Compartir

fi

 

Tras el final de la primera parte de la segunda temporada (que finalmente tendra otros diez capítulos) de FAKING IT podemos afirmar que es una serie diferente y divertida, pero que también quiere ganarse nuestro corazoncito.

Lo que no sabe es que ya se lo teníamos entregado en bandeja. La primera temporada tuvo sólo 8 episodios y ya nos había ganado, dejándonos con un cliffhanger de infarto que sabíamos que iba a traer cola, y así ha sido. Pero tranquilos que la entrada es spoilers free (bueno, a no ser que decir que Karma se ha cortado el pelo o que Shane se liará con un tío os hace tiraros de los pelos, en ese caso mejor retiramos el aviso).

faking-it_conShane

 

Esta segunda temporada ha sido más coral y, pese a que la historia principal sigue siendo el drama Karmy, hemos podido disfrutar de muchos momentos de los demás personajes, que son todos tan grandes que enriquecen muchísimo la serie. La serie nos ha enganchado semana a semana hasta la finale en la que culminaron todas las historias con una magnífica trama central de una sociedad dentro del Hester High School que dejó momentos hilarantes. Qué pena que no exploren más este rollo de los tópicos del revés en el instituto (donde ser diferente es lo popular) porque tiene mucho potencial. Imaginaos a un miembro nerd de la banda de música seguido por una cheerleader que le lleva la tuba y los deberes… ¡esos gags valdrían oro!

Porque la magia de FAKING IT reside en sus personajes, y cada uno con sus rarezas y el estereotipo de turno nos han dado muchas alegrías. Y es que a estas alturas una chorricomedia en la que no tienes impulsos violentos de querer matar a algún que otro personaje es un caso digno de Iker Jiménez. Y de agradecer, también. Repasamos por qué queremos tanto a los personajes:

 


Lauren  (BAILEY DE YOUNG) . Porque tiene la mejor personalidad psicótica del mundo.

 

fkaing-it-finale-lauren

 

La pequeña gran Lauren y sus comentarios siempre acertados son lo mejor de la serie, y eso es así. Sus frases cortantes, su egocentrismo y su completa frustración por lo atípica que es la gente que la rodea nos encanta (te entendemos Lauren, están todos como cabras). Aunque ver que tiene sentimientos también nos emociona sobremanera…


Shane  (MICHAEL J. WILLETT). Porque cada frase que sale de su boca nos da la vida.

 

tumblr_n72wiorfbd1rb2jspo1_500

 

Gran amante del morbo y los cotilleos, con sus comentarios mordaces y verdades como puños hace que cada vez que esté en pantalla suba el pan y nosotros aplaudamos.


Amy  (RITA VOLK).  Porque es tan adorable que quieres darle un abrazo fuerte.

 

anigif_enhanced-buzz-20756-1410134266-6
Si habéis visto el capítulo sabéis que esta cara lo dice todísimo

 

Amy es más bonica que to’ las cosas. Es la mejor amiga del mundo, sabe escuchar, siempre atenta, siempre quiere ayudar… Que se enamorara de su mejor amiga es tener mala suerte a rabiar. Sus caras de apabullamiento cuando está confusa o ha hecho algo mal son geniales. Todos somos Amy y todos sufrimos con ella.


Karma  (KATIE STEVENS). Porque en realidad es un cachico pan.

mgid-uma-image-mtv

Sí, la foto está elegida para herir sensibilidades. Y es que Karma is not a bitch gente, ¡es una incomprendida! Es verdad que a veces la caga un poco y está muy self-involved en su vida, pero también se desvive por Amy y siempre lo intenta, y lo intenta, y lo intenta con todo. Que el marrón de que tu mejor amiga te quiera y tú no puedas corresponderle tampoco es pequeño, ¿eh? Y de la nueva putada que le han hecho, para qué hablar. Porque hay que tener muucha voluntad para al menos intentar perdonar algo así (y digo intentar porque explotará fijo). Hay que intentar comprender por qué hace lo que hace, porque de verdad que en realidad es muy coherente, pensadlo.


Liam  (GREGG SULKIN). Porque no es tan plano como parece.

 

LiamArt
Umm… Esto es un higo chumbo demasiado maduro

 

Cuando empezó la serie el muchacho parecía tener escrito en la frente “me vas a odiar”, pero sorprendentemente no ha sido el caso. El señor Liam ha conseguido que su trama no resulte del todo random e insufrible, y se ha hecho un personaje aceptable y al que casi no queremos matar. Tiene principios y se ciñe a ellos, y cuando no lo podemos ver dando martillazos u otras de las locuras que le da por hacer en esa sala que le han regalado en el instituto para que se desahogue y nosotros nos lo pasamos muy bien analizando su “arte” cual críticos expertos.


 

Además del grupo protagonista, la comedia tiene un abanico de personajes que no tienen desperdicio: los padres hippies de Karma (me enamoraron cuando vi que su hermano se llamaba Zen), la madre control freak al-borde-de-un-ataque-de-nervios de Amy, la directora del instituto que vive en el mundo de la piruleta…

En definitiva, para nosotros la serie es uno de los mejores estrenos de 2014 y su visionado está más que recomendado. Y para vosotros, ¿cuál es el mejor personaje?

 

Isabel S. Samaniego

No hay comentarios

Dejar una respuesta