Compartir

Ha costado nada más y nada menos que cinco años, pero por fin ha llegado el momento: La catedral del mar, la serie más ambiciosa que Atresmedia ha llevado a cabo hasta la fecha, se ha presentado a los medios de manera oficial en el FesTVal de Vitoria y, como imaginábamos (y sobre todo, como queríamos imaginar), ha aprobado con nota.

La producción de Diagonal TV (Carlos, Rey Emperador, Sin identidad) que adapta el best seller de Ildefonso Falcones (y de un modo muy fiel, según señalaba su creador Jordi Frades) llegará a nuestras pantallas para traer a la ficción española un soplo de aire fresco que supone el primer acercamiento de nuestra televisión en abierto a las ficciones estadounidenses: lejos de las duraciones a las que las series patrias nos tienen acostumbrados, cada uno de los ocho episodios que conforman La catedral del mar durará entre 50 y 52 minutos, lo cual ha derivado (junto a la creación de una ambientación lo más realista posible) en que el coste por capítulo sea mayor, y de ahí lo ambicioso de esta producción rodada en ciudades como Barcelona o Toledo.

Uno de los factores que propició que los capítulos acortaran su minutaje fue, tal y como contaba la directora de ficción de Atresmedia, Sonia Martínez, que La catedral del mar se concibió en principio para ser una coproducción que contara también con equipo técnico y artístico de fuera de nuestro país. Pero por suerte, rectificaron a tiempo: hay demasiado talento en nuestro país como para que nos haga falta salir fuera a buscarlo, y caras de su reparto, como las de Daniel Grao, Michelle Jenner, Ginés García Millán, Pablo Derqui, Aitor Luna o Andrea Duro, así lo demuestran. Además, siendo francos, que el prime time de nuestra televisión se acorte, aunque sea un mínimo, no nos va a venir nada mal.

Si bien todavía no tiene fecha de estreno definida, hace unos días se dio a conocer el primer tráiler, en el que podemos hacernos una idea del despliegue de medios del que va a hacer gala La catedral del mar. ¡Os lo dejamos en este enlace!

Silvia Martínez

No hay comentarios

Dejar una respuesta