Compartir

¿Por qué tenéis que verla?

La quinta entrega de la serie fue la más cara hasta el momento, pues costó 9,5 millones de dólares, que para la época era una suma verdaderamente elevada. Poco comparable, claro, con los 111 millones que acabaría recaudando para convertirse en Gran Bretaña en la película más taquillera de 1967.

Y al ver Solo se vive dos veces se entienden rápido los motivos que movieron en masa a los espectadores hacia las salas de cine, porque se trata de una de las películas más completas del agente británico. Tiene ingeniosos gadgets, uno de los villanos más memorables, secuencias en el espacio y la belleza natural de Japón. Todo ello mezclado de la mano del siempre seductor Sean Connery, que pese a estar ya algo agotado del papel, mantenía su buen hacer habitual.

 

En nuestra memoria colectiva

Nada más empezar, antes de pasar a los siempre míticos títulos de crédito bondnianos, una pequeña secuencia espacial nos muestra el que será el origen del conflicto de la película. Vemos una nave norteamericana comunicándose con la NASA, marcando los pasos para que uno de los astronautas salga del transporte. Y cuando al fin sale al espacio exterior, un objeto no identificado se acerca.

El astronauta es el único que consigue ver de qué se trata con claridad. Otra nave espacial se acerca, abriendo una compuerta como una boca a punto de tragarse la nave norteamericana. El pez grande se come al pequeño, versión espacial. Pero no solo eso; además de engullir la aeronave, corta el cable del astronauta que había salido, dejándole a su merced en el vasto espacio. Todo esto 46 años antes de Gravity.

El villano

Se le conocía en películas previas como el misterioso “Número 1” de la organización SPECTRE, pero hasta que no llegó Solo se vive dos veces no pudimos ponerle rostro. Incluso aquí, que ejerce de villano principal, se hace de rogar. Tardamos una hora en escuchar su voz, y durante gran parte del metraje solo vemos su mano acariciando un gato.

Esa forma de generar suspense acabaría haciendo que todos los espectadores tragaran saliva al ver al fin aquel rostro amenazante sin vergüenza por lucir cicatriz. Ernst Stavro Blofeld, mítico villano de Bond que en esta ocasión planeaba nada menos que provocar la Tercera Guerra Mundial. Y lejos de su objetivo, lo que acabó consiguiendo Blofeld fue convertirse en un icono de la cultura pop, siendo parodiado y homenajeado en multitud de ocasiones. Desde el Doctor Maligno en Austin Powers hasta el Doctor Claw de Inspector Gadget, multitud de villanos se han sentido inspirados por esa calva y esa imperiosa necesidad de acariciar a un gato blanco.

El gadget

No es demasiado propio de 007 alejarse de los coches caros a favor de vehículos más pequeños, pero en esta ocasión lo hizo para ofrecer una de las mejores escenas de acción aérea de la saga.

Utilizó la pequeña Nellie, el minihelicóptero desmontable que no deberías comprar a tu hijo por Navidad. Contiene misiles, lanzallamas, lanzahumos, ametralladoras y minas. Un sinfín de formas con las que vencer a los secuaces de SPECTRE mientras el viento te peina suavemente.

No hay Bond sin acción

Si bien la secuencia de batalla a lomos de Nellie resulta muy estimulante, la acción llega a sus cotas más altas en el tramo final de la película. En una palabra: ninjas.

Y es que la incursión de James Bond en el país del sol naciente no podía evitar incluir a hombres dando brincos embutidos en un traje negro. Metralletas disparando contra katanas, y todo esto en el interior de un volcán. Así se hace un buen clímax de acción.

Demasié pal Bondy

El título de la película surge a raíz de que esta fue la primera ocasión en la que el agente 007 fingió su propia muerte. Nos parece estupendo el falso intento de asesinato, pero el simulacro de funeral lo consideramos algo exagerado.

Bond, embutido cual momia, es lanzado al mar desde un submarino para que al instante unos submarinistas le rescaten y le vuelvan a meter dentro. Comprobamos entonces que el espía está vivo y posee una mascarilla de oxígeno. ¿Y todo esto para qué? ¿Por si alguien vigilaba ese submarino con intención de ver como tiraban el cadáver? Lo peor de todo es que minutos después de volver a bordo, James Bond ha de volver a salir. Y para que ningún nadador le descubra, lo hace siendo lanzado por el cañón de torpedos. Demasié.

007 Curiosidades

  1. Solo se vive dos veces fue la última novela de James Bond que Ian Fleming publicó. Pero, por primera vez en la saga, el libro y la película se parecían muy poco entre sí.
  2. Es la única película de Bond en la que el espía no se pone al volante de ni un solo coche.
  3. En un principio los enemigos de 007 no debían estar situados en el interior de un volcán, pero los japoneses no tienen castillos en la costa de su isla, así que tras varios días de búsqueda los productores decidieron situarlos en el volcán.
  4. El volcán, además, tenía un acceso tan complicado que obligó a que la mayoría del equipo de producción fuera transportado a pie y en caballos.
  5. Connery se indignó con un fotógrafo que intentó hacerle una foto en un baño de Japón, así que le dijo que contrataría a 14 guardias de seguridad. A la mañana siguiente, cuando Connery bajó del coche, todos los guardias empezaron a fotografiarlo.
  6. En un principio el actor que debía encarnar al malvado Blofeld iba a ser Jan Werich, pero tras cinco días de rodaje los productores no estaban contentos, así que lo sustituyeron por Donald Pleasence.
  7. La actriz Diane Cilento, esposa de Connery, dobló a cinco nadadoras en la película, ya que varias japonesas resultaron demasiado tímidas para nadar frente a la cámara.

DiscoBond: su tema principal

Compuesta por John Barry y la letrista Leslie Bricusse, la canción You Only Live Twice suena tan dulce como cabía esperar viniendo de la voz de Nancy Sinatra. La hija del maestro estaba muy nerviosa mientras grababa, y temerosa por sonar “como Minnie Mouse”, acabó obligando al productor a utilizar 25 tomas diferentes para mezclar la canción final.

Un gran trabajo que acabó valiendo la pena, ofreciendo una de las grandes canciones de la saga y añadiéndole un toque oriental que le sienta como anillo al dedo.

Ignasi Muñoz

 

ESPECIAL JAMES BOND EN EL PALOMITRÓN

¡CONSULTA TODAS NUESTRAS FICHAS!

Especial James Bond El Palomirón

TODO JAMES BOND EN MOVISTAR+

¡CONSULTA SU PROGRAMACIÓN!

Especial James Bond

No hay comentarios

Dejar una respuesta