Compartir

wailing-palomitron

Cine asiático y de terror forman la pareja perfecta, ¡y esto en Sitges es la bomba! Así fue como el surcoreano Na Hong-Jin ganó el Premio Orient Express-Casa Asia a la Mejor película en 2008 con The Chase y en 2011 al Mejor director en la Sección Oficial Fantàstic con The Yellow Sea. En esta 49.ª edición, el director no podía faltar con una nueva obra para presentar en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña: El extraño (The Wailing), con el que se ha llevado el premio Focus Àsia después de haber pasado por otros festivales como el de Cannes.

El filme policíaco cuenta la historia de un pueblo en el que de repente sucede un crimen y un inspector de policía tiene que investigar lo que allí ha sucedido. Hay un claro sospechoso: un hombre extranjero, solitario y con comportamientos extraños que practica la magia negra. Un thriller en toda regla que, a pesar de sus 157 minutos de duración, te adentra en su historia sin dejarte pestañear. Aunque en momentos puntuales (más al principio de la película) sí que es verdad que te entran ganas de mirar el reloj, enseguida te das cuenta de que sus ojos inyectados en sangre son los que te intimidan, aterrorizan y entretienen.

Jong-Goo, interpretado por un correcto Do Won Kwak (The Magician), es el encargado de investigar todos los crímenes sucedidos en el pueblo de Goksung. Es el típico policía torpe que no sabe lo que pasa a su alrededor y que poco a poco va espabilando, hasta quedar inmerso en los asesinatos que acontecen y viéndose envuelto por motivos familiares. Jun Kunimura (Ataque a los titanes), por su parte, es el que interpreta al sospechoso de la cinta.wailing-palomitronEl extraño cuenta con un guion largo pero meticuloso, que no deja nada al azar y que tiene gran fortaleza en el paso que hace de thriller a terror (demonios, exorcismos, chamanes…) gracias a sus recursos y a la fantástica, profunda y oscura fotografía de Hong Kyung-pyo (Rompenieves), aspecto técnico que hizo que se llevara uno de los galardones del Festival de Sitges de este año. A lo largo de la cinta destaca en todo momento el nerviosismo y la angustia de sus últimas escenas, además de incluir momentos trágicos y cómicos llenos de violencia y acción, ingredientes con los que todo fan del género (y del propio Festival de Sitges) disfruta como lo hace un niño con una piruleta.wailing-palomitronCon las claras influencias de Park Chan-wook (The Handmaiden) y Bong Joon-Ho (Snowpiercer) y con menos gore que en sus anteriores cintas, Hong Jin resuelve de forma correcta el filme, aunque a veces sí que puede irse algo por las ramas. A pesar de esto, lo que sí queda claro es que la intriga y el misterio están muy bien aguantados gracias a sus giros de guion hasta el final. Y es que fue una de las películas más aplaudidas de este año en el festival, lo que demuestra, una vez más, que los asiáticos son los verdaderos maestros del terror.

LO MEJOR:

  • Sus actores.
  • El planteamiento de su guion.
  • La evolución de suspense a terror.

 LO PEOR:

  • Se echa en falta más gore.
  • Duración larga.
  • La primera parte del filme es algo confusa con respecto a la segunda.

María Páez

No hay comentarios