ghost in the Shell: El alma de la máquina es un poliedro dotado de caras totalmente disfrutables. El diseño de producción es excelente, un patio de recreo para la vista (qué bien sienta siempre al cine la cultura japonesa) en el que el barroquismo digital que domina la metrópoli contrasta con el obligatorio aislamiento de los personajes, marca de la casa del subgénero, que a través de sus miradas y sus diálogos descubren el nihilismo que embarga sus vidas. Sus personajes, hábilmente construidos, superan con nota las expectativas y cuentan con el trabajo de una formidable Scarlett Johansson perfectamente arropada por Pilou Asbæk, todo un acierto de casting que interpreta a Batou, y por Takeshi Kitano, una leyenda viva en Japón que da vida a Aramaki, jefe de ambos, director de la sección 9 y pastor de la manada, pero también lobo experimentado (y muy aventajado) cuando la situación lo requiere. Si a esto le sumamos la efectiva y sorprendente (por lo inesperado) dirección de Rupert Sanders (que esta vez no se ha enrollado con su prota, al menos que sepamos…), que imprime un ritmo a la cinta bastante serio sin perder de vista los guiños existencialistas del relato, y la partitura de Johnny Well, que mezcla la tradición japonesa con la fuerza de los sintetizadores, lo que tenemos es uno de los blockbusters más sugestivos de los últimos años.

Ghost in the shell en El PalomitrónPara los conocedores y fans del universo que adapta la película, formado por mangas, animes y hasta juegos de ordenador, Ghost in the Shell: El alma de la máquina puede suponer perfectamente una pedrada en la cara si no se tiene en cuenta la naturaleza comercial de la cinta. Una naturaleza que, pese a respetar muchos detalles presentes en el anime de Mamoru Oshii (esos maletines multiuso que ya nos gustaría llevar al trabajo a más de uno, especialmente a la vuelta de vacaciones), reproducir con gran fidelidad algunas de las secuencias más recordadas (la persecución que concluye en una extensión urbana llena de agua) o directamente clonar momentos míticos (Major dejándose la piel, literalmente, en su enfrentamiento con el tanque araña), decide ir por libre. Porque introduce decenas de elementos nuevos, fusiona personajes y modifica la historia para que el complicadísimo manga original pueda ser masticado por el gran público, y en estas lides los grandes estudios tienen ya mucha experiencia, siendo capaces de moldear las fuentes de sus películas a su antojo si con ello se maximiza la rentabilidad de la inversión.

Ghost in the shell en el PalomitrónPero lo que es plenamente remarcable de Ghost in the Shell: El alma de la máquina es su indiscutible posición angular dentro del género de la ciencia ficción, y hablamos de angular porque, pese a que la cinta de Ruperts Sander se estrena en 2017, adapta una obra de 1995 que, (re)visionada hoy en día, servirá de maravilla al espectador (todos tranquilos si necesitáis más de un visionado para entenderlo todo) para comprobar cómo el cine se alimenta del cine de manera constante para buscar nuevos caminos con elementos ya existentes en otros relatos. Así, la influencia visual de Blade Runner (Ridley Scott, 1982) es innegable, como también lo es el tratamiento de la integración hombre máquina a base de prótesis corporales que abordaba Robocop (Paul Verhoeven, 1987). Pero como título bisagra también ha servido para que otras catedrales del género como Matrix (Lana y Lilly Wachowski, 1999) beban de su planteamiento endógeno, aquel que recurre al uso de las máquinas para mejorar o desarrollar el potencial humano, para vertebrar su propio discurso y formular nuevas preguntas al espectador.

En cualquier caso, y con la alargada sombra que planea sobre Ghost in the Shell: El alma de la máquina, será tarea del espectador decidir si se entrega a la propuesta de este remake o si, por contra, prefiere implosionar en la butaca con el festival de cambios que se introducen respecto a la obra original. De él depende que las últimas escenas de la película signifiquen el final de una cinta que nunca debió rodarse o el comienzo de una nueva franquicia.

LO MEJOR:

  • Visualmente es apabullante.
  • Scarlett Johansson se emplea a fondo para cumplir con la papeleta.
  • El ritmo de la película: consultaréis muy poquito (o nada) el reloj.

LO PEOR:

  • El arco narrativo no es perfecto, y su final/presentación puede parecer precipitado.
  • El cabreo, casi asegurado, que muchos aficionados acérrimos van a experimentar visionando la cinta.

Alfonso Caro

26 Comentarios

  1. Fui sin expectativas a verla, como muy fan de las adaptaciones animadas de GITS, y me he encontrado con un HOMENAJE en mayúsculas.
    Es un batiburrillo de muchas míticas escenas de las películas y series encajadas perfectamente en un argumento reinventado para que todo tipo de público encaje de primera mano (la obra original es muy densa).

    El ritmo me parece desacompasado por momentos y a veces pesada para después dar un acelerón repentino, pero salí muy satisfecha del cine, con ganas de darme un tiempo y volver a verla para analizarla mejor.

    La interpretación de ScarJo, correcta, y visualmente es más allá que sublime.

  2. Si te gusto el anime no te desencantará la película, aunque echarás cosas de menos. Pero Scarlett está genial. Recomendad

  3. Pues creo que, en líneas generales, es irregular. Comienzo prometedor, partes lentas y final frenético…
    Vamos, ¡que me ha encantado!

  4. El remake dirigido por Rupert Sanders es, de lejos, una de las mejores adaptaciones de un anime que jamás se hayan hecho, cuenta con un diseño de producción espectacular –os recomiendo que le echéis un vistazo al making of, una ambientación calcada a la original y una fotografía que consigue la ardua tarea de replicar algunas de las tomas más recordadas de la cinta del ’95. Todos los detalles están cuidados al más mínimo detalle.
    Las actuaciones estan muy bien destacando a una adapatable Scarlett Johansson (convence) y un curioso Takeshi Kitano dentro de sus respectivos papeles. El resto del reparto tiene sus momentos más que necesarios dentro de la cinta.
    Otro de los aciertos de Ghost in the Shell, es mantener el espíritu de la obra dentro de las
    libertades creativas y narrativas a la que se ve expuesta en presentarnos una visión nueva de la obra en otro medio del entretenimiento, sin violar las reglas de oro o cimientos que estructuran dicha creación.
    La pelicula deslumbra por su estética, fotografía y escenografía, ofreciendo un espectáculo visual sin precedentes cuya producción y mano por parte de los responsables, denota el amor por las peliculas originales de Oshii y su universo.
    Este remake juega más con las emociones de los perosnajes, con el concepto de familia y con la búsqueda de la identidad individual y menos con las ideas filosóficas sobre qué significa ser humano. La acción también está limitada, lo cual es algo bueno teniendo en cuenta la tendencia que tiene Hollywood de sobrecargar la pantalla con enemigos y fuegos de artificio.
    En definitiva, el remake de Ghost in the Shell nos entrega un producto lo suficientemente fiel como para ganarse el título que sostiene y cambia lo necesario para hacerlo accesible a una mayor audiencia.

  5. Como no esperaba que fuera un calco de la película de Mamoru Oshii, ni del comic de Masamune Shirow que lo precede todo y tampoco de las secuelas que tiene, Ghost in the Shell, el Alma de la Máquina me ha encantado. Por la interpretación de los actores prinpales (Scarlett Johansson, Pilou Asbaek, Takeshi Kitano, Juliette Binoche y Michael Wincott) y por la visualización de la modernidad en esa ciudad futurista. Quizá le pueda poner un pero a la banda sonora, pero claro, el listón estaba muy alto con la maravilla del compositor Kenji Kawai.

  6. El trailer de la película era espectacular, todos los avances en efectos especiales parecían concentrarse en cada escena como en Doctor Strange y la protagonizaba una de las actrices del momento. Pero para todos aquellos que conocíamos de antemano el manga, la percepción era otra: ¿habrían conseguido captar la esencia de la historia?. Temblabamos recordando el desastre de Dragon Ball Evolution y rezabamos para no tener que repetir esa experiencia ni en esta vida ni en ninguna otra.

    El resultado es el que ya muchos conoceís, pero para evitar hacer spoiler a nadie (después de todo la película está recién estrenada) no entraré en detalle. Nos encontramos con una película de acción bien ejecutada, y punto. El trasfondo que Masamune Shirow había conseguido plasmar en su obra se pierde pese a los intentos del director de hacer algún que otro guiño para contentar a los fans. Y es que parece que del mismo modo que hay personas que solo rescatan de Zipi y Zape su tendencia a hacer travesuras olvidándose por completo del contexto de autoritarismo del tebeo, (The) Ghost in the Shell recurre a la acción pura y dura recordándonos por momentos al Caso Bourne.

    Termina la película y los espectadores se dividen en dos grupos: los que desconocían la existencia del manga hasta hace bien poco, encantados por el elenco visual del que acababan de ser testigos, y los aficionados incondicionales que salimos con un extraño regusto en la boca.

  7. Con total sinceridad yo desconocía la obra del noveno arte en la que se basa la película, pero ya solo el hecho de que la estrella principal y del cartel fuera la intérprete ‘Scarlett Johansson’ me atraía mucho para visionar esta película sin ningún tipo de prejuicio ni de comparaciones. A veces me gusta mucho sorprenderme con lo que voy a ver en la gran pantalla. A la producción le persigue un buen ‘hype’ y campaña de marketing sólo los carteles que había visto colocados en los cines habían provocado en mi la sensación de que se trataba de un título futurista y de ciencia ficción muy interesante. Como bien se apunta en vuestra crítica la protagonista cumple estupendamente con su papel, y no es de extrañar porque en este tipo de género y registro ya es una auténtica experta. Para mi personalmente me pareció una obra cinematográfica muy entretenida que sí le incluyes la experiencia de verla con la técnica de la estereoscopia aún puedes disfrutar más de su incontestable espectacularidad visual.
    Por supuesto que este largometraje Cyberpunk lo recomendaría aunque tengo que decir que en la trama argumental sientes un poco de dejà vu con otros filmes Ci-Fi y en ese aspecto puede parecer que el relato no es muy original. Aún con esto, como bien decía antes, la producción cumple con la primera y para mí para más importante función en una cinta de acción: entretener.
    Gracias por el concurso y a ver si hay suerte y me siente en la piel de Motoko con esa súper Bomber que sorteais.
    Saludos!!!!

  8. Desde mi particular punto de vista, y con independencia de referencias anteriores al manga, Ghost In The Shell – El Alma De La Máquina, es sencillamente espectacular. Más que “sencilamente” es un derroche visual que se agradece en 3D bajo una atmósfera futurista cargado de acción y magníficas interpretaciones entre lo humano y la máquina, en ese limbo imaginario de dónde empieza la máquina y cuáles fueron sus instintos humanos. Me ha gustado mucho… es lo que es, espectacular.
    Lo único que hay demasiados referentes cibernéticos en los que el hombre juega a ser dios creando la vida artificial, y claro, no deja ese regusto en el que uno se cuestiona la “futurabilidad” (permitidme este palabrajo para jugar a describir un futuro incierto y posible) sobre si la inteligencia artificial tiene su tope en el ser humano y es éste precisamente quien le impide avanzar en su desarrollo.

    Blade Runner, Inteligencia Artificial, Yo Robot, Ex-Machina, Morgan… y tantos grandes títulos han dejado ese resquicio abierto tras abandonar la sala. Algo que se echa un poco más en falta en esta magnífica versión de Ghost In The Shell. Salu2 a to2 y que la disfrutéis con ganas.

  9. Yo no le he visto pero tengo ganas ya que me gustan los mangas, pero no soy un gran seguidor de Scarlett Johansson y por lo leido los muyyyyy seguidores no estar muy contentos por sus rasgos no orientales pero yo creo que dara la talla dentro de lo que cabe, ya veremos que salio

  10. Me ha gustado bastante, visualmente espectacular y me ha sorprendido que no sea tan igual a su original como podría parecer viendo los trailers, cogen las escenas mas emblemáticas e importantes pero la trama cambia bastante con respecto a la original, un poco fría en su planteamiento pero en general bastante buena. Creo que si el resultado en taquilla es bueno esta película puede ser el pistoletazo de salida para que veamos versiones en imagen real de los clásicos Manga al igual que esta haciendo Disney con sus clásicos animados, la próxima si esta va bien “Akira”.

