Compartir

 

Academy-Awards

 

Ya se ha dado a conocer la lista de nominados a la 88.ª edición de los Premios Oscar y, aunque todos nos alegramos por el sorprendente reconocimiento a una película de acción desprejuiciada y falta de pretensiones como es MAD MAX: FURY ROAD (básicamente son dos horas de persecuciones), también nos quejamos por las injusticias que todos los años se acometen porque nos indigna que los académicos no piensen como nosotros. Poco nos dura y pocos se acuerdan de quién ganó la estatuilla a mejor película hace tres años, pero los Oscar son una excusa perfecta para hablar y debatir sobre cine.

A continuación os presentamos una lista con películas de las últimas 11 ediciones que no lograron ni una mísera nominación a los premios más codiciados de la industria cinematográfica, pero que van a trascender de un modo u otro.

 

2015: EL AÑO MÁS VIOLENTO

 

a_most_violent_year-1

 

  • Mejor película: en uno de los años más académicos que recordamos (LA TEORÍA DEL TODO, THE IMITATION GAME, SELMA…) nos llegaba un drama criminal que habría arrasado en los 80 y que, a pesar de formar parte activa en la carrera de premios, se quedó fuera de los Oscar.
  • Mejor actor: OSCAR ISAAC lograba, por segundo año consecutivo (el año anterior fue con A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS), una de las mejores interpretaciones del año, y fue ignorado en favor de BRADLEY COOPER y su patriótica EL FRANCOTIRADOR.
  • Mejor actriz secundaria: sorprendentemente, JESSICA CHASTAIN se quedaba a las puertas de la nominación en un año bastante flojo en su categoría. Ni LAURA DERN (ALMA SALVAJE) ni MERYL STREEP (INTO THE WOODS) merecieron quitarle el puesto.
  • Mejor guion original: las luces y sombras de un matrimonio que está luchando por conseguir levantar su empresa en la América de los años 80 bien merecían un hueco en una de las categorías estrella; y es que alguna de sus competidoras (BOYHOOD, ejem) se lucían mucho menos en este apartado.

 

2014: STOKER

 

STK-7222.NEF

 

  • Mejor película: STOKER está lejos de ser el tipo de cine que gusta a los académicos, pero era una gran película, y mereció más la nominación que PHILOMENA, LA GRAN ESTAFA AMERICANA o incluso DALLAS BUYERS CLUB.
  • Mejor director: PARK CHAN-WOOK entraba en Hollywood sin perder una pizca de su personalidad y nadie lo valoró como debía. El excesivo DAVID O. RUSSELL (LA GRAN ESTAFA AMERICANA) se apropiaba de una nominación con olor asiático.
  • Mejor actriz: a MIA WASIKOWSKA no le costó nada abandonar su papel de ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS para convertirse en una pequeña psicópata y aterrarnos con su sola mirada. Fue un año muy competitivo en esta categoría, pero nadie habría tosido si ella fuese una de las nominadas.
  • Mejor fotografía: cada plano de STOKER es un cuadro filmado, y eso hay que agradecérselo no solo a CHAN-WOOK, sino también CHUNG-HOON CHUNG, el director de fotografía.

 

2013: CRUCE DE CAMINOS

 

cruce de caminos

 

  • Mejor película: este río de la (trágica) vida dirigido por DEREK CIANFRANCE fue una de las mejores películas de aquella carrera, pero nunca estuvo en la carrera. LINCOLN, LA VIDA DE PI o EL LADO BUENO DE LAS COSAS eran cintas inferiores que alcanzaron mucho más reconocimiento (y venían firmadas por gente con mayor prestigio).
  • Mejor actor secundario: tanto RYAN GOSLING como DANE DEHAAN hicieron más méritos por ser reconocidos que los ya oscarizados ALAN ARKIN en ARGO o ROBERT DE NIRO en EL LADO BUENO DE LAS COSAS.

 

2012: YOUNG ADULT

 

young-adult

 

  • Mejor película: TAN FUERTE, TAN CERCA, aquella cosa que rodó STEPHEN DALDRY, consiguió una nominación que otras doscientas películas de aquel año merecían más. Una de ellas es YOUNG ADULT, una cinta que todavía es infravalorada a diestro y siniestro y que nos parece una de las más destacables de esta década.
  • Mejor actriz: la competencia aquel año en esta categoría era enorme, pero, sin duda alguna, CHARLIZE THERON mereció formar parte de ella. Su actuación era impecable, su personaje odiosamente maravilloso, y su cara de resaca durante 90 minutos merecieron más. Y su “Tú estás bien aquí, Sandra” es ya un icono.
  • Mejor guion original: la gente reconoce a DIABLO CODY (un poco injustamente) por JUNO, y ahora medio Hollywood la odia. Aquí firmaba su mejor libreto, un dardo envenenado en el que ni los malos necesitan redimirse.

