Compartir

coven

 

Mucha controversia ha desatado esta tercera temporada de AMERICAN HORROR STORY. Sobretodo por las comparaciones con ASYLUM, que han sido muchas. El problema con esta serie es que cuando se acaba una temporada tienes que dejarla marchar y comenzar de cero. Es una serie completamente distinta y así tienes que verla y disfrutarla.

El episodio Seven Wonders es el broche final de una temporada con sus más y sus menos.  Un ligero bajón con respecto al penúltimo episodio: Go To Hell que es absolutamente brillante. Recordemos que en el tenemos a una Misty (LYLY RABE) volviendo de la tumba y dando una paliza a Madison (EMMA ROBERTS). Digno también el momento en que Cordelia (SARAH PAULSON), tras tener una visión en que todo el aquelarre ha muerto va a ver a ver al Hombre del Hacha (DANNY HUSTON) hablándole de cómo su madre Fiona (JESSICA LANGE) le va a abandonar. Todos estos hechos se desencadenan tras la muerte de Fiona a manos del Hombre del Hacha y nos deja la mejor escena de todas, cuando las chicas del aquelarre unidas le apuñalan diciendo ‘Nadie se mete con este aquelarre’. Un momento sublime. Por lo que, ahora sin suprema, el aquelarre se queda sin rumbo y es aquí donde entra en juego Seven Wonders,  broche final de la temporada.

A lo largo del episodio todas las chicas se someten a las pruebas para demostrar quien es la siguiente suprema. Esa es la premisa del capítulo y en un principio es lo que veremos. El final de la temporada se resume en eso, el alzamiento de una nueva suprema. Si cabe destacar algo o alguien mejor dicho es a Cordelia. Pasa de ser una bruja bastante… mosquita muerta a alzarse sin problemas. Madison que finalmente desaparece como el mal bicho que era y ese final en el que se acaba con todo rastro del horrible pasado cargado de errores, quemando a Myrtle Snow (FRANCES CONROY) en la pira. El mejor momento, sin duda, es el auténtico final de Fiona atrapada en su propio infierno (que no estaba muerta, todo había sido una treta para descubrir quién sería la siguiente suprema y así poder acabar con ella).

 

Imgen 1
Las “women in black” realizando las Siete Maravillas

 

 En definitiva podríamos decir que AMERICAN HORROR STORY:COVEN  no ha tenido un final apoteósico que se esperaba pero que toda la temporada se dirigía hacia lo que hemos visto y que el camino ha sido muy satisfactorio. Ha sido una historia interesante llena de grandes momentos y ante todo lleno de grandes actrices que han hecho de esta temporada una delicia. Porque admitámoslo, lo mejor de COVEN son las actrices que nos han acompañado y que han estado brillantes.

Comenzando con JESSICA LANGE que ha demostrado con creces desde la primera temporada de AHS que ella es la estrella. Cada escena donde aparece la absorbe, transformándose en su alma y dándole una fuerza única e increíble. SARAH PAULSON que tras ASYLUM me había enamorado, vuelve a hacer un papel maravilloso como hija de JESSICA LANGE, sus escenas son maravillosas y hacen un dúo impresionante. La maravillosa FRANCES CONROY brilla en el papel de Myrtle Snow, una bruja peculiar y extraña que hace que sus dotes interpretativas su luzcan. La mojigata y después poseída monja de Asylum, LILY RABE, asumiendo el rol de una bruja hippy en esta temporada, creando un personaje encantado pero con fuerza, que protagoniza alguna de las mejores escenas, mi preferida es sin duda alguna la paliza a Madison. La historia entre los personajes de KATHY BATES y ANGELA BASSET es otro gran punto de la serie y ambas realizan unas interpretaciones enormes. En cuanto al joven elenco de la serie es más que correcto, tenemos a TAISSA FARMIGA y JAMIE BREWER que repiten en la serie. Además de las incorporaciones de EMMA ROBERTS y GABOUREY SIDIBE. Todas ellas se hacen con sus personajes en unas interpretaciones excelentes para su corta edad.

 

Imagen 3
I´am the supreme, bitches.

 

En el apartado técnico una fotografía excepcional. Escenarios maravillosos y una banda sonora perfecta que ayudan a crear ese aura único que tiene cada episodio de AMERICAN HORROR STORY que ha conseguido enganchar a tanta gente.

 

Lu Fernández

1 Comentario

Dejar una respuesta