Compartir

Sitges

 

Un jueves de festival de Sitges que marcaba expectativas con cintas en las que ver temática donde skinheads, sangre, mucha sangre, y un niño medio diabólico nos generó ganas pero que no nos dejó del todo conformes. Todas cintas en competición en la sección Oficial Fantàstic Competición del festival. Un ‘hype’ generado que se desinfló al final del día, ya que cabría decir que fue mucho ruido y pocas nueces. JEREMY SAULNIER (GREEN ROOM), QAUSHIQ MUKHERJEE (LUDO), CRAIG WILLIAM MACNEILL (THE BOY) no quisieron perderse su gran estreno en España. Éstos, sus respectivos directores, presentaron en el Auditori antes de su proyección sus largometrajes. Unos más animados que otros, debido a la hora de proyección que finalizó alrededor de las cuatro y media de la madrugada, en la que solamente aguantaron los ‘valientes’.

 

Green Room
JEREMY SAULNIER, director de GREEN ROOM presentando su película en Sitges 2015

 

Un público que, ya cansado de todo el día, empezó a reírse por casi todo lo que aparecía en pantalla para no perder los ánimos. Entre todos, queremos destacar la intervención de MUKHERJEE. El director se subió con fuerza al escenario y no se podía explicar cómo podíamos estar dentro de sala con el ambientazo que había en las calles de Sitges (con dicho comentario predijo que su película no nos convencería). El director indio (antes de abandonar la sala para beber como literalmente dijo “sangre”) quiso recalcar que su película LUDO no es entendida por todo el público y advirtió que la sangre es su protagonista.

 

Ludo
El director QAUSHIQ MUKHERJEE presentando su última cinta en Sitges 2015, LUDO

 

 

GREEN ROOM

3/5

 

Y las películas van de colores para JEREMY SAULNIER. El estadounidense nos traía encandilados al admirar su trabajo en BLUE RUIN. Unas expectativas que al ver GREEN ROOM no quedaron igual, puesto que nos faltó algo. GREEN ROOM cuenta la historia de Yelchin, un cantante con una banda de punk rock. El grupo es llamado para dar un concierto en una sala cuyos espectadores son skinheads. El grupo mientras toca presencia un asesinato protagonizado por los skinheads. Una situación que los hará refugiarse en la sala verde de atrás para intentar escapar del lugar donde se han metido.

SAULNIER con una idea original en la que muestra alguno de sus deseos de juventud (la banda de punk) atrae nuevamente una violencia de bandas, en la que en vez de poner zombies lo sustituye por skinheads. Escenas violentas que dan dinámica y ritmo (aplausos en la sala cuando los punks mataban a a skinheads) pero que nos dejó con ganas de más y de aprovechar también al excepcional reparto en el que cabe destacar a PATRICK STEWART (X-MEN).

LO MEJOR:

  • Planteamiento interesante.
  • Buen reparto.

LO PEOR:

  • Esperar algo parecido a BLUE RUIN.
  • Quedarte a medias.

 

LUDO

1/5

Ludo

 

¿Alguna vez pensasteis que el juego de mesa del parchís sería peligroso? ¿Os habéis planteado que cuando una de vuestras fichas avanza y entra en la casilla del compañero, vamos, lo que se conoce por el “te he comido”, podría ser literal? El director indio QAUSHIQ MUKHERJEE (TASHER DESH) ha mostrado con su última película, LUDO, que esto puede ser posible. LUDO cuenta la historia de cuatro adolescentes que quieren pasar una noche de fiesta con poco dinero. Por ello, deciden colarse en un centro comercial en mitad de la noche. Una noche de fiesta que se les estropea cuando un matrimonio (con bastante mal rollo haciendo recordar a la niña del pozo de THE RING) anciano les pone en peligro.

Un guion surrealista con escenas que se pasan del gore rozando el mal gusto (destacamos el ‘beso con lengua’) en la que la absurdez es la protagonista. Una lástima no poder destacar aspectos positivos, exceptuando el ambiente de risas creado en el Auditori.

LO MEJOR:

  • Verla en Sitges.

LO PEOR:

  • Guion que desfasa de lo incoherente y absurdo.
  • Escena lengua.

 

THE BOY

3/5

The Boy

 

Terror y niños siempre es una mezcla que, a los que amamos este género, nos pinta muy pero que muy bien. THE BOY es un thriller psicológico que habla de la vida de John, hombre depresivo que lo único que tiene en la vida es un motel perdido en las montañas de Estados Unidos y su hijo de 9 años Ted.

El director CRAIG WILLIAM MACNEILL y guionista junto a CLAY MACLEOD CHAPMA presentan una historia perturbadora que comienza a hacerse con ella el espectador casi al final, puesto que la lentitud que introduce en el ambiente provoca cierto desinterés en el público. Un desinterés que comienza a cambiar cuando un grupo de amigos alquila todo el motel para ellos y montan una fiesta a lo grande. Escenas finales perturbadoras psicológicamente hablando bordadas por sus dos actores protagonistas: DAVID MORSE (GUERRA MUNDIAL Z), se mete a la perfección en el papel de padre duro que intenta hacerle ver a su hijo Ted cómo es realmente la vida. Ted es interpretado por JARED BREEZE (COOTIES), pequeño actor que lleva un gran peso generando la atmósfera tenebrosa del largometraje. El espectador lo agradecerá porque como dice la expresión “más vale tarde que nunca” y este es el crescendo que MACNEILL consigue.

LO MEJOR:

  • El crescendo en su guion.
  • El pequeño Ted y el ambiente que crea.

LO PEOR:

  • Que la acción comience casi al final del largometraje.
  • Ver a Ted más que con terror en momentos con ternura.
  • No querrás cruzarte a Ted en tu camino.

 

Un día no del todo pleno en Sitges pero que nos deja aún con más ganas de lo que veremos el viernes. La española grabada en tan solo un plano secuencia VICTORIA y el filme basado en hechos reales LIFE, donde poder descubrir una nueva faceta de ROBERT PATTINSON, interpretando al fotógrafo de la revista estadounidenses Life, Dennis Stock y su amistad con el actor James Dane (DANE DEHAAN).

Recuerden que en Sitges a pesar de lo que nos encontremos frente a la pantalla, si algo no nos falta son ganas (descubrir, reír, aterrorizarse, aplaudir), ya que es un ambiente de por sí, a la par que curioso, terrorífico en el que solamente aquellos que lo aman logran entender.

 

 

María Páez 

No hay comentarios