  11. Me han parecido muy correctas las referencias de “Blade runner” “Robocop” o “Matriz” muy acertadas, se podría decir que las referencias originales del manga y posterior anime han tenido mucho que ver. Lástima que los muy fans vayan a salir enfadados, pero el plano visual lo compensará ampliamente.

  12. La película tiene muchos puntos fuertes, ya sea el reparto, el doblaje, los efectos especiales, las caracterizaciones o la ambientación pero tiene dos fallos que le quitan mucho valor a la película. Esto es que en algunas escenas hay falta de claridad y habiendo un poco más se disfrutaría más también para el caso el uso del 3D agrava este problema. En lo referente a la historia le falta algo, un final más emocionante o excitante pero en general está bien.

  13. La película tiene un buen reparto, y me parece interesante que hallan elegido como personajes principales a personas occidentales ya que está ambientada en Japón. En este caso que la protagonista sea occidental tiene sentido, y en esto es fiel al manga, que a pesar de no haberlo leído se que todos los mangakas crean personajes occidentales y casi nunca orientales (hablando del aspecto facial). Los personajes que se dan a conocer en la película se las da una historia y valores, lo que les da realismo. También está muy bien el echo de generar un falso villano e interesante la anatomía de la protagonista que recuerda a la película que protagoniza Will Smith “Yo robot”. Conclusión: Se puede ver pero esperaba más.

  14. Siempre he tenido mucho respeto a las historias que se atreven a meter en un mismo saco argumental la ciencia ficción y los grandes interrogantes de la humanidad: el sentido de la vida, quienes somos, adonde vamos y toda esa parafernalia que tarde o temprano atribula a cualquier mortal. Ghost in the Shell es una de esas historias que lleva haciéndolo en manga y anime más de veinte años. Llevar a la realidad historias que durante años han sido solo concebidas en cómic y/o animación siempre será una bomba de relojería, corriendo el riesgo de convertirse en un producto que acabe muy mal parado. Los errores pueden ser muchos, pero los más habituales suelen ser dos: bien usar el mismo lenguaje del manga o el anime en una historia de carne y hueso o, aún peor, intentar reinterpretarlo perdiéndose por el camino la esencia de la historia original (Un beso para la adaptación de Dragon Ball Evolution, allá donde esté). En el caso de Ghost in the shell la armonía entre fidelidad y adaptación se encuentra en un equilibrio casi perfecto. Aunque tiene algún que otro patinazo, la historia original es tan sólida que no la deja descarrilar más de la cuenta, pero si permitirle algunas licencias del cine americano, como una docena de decorados futuristas o una buena dosis de tiros.

  15. No tenía mucha fe en el proyecto desde el principio, y aunque no soy una gran fan de la original (sí la he visto, pero no me debió marcar mucho en su momento) decidí ir a verla. Debido a las circunstancias que rodean el visionado, podríamos decir que fui al cine de forma “tabula rassa”.

    La película no me ha gustado nada: me ha parecido larga y excesiva, con escenas metidas con calzador para justificar el 3D. Los diálogos (apenas existentes) me han parecido vacíos y forzados. El desarrollo de la película es muy muy (extremadamente) irregular haciendo pesado por momentos. Demasiadas escenas de acción, notándose que la intención no es hacer una buena adaptación sino un blockbuster de consumo rápido y fácil.

    Creo que lo más destacado, sin duda, es la ambientación y el diseño de la ciudad, en general muy similar a la película original y alguna que otra interpretación: Scarlett correcta, pero el que más me ha gustado es Pilou Asbæk, que recuerda muchisimo al personaje original.

    En fin, que salí bastante cabreada del cine. Menos mal que era un preestreno y no tuve que pagar por ella porque sino…

  16. Bueh! Me gusta mucho cómic original, pero en vista de otros fracasos, en cuanto adaptaciones se refiere, está vez decidí plantearlo de otra manera. Ir sin ningún tipo de prejuicio, olvidando el hecho de que se supone que es una adaptación. Este es el resultado:

    – Como adaptación es EL HORROR!! Lo siento, pero tenía que decirlo…

    – Si te lo tomas como una película aislada de todo el contenido original… Bueno, una cinta de acción más o menos entretenida. Con un aspecto visual absolutamente impecable. Quizá existe cierto exceso en determinados tramos o escenas, que hace que la película se haga un poco larga en determinados momentos. El guión, o el planteamiento del mismo, es algo irregular lo que hace que la película sufra altibajos (esto está estrechamente relacionado con lo anterior mencionado).
    Las actuaciones son correctas, solventes. Y eso que Johansson no es santo de mi devoción. Y luego me preocupa que quiera ordeñar la vaca sacando 5 o 6 películas más porque el final es claramente abierto.

    En definitiva, una película con un planteamiento interesante, que se diluye conforme van pasando los minutos, quedándose en un entretenimiento correcto, una película de palomitas, un “guilty pleasure” si lo preferís. Para entrar en el cine y desconectar un par de horas… No busquéis más que eso, porque no lo vais a encontrar.

  17. Me entro un ataque de risa cuando vi escrito “Motoko Kusanagi” en romaji cuando mantienen los kanjis para los carteles de la ciudad… Los pequeños detalles rompen toda la magia XDD

  18. Me entro un ataque de risa cuando vi escrito Motoko Kusanagi en romaji cuando mantienen los kanjis para los carteles publicitarios y demás estetica de la película…

  19. Empezamos pues:

    Debo decir que desde que anunciaron la película (hace ya un tiempo) he sido bastante escéptico al respecto. No esperaba grandes cosas de esta película teniendo en cuenta que el manga me gusto mucho (y las adaptaciones generalmente no suelen estar a la altura) y que la actriz elegida para encabezar el proyecto fue Scarlett.

    Con el paso del tiempo reconozco que me fui emocionando y empezaron a afectarme las expectativas hasta el punto de esperar con verdadera emoción el día del preestreno. Y llego el día y decepción no hace justicia al sentimiento que me embargo durante y después de la película.

    Siento no coincidir con vosotros señores de Palomitron, pero la película me pareció lamentable por numerosas razones:

    – En primer lugar la elección de una actriz no asiática para desempeñar el rol de la Mayor. ¿En serio no había ninguna opción Japonesa? ¿No hay buenos actores asiáticos? Ah no! Claro, que se trata de vender lo máximo posible. Ahí tienes el primer indicio de “Whitewashing”.

    – En segundo lugar, para ambientarse (aunque en ningún momento lo dicen en la película, porque si no hubiese sido un descaro) en Neotokyo no parece que exista ni un solo habitante/persona con rasgos asiáticos. Exceptuando, claro, los de la Yakuza, que además, son personajes estúpidos y obviables.

    – Prosigamos con la duración de la película, que supera en media hora el manga original. Ahi tienes 30 minutos de relleno (sino más) en los que han metido escenas de acción innecesarias, por el simple hecho de poder difundirla en 3D

    – La película no me convenció a ningún nivel. Las escenas de acción me resultaron excesivas, y las escenas de “dialogo” me aburrieron soberanamente, ya que, entre otras cosas, se ha despojado a la adaptación de prácticamente todo el contenido filosófico que caracterizaba al manga.

    – Los inventos, siempre los inventos. Han inventado parte de la trama (la historia de la Mayor) lo que además no aporta absolutamente nada de riqueza psicológica o argumental a la película.

    – La adaptación del villano es penosa, ciertamente.

    En fin, que para mi, seguidor de la original, podría salvarse un poco la recreación de la ciudad, algunos planos (calcados de la original; tirando de nostalgia para convencer a los escepticos), la caracterización de ciertos personajes, y en cierto modo la interpretación de Scarlett Johansson.

    Definitivamente una película que, si acaso, merece la pena ver en el cine por el sonido y los efectos especiales… Poco más.

    Otra mayúscula decepción y no mejor adaptación… Como siempre

  20. La verdad que a mi me ha parecido bastante rara, en cuanto a estética está genial pero la trama no me ha terminado de convencer.

  21. Seré sincero y aún no he podido verla. Tengo curiosidad por ver que tal han dejado el anime los yankis. Los tráilers no pintaban nada mal pero después veremos que tal.

    Comento por lo menos por si puedo participar en el concurso, pq la bomber merece la pena intentarlo.

  22. Perfecta. Acción a raudales, comercial para todos los públicos pero conservando la esencia de la historia original. Un batiburrillo de sensaciones pero en general muy buen sabor de boca.

Dejar una respuesta