Compartir

 

SILENT RETREAT. Festival Nocturna 2014. cine y Festivales en EL Palomitrón

 

SILENT RETREAT no ha estado a la altura de las expectativas generadas en el FESTIVAL NOCTURNA 2014. Dirigida por TRICIA LEE, nos cuenta la historia de Janey (CHELSEA JENISH), una adolescente que llega a una institución para chicas con problemas que se encuentra aislada en medio de un bosque para rehabilitarse. Allí, el director del centro y sus dos hijos son la ley. Las normas parecen claras: no hablar, no mirar a los ojos, no malos comportamientos… Pronto descubre que estas normas no son lo único que necesitan sus cuidadores para la rehabilitación y que ocurren cosas extrañas con las otras chicas del centro.

Probablemente SILENT REATREAT sea una de las mayores decepciones del festival. Aunque la premisa de la que parte es buena (un centro en el que se anula la voluntad de jóvenes problemáticas mediante el silencio y la introspección pero cuyo director esconde un oscuro secreto con el que transforma a las chicas y la moldea a su voluntad) el problema viene cuando intentan introducir aspectos paranormales, y para ello usan una especie de criatura de los bosques a medio camino entre Gollum y un sapo. Lo que podía haber quedado como un thriller psicológico se convierte en una mala monster movie con una protagonista sin carisma y escenas lacrimógenas inefectivas mezcladas con  un guión absurdo.

Termina convirtiéndose en una comedia, una parodia sobre el cine de género llena de tópicos. Las protagonistas recaen una y otra vez en los típicos errores de película de los 80 y la parte más interesante resulta ser la obsesión del director del centro y sus hijos por conseguir chicas perfectas para el matrimonio, lo que convierte a la cinta en una crítica a ciertos comportamientos machistas. Parece que el guión quiere abarcar tanto que termina por resultar incongruente y carente de lógica o sentido. Ni siquiera la aparición del monstruo logra salvar la película, por mucha sangre que haya cada vez que entra en escena.

 

CONCLUSIONES

Nos encontramos ante la cinta más prescindible del festival si lo que se busca es fantástico o terror. En cambio será una opción genial si lo que quieres es echarte unas risas con tus amigos descubriendo todas las disparatadas anécdotas que guarda un filme que parece estar hecho para la madrugada de la parrilla televisiva. No dejéis de apreciar las magistrales escenas evitando enfocar al monstruo (supongo que por el bajo presupuesto) y el punto débil del mismo, el homenaje velado a “Parque Jurásico” y las declaraciones “feministas” de las protagonistas. Estamos ante una de las comedias del Nocturna.

 

 

Ester Cuenca Lumbreras

No hay comentarios

Dejar una respuesta