 

2011: SHUTTER ISLAND

 

shutter-island_gate

 

  • Mejor película: incomprensiblemente, no hubo campaña por SHUTTER ISLAND y se quedó fuera de la carrera. De las 10 nominadas de aquel año, la película de SCORSESE era mejor que (al menos) cinco de ellas.
  • Mejor director: el maestro MARTIN SCORSESE volvía en plena forma, pero nadie vendió su película, y los académicos no debieron verla. Si analizamos su realización y la comparamos con la de otros nominados (véase DAVID O. RUSSELL (THE FIGHTER), nos podemos echar a llorar.
  • Mejor actor: LEONARDO DICAPRIO estuvo superlativo, pero la Academia le escupió en la boca. Ni siquiera tuvo el consuelo de ser nominado por ORIGEN. Simplemente ignoraron su existencia, igual que dos años atrás, cuando la mejor interpretación que nos ha dado (en REVOLUTIONARY ROAD) era salvajemente olvidada.
  • Mejor montaje: el rompecabezas montado por la ya oscarizada THELMA SCHOONMAKER tampoco tuvo suerte en las nominaciones, y THE FIGHTER ocupó el lugar que le correspondía a este turbio thriller.

 

2010: LA CARRETERA

 

84c9b-the-road-4

 

  • Mejor película: en un año flojísimo, es imperdonable que PRECIOUS, UN TIPO SERIO o THE BLIND SIDE se colasen entre las candidatas a mejor película, dejando fuera a otras claramente superiores (como esta).
  • Mejor actor: de nada sirve convertirse en esqueleto andante si es para una película apocalíptica. Si LA CARRETERA fuese el drama intimista que pudo haber sido (la historia entre él y CHARLIZE THERON), a VIGGO MORTENSEN le habrían llovido los premios, pero ni eso. Aunque se dejó la piel interpretando a un hombre que solo quería que su hijo sobreviviese en ese averno en la Tierra, su trabajo no le sirvió para posicionarse entre los candidatos.
  • Mejor fotografía: es absolutamente imperdonable que la fotografía de JAVIER AGUIRRESAROBE no se llevase su merecidísimo galardón, pero es que ni siquiera fue nominada. Ese inframundo sucio, gris y asfixiante que compone es uno de los mejores que hemos visto ambientados en la calma tras la tormenta.

 

2009: LAS HERMANAS BOLENA

 

The Other Boleyn Girl

 

  • Mejor actriz: NATALIE PORTMAN interpretó a la mejor Ana Bolena que hemos visto (lo sentimos, NATALIE DORMER) y no recibió ni el más mínimo reconocimiento por su papel. Hasta SCARLETT JOHANSSON, que estaba denunciable, lograba una nominación en los vergonzosos Teen Choice. Tanto ANNE HATHAWAY (LA BODA DE RACHEL) como ANGELIA JOLIE (EL INTERCAMBIO) estaban mucho menos destacables en sus respectivas películas y recibieron nominación. LAS HERMANAS BOLENA pasó sin pena ni gloria por las taquillas, y la crítica no le hizo apenas caso: ahí murieron las opciones de PORTMAN.
  • Mejor secundaria: KRISTIN SCOTT THOMAS componía un personaje bastante poco aprovechado (era la madre preocupada por el futuro de sus hijas), pero tenía un par de escenas de lucimiento en la cinta. Perdonamos su no nominación porque la competencia era enorme.

 

2008: ZODIAC

 

zodiac

 

  • Mejor película: el thriller de DAVID FINCHER era mucho, muchísimo mejor que dos de las cinco nominadas (JUNO y MICHAEL CLAYTON).
  • Mejor director: a pesar de su sobria narración, FINCHER se quedó fuera en favor de JASON REITMAN (JUNO).
  • Mejor guion adaptado: el monumental guion de ZODIAC no daba respiro: una investigación a lo largo de varias décadas llenísima de momentazos.
  • Mejor montaje: no puede ser fácil montar 160 minutos de investigación sin aburrir al respetable espectador. ZODIAC son 160 minutos de tensión y dolor de corazón.

 

2007: LA FUENTE DE LA VIDA

 

fountain

 

  • Mejor película: si bien es cierto que LA FUENTE DE LA VIDA está en las antípodas del tipo de cine que a Hollywood le gusta premiar, ese año estuvo nominada THE QUEEN. ¡Por el amor de Dios!
  • Mejor director: ARONOFSKY siempre se arriesga con sus películas. LA FUENTE DE LA VIDA es su mayor rareza y un logro apabullante, pero nada. STEPHEN FREARS es un estupendo director, pero su nominación por THE QUEEN estuvo totalmente injustificada.
  • Mejor actor: HUGH JACKMAN se comía la pantalla en un papel extremadamente complicado para el que ni raparse al cero le sirvió (y ya sabemos lo que a los Oscar les gustan los cortes de pelo). No sabemos si es más insultante su no nominación o la nominación de WILL SMITH por EN BUSCA DE LA FELICIDAD.
  • Mejor banda sonora original: el problema de la Academia con CLINT MANSELL es inenarrable. Se trata de uno de los mejores compositores de la actualidad y jamás le han dado ningún tipo de reconocimiento. La BSO de LA FUENTE DE LA VIDA es una de las mejores que hemos oído jamás.
  • Mejor fotografía: la estética visual de la película de ARONOFSKY es tan envolvente y asfixiante que tampoco hay excusa para este olvido.

 

2006: HARD CANDY

 

hard-candy

 

  • Mejor película: TRUMAN CAPOTE fue un biopic que, sin la presencia de un titánico PHILIP SEYMOUR HOFFMAN, no habría logrado semejante reconocimiento. En su lugar, la ópera prima de DAVID SLADE debería haber corrido mejor suerte. Pero ningún académico en su sano juicio vería, ni mucho menos nominaría, una película como HARD CANDY.
  • Mejor actor: PATRICK WILSON ofrecía su mejor interpretación con el personaje más ambiguo de su carrera. Aquel año TERRENCE HOWARD recibía una excesiva nominación por HUSTLE & FLOW.
  • Mejor actriz: ELLEN PAGE contaba con el mejor personaje del año (una jovencísima justiciera fría y calculadora), y si la Academia se hubiese arriesgado con un personaje tan moralmente debatible, no solo debería haber estado entre las cinco candidatas, sino que debería haberse llevado la estatuilla (recordemos que la vencedora fue REESE WITHERSPOON por EN LA CUERDA FLOJA).

 

2005: KILL BILL

 

kill_bill_1_757

 

  • Mejor película: KILL BILL participó en las ediciones de los Oscar de 2004 y 2005. La ignoraron vilmente en ambas. En 2004 estaba la excusa de que se trataba de una película de acción de la era pre-MAD MAX. En 2005 no había excusa: RAY, DESCUBRIENDO NUNCA JAMÁS y ENTRE COPAS son indiscutiblemente inferiores. TARANTINO firmaba su película más icónica y no le reconocieron nada. ¿Habría cambiado la historia si los dos volúmenes se hubiesen presentado como uno solo?
  • Mejor actriz: UMA THURMAN se dejaba la piel y salía victoriosa en todos los campos. Ella era el alma de una película atemporal. Su ausencia en esta temporada de premios es el peor desplante que recordamos en Hollywood.
  • Mejor actor secundario: DAVID CARRADINE tenía unos 20 minutos finales imborrables, como su carismático personaje. ¿Alguien recuerda qué hacía el nominado ALAN ALDA en EL AVIADOR? No hay más preguntas, señoría.
  • Mejor guion original: TARANTINO escribía un guion que conjugaba todos los géneros cinematográficos y se marcaba un monólogo sobre Superman que algún día se estudiará en las escuelas.

Las nominaciones a los Oscar nunca contentarán a todo el mundo. Es imposible pretender que la Academia vea en todas las grandes películas una buena elección para que estas se lleven el premio más codiciado del cine. Pero también es incomprensible cómo nos llevamos cada año las manos a la cabeza cuando en la esperada lista de nominados de cada edición aparecen largometrajes que, ni de lejos, merecen tantos reconocimientos como pretenden hacernos creer. La Academia no es todo lo sabia que parece a primera vista y, en cuestión de galardones, los grandes olvidos muchas veces son más sonados que los propios vencedores.

 

 

José Cruz

No hay comentarios