Compartir

SWISS ARMY MAN - El Palomitron

Eso de ser diferente y aportar algo nuevo siempre destaca en el cine y, si es en el cine fantástico y de terror, se valora aún más. Swiss Army Man fue proyectada en el 49. ª Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña (Sitges) el pasado mes de octubre y se convirtió automáticamente en uno de nuestros filmes favoritos de toda la edición (y del público en general). Y es que otra cosa no, pero la gente durante la proyección se quedó anonadada, entró en un bucle de carcajadas y de aplausos e incluso soltó alguna lagrimilla en el Auditori, por lo que, como era de esperar, se llevó dos de los premios grandes: a Mejor película y a Mejor interpretación masculina. Mira que hemos visto películas bizarras, pero nos atreveríamos a decir que ninguna como esta. Daniel Scheinert y Daniel Kwan (The Pound Hole, Interesting Ball), conocidos como los Daniels, han sido los genios encargados de crear este surrealismo hecho película que se llevó también el premio a Mejor dirección en el Festival de Sundance.

Swiss Army Man cuenta la historia de Hank, un joven que se encuentra solo y abandonado en una isla desierta y que, pasado el tiempo, se encuentra con un compañero de viaje: un cadáver. Una extraña pareja que vivirá una bonita amistad.Daniel Radcliffe - El PalomitronTemas como lo absurdo de las cosas, la amistad, el aprendizaje, la soledad, la muerte, el amor, el reírse de las banalidades y descubrir que dentro de ellas puede haber sensibilidad es lo que hay en la trama de este filme. Temáticas relevantes que quieren, a través de este filme, restarle importancia o tomárselo con humor a través de los chistes, los pedos y las risas de los personajes protagonistas que muestran, al fin y al cabo, lo que es la vida.

Nada de esto podría haber sido posible sin la grandeza del joven actor que cada día nos deja más maravillados y asombrados: Daniel Radcliffe (Horns). Este joven ya ha dejado claro que podía quitarse de encima las gafas y la varita mágica desde La mujer de negro, y ahora hace de muerto, con silencios, con erecciones incontroladas y expulsando gases malolientes. Y esto no lo sabe hacer todo el mundo delante de una cámara. Una apuesta muy arriesgada con la que ha superado con creces. ¡Un Oscar se te queda corto, Daniel!

Swiss Army Man - El PalomitronPaul Dano es el compañero viviente que acompaña a Radcliffe en este reto interpretativo y que se introduce en el papel haciéndonos enternecer en cada escena y consiguiendo que creamos que la amistad real existe, aspecto con el que en la vida real muchas veces se discrepa. Gracias a esta relación con un cuerpo en plena descomposición vuelve a tener ganas de vivir y seguir descubriendo las cosas de la vida, del mundo.

Una pena nuevamente (no nos cansamos de repetirlo) que solamente haya cinco salas españolas en las que se estrene este largometraje, producido por Blackbird Films y Cold Iron Pictures y distribuido en nuestro país por Walt Disney Pictures: Golem de Madrid (por esto fue eliminada de la parrilla de la XIV Muestra Syfy), Yelmo Icaria de Barcelona, Yelmo de Valencia, Multicines de Bilbao y Nervión de Sevilla. Un estreno sin promoción e inesperado que no merece este trato ni lo más mínimo.

Swiss Army Man - Crítica El PalomitronOtro de sus puntos fuertes es su banda sonora, creada por el cantante y guitarrista Andy Hull y el otro guitarrista Robert McDowell, ambos integrantes del grupo Manchester Orchestra, con unas canciones compuestas con un rasgo distintivo: sonidos creados por la voz y el cuerpo de los actores en plena acción (movimientos, gemidos, gritos, palmadas…). De entre todos los temas el que destaca es el de Montage, que podemos escuchar en más de una escena del largometraje.

Escenas desternillantes como las del teléfono móvil, el hombre objeto o las conversaciones entre ambos es lo que suma para hacer de esta cinta una película muy especial en mayúsculas. El carpe diem, el recordar una vida, el aprovechamiento al máximo de las experiencias y de las personas son algunos de los mensajes que lleva insertos este filme. En definitiva, las ganas de vivir: Hay siete mil millones de personas en el planeta y quizás tengas la suerte de encontrar a aquella con la que quieres pasar el resto de tu vida.

LO MEJOR:

  • Película perfecta para el público sitgeriano.
  • Un filme que no tiene sentido del ridículo.
  • Su buena dirección e idea muy original y bizarra.
  • La maravillosa interpretación de Daniel Radcliffe.
  • Su trasfondo: el amor, la amistad, la vida.
  • Los chistes de pedos.

LO PEOR:

  • El trato por parte de las distribuidoras que se le ha dado a la ganadora de Sitges 2016.
  • El desconocimiento de la cinta.
  • El público sin humor no la aceptará.

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta