Compartir

handmaiden-palomitron

Uno de los mejores cineastas coreanos. Ese es Park Chan-Wook, el genio de los giros, un director de los más alabados por el público, que no pudo merecerse menos en la reciente 49.ª edición del Festival de Sitges con su último trabajo, La doncella, o lo que es lo mismo, The Handmaiden. Esta cinta fue uno de los mejores filmes, de los más comentados y, por tanto, premiado como se merece: Un logradísimo Gran Premio del Público es lo que se llevó este largometraje. Y es que, como todos saben, el público es sabio, el público manda.

La doncella se sitúa en el año 1930 en Corea, en plena colonización japonesa. Sooke es una joven que es contratada como doncella por una mujer rica japonesa llamada Hideko, que vive recluida bajo las órdenes de su tío tirano. Sooke irá a servir a Hideko con el primordial objetivo de estafar a esta y quedarse con toda su herencia con la ayuda de un malvado hombre que se hace pasar por conde.doncella-palomitron

El cine de Park Chan-Wook es un cine que trata sobre la venganza, como podemos ver en Oldboy (ganadora del Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes 2004), en la trilogía formada por Sympathy for Lady Vengeance, Sympathy for Mr. Vengeance y Stoker y, ahora una vez más, en La doncella. El dinero, la avaricia, el robo, la violencia y el amor son las señas características de este filme que marca las diferencias de lenguaje y las costumbres entre la civilización coreana y la japonesa. Chan-Wook en esta película abandona su pequeño Hitchcock interior para adentrarse en una dura historia dramática con bases muy sustentadas en el amor, que no abandonan el toque gore. La mezcla de géneros ha hecho que el coreano haya creado su propio estilo.

Destaca la genialidad en su guion, escrito por su mismo director junto con Jung Seo-Kyung e inspirado en la novela de Sarah Waters (The Night Watch) llamada Fingersmith (Falsa identidad). La adaptación a la gran pantalla tiene algunos cambios, puesto que la novela se desarrolla en 1862 en el Londres victoriano y el filme de Park se sitúa en Corea a finales del siglo XIX. Además, en la película tienen más protagonismo los hombres que en el libro.ladoncella-palomitronEsta cinta te va descubriendo la narración en tres partes y desde las dos perspectivas de las dos mujeres protagonistas. Un método que va posicionando a los cuatro personajes principales, que pega un par de giros por sorpresa y que descuadra al espectador, provocándole estar pegado frente a la pantalla durante las tres horas del filme. A pesar de que suena a metraje largo, el espectador no mirará su reloj ni una sola vez, ya que si de algo carece esta obra es de pesadez. Esta película no podría ser igual de grande si no fuera por su reparto, compuesto por Ha Jung Woo (Bereullin), que hace de Fujiwara, el estafador disfrazado de conde galán, al que no le saldrá su plan tan fácilmente como él pensaba. Otro de los actores que aparecen es Jo Jin Woong (Signal), que interpreta al malvado tío Kouzuki y que tiene como “prisionera” a Hideko en su propia casa a rajatabla (el director quiere mostrar la maldad con estos dos hombres). Entre los papeles más relevantes de la cinta que enseña el director con amor, cariño y deseo está el papel de Kim Min-Hee (Ahora sí, antes no), la inocente y joven Hideko que, a pesar de vivir rodeada de riquezas, lo que necesita, ante todo, es cariño, atención y compañía. Un cariño que le dará su compañera Tae-Ri Kim, que encarna a la doncella Sooke, menos inocente y más intensa de lo que parece. Las mujeres en este filme tienen un valor superior con respecto a los hombres y nos darán más de una escena que recordar.doncella-palomitronUnas interpretaciones excelentes que se unen al vestuario de Chon Sang-Kyung (maravillosos trajes y peinados), a la bella fotografía de Chung Chung-Hoon y a la banda sonora de Cho Young-Wuk. Todos estos elementos, además de ir enseñando el hilo argumental del filme, muestran la modernización a la que Corea se iba adaptando tras la colonización de los japoneses en la República de Corea y el odio que anida entre ellos en sus diferencias sociales, como por ejemplo en la inferioridad de los coreanos frente a los japoneses en el idioma. Ambas lenguas son diferenciadas en la película.doncella-palomitronAlgunas escenas fuertes e intensas de sexo lésbico aparecen expuestas de forma elegante y se muestran a medida que va avanzando el filme de forma sutil, sensual y excitante. Quieren hacer ver al público la naturalidad de una escena de cama, es más, una escena de cama entre mujeres queriendo aplicar la doctrina ética del hedonismo. La doncella es como un caramelito que se saborea durante los 145 minutos de cinta, pero un caramelito de los que no quieres que terminen y degustas con deseo, porque esto es definitivamente lo que consigue un genio. Gracias, Chan-Wook, por traernos un cine de cinco estrellas.

LO MEJOR:

  • La dirección de Park Chan-Wook.
  • La diferencia entre culturas.
  • El guion, inesperado.
  • Los personajes femeninos.

LO PEOR:

  • Rechazar o ignorar este tipo de cine.
  • No descubrir al genio de Park Chan-Wook.

